Coche del día: Suzuki Grand Vitara (2006)

Coche del día: Suzuki Grand Vitara (2006)

La apuesta de Suzuki fue un gran acierto a largo plazo por su reducido precio


Tiempo de lectura: 3 min.

El Suzuki Grand Vitara se convirtió en uno de los coches más vendidos en el comienzo del siglo XXI, apostando por un diseño cuidado que le hacía ser uno de los más consolidados por parte del gran público. Era el fiel reflejo de su generación y se actualizó poco a poco hasta llegar al Suzuki Grand Vitara de 2006, un coche que no era convencional y que iba varios pasos por delante del resto.

El fabricante japonés consiguió que su modelo fuese uno de los más populares en el viejo continente, y lo hizo replanteándose su diseño original. Querían que este SUV fuese pensado para la ciudad, pero al mismo tiempo también para esos caminos más complicados. Y eso se notaba a simple vista desde fuera, era un coche robusto y sólido, pero eso no impedía que fuese uno de los más ágiles dentro de su segmento.

Con un motor de cuatro cilindros en línea de 1.870 cc lograba una potencia máxima de 129 CV a 3.750 rpm y un par motor de 300 Nm a 2.800 rpm. Esto hacía que tuviese una gran respuesta desde el primer instante y que pudieran disfrutar de una conducción placentera sin mayores sustos, lo que hacía que cualquier persona que se subiera a él estuviese tranquila sabiendo que iba a lo seguro y que iba a responder.

Uno de los SUV con mejores aptitudes fuera del asfalto

Suzuki Grand Vitara (2)

Bien es cierto que este modelo tenía un diseño propio de los todoterreno más clásicos, ya se veía algunos aspectos diferenciadores.  El primero de ellos no era otro que el hecho de que disponía de una gran superficie de carga de unos 1.386 litros (con asientos traseros abatidos) en la que no se tenía que hacer Tetris para colocar todo lo que tú querías. También ayudaba la suspensión y sus reglajes, los cuales hacían que circular por cualquier tipo de superficie fuese una auténtica delicia. Además, permitía un buen desempeño en carretera, sin perder capacidades fuera de ella.

Este pseudo todoterreno tenía un precio de acceso de 16.995 euros y competía directamente contra el Toyota RAV4 (entre otros), que era la apuesta segura por parte de gran parte de los usuarios, pero eso no evitaba que el Grand Vitara fuese uno de los favoritos para esos usuarios que tenían un presupuesto más limitado y fuesen puramente camperos y eso que su maletero tenía un amortiguador insuficiente que no aguantaba la puerta con facilidad.

El Suzuki Grand Vitara nació con la intención de desbancar al Toyota RAV4 donde éste era el más débil: el campo. Y eso se notaba. Los usuarios disfrutaban de una traccióna las cuatro ruedas y suspensiones independientes que lograron un buen compromiso para todo uso. Eso se veía en circulación, en el asfalto era “un SUV más”, en terrenos irregulares era casi un todoterreno, con gran estabilidad, una respuesta controlada pero un poco agresiva. Era ese vehículo campero que hacía que fuese el centro de atención desde el primer instante.

 

COMPARTE
Sobre mí

Alejandro Delgado

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Antonio jose schilling lucena
Invitado
Antonio jose schilling lucena

Creo es el mejor sub que se a fabricado en todos sus aspectos

Juan
Invitado
Juan

Yo también tengo una SZG 2.7 V6 4×4 2008 la verdad no la cambio por nada, un carro completo.

David
Invitado
David

Tengo uno 2003, y no lo cambio por nada. Es una herramienta muy sólida, y confiable.

Henry Oliver
Invitado
Henry Oliver

El mejor de su categoría, sobre todo con el motor 2.7 V6, tracción 4*4 y reductora. Muy sólido, buena estabilidad en carretera, de excelente velocidad (160-170 km/h) y con un motor súper confiable, yo tengo uno 2009 con 220.000 km y no molesta, solo cambio de aceite. No me arrepiento de haberlo comprado

Pedro Vega
Invitado
Pedro Vega

Si señor la Grand vitara SZ 2.7 6v 4×4 es la mejor de todas las versiones


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez