Menu

Coche del día: Saab 9-5

El longevo sueco

Coche del día: Saab 9-5

Probablemente una de las berlinas actuales que más tiempo ha sobrevivido en el mercado sin relevo generacional, el Saab 9-5, fue introducido en el mercado en el año 1997, estando a la venta durante 13 largos años sin modificaciones muy contundentes. Si contamos su nueva vida en China como BAIC C70G, aún podríamos sumarle unos años más.

Comercializado como relevo para el Saab 9000 -que también estuvo a la venta durante 13 años-, y que era un modelo que compartía chasis y otros elementos con el trío italiano Alfa Romeo 164, Lancia Thema y Fiat Croma -y muchos elementos estéticos con estos dos últimos-.

Aunque sobrevivió en el mercado durante 13 años, sí que se llevaron a cabo modificaciones técnicas y estéticas a lo largo de su comercialización de las que hablaremos a continuación, pero que no fueron lo suficientemente profundas como para considerarlo una nueva generación cuando las experimentaba.

Saab 9 5 Sportcombi Aero 1997

Saab 9-5 Sportcombi Aero (1997)

Se trataba de una berlina del segmento E con una longitud de 4.805 o 4.840 milímetros -berlina y familiar, respectivamente-; que creció levemente a lo largo de su vida comercial por las modificaciones estéticas a las que fue sometido.

Se comercializó en inicio con motorizaciones exclusivamente alimentadas por gasolina y posteriormente algunas también con bioetanol (Biopower), siendo todas turbo de inyección indirecta, y todas situadas en posición delantera-transversal, con tracción a las ruedas delanteras y caja de cambios manual o automática, siempre de cinco relaciones.

Como inicio de gama, estaba un 2 litros de cuatro cilindros con 150 CV, pasando por un 2.3 -también de cuatro cilindros-, con potencias de 170, 185, 220, 230, 250 y 260 CV -diferentes versiones y evoluciones a lo largo de su existencia; siendo los tres últimos exclusivos de los Aero, que era la versión más prestacional y que además contaba con un kit estético especial-; culminando por cilindrada en un 3.0 V6 de 200 CV asociado exclusivamente a una caja automática de cinco velocidades -que sería retirado de la venta en 2004-.

No estaría disponible una motorización de gasóleo hasta el año 2002, que llegaría de la mano de sendos propulsores del fabricante Isuzu. El primero de ellos un 2.2 de 125 CV -montado también en el Vectra y en el 9-3, entre otros-; y el segundo, un 3.0 V6 a 66º de 176 CV y 350 Nm de par; siendo menos frugal y prestacional que rivales como el Mercedes E 270 CDI o el Audi A6 2.5 TDI. En el desarrollo de estos motores colaboró el fabricante sueco; sobre todo en la parte de la gestión electrónica.

En el apartado de chasis, contaba con una suspensión delantera de tipo McPherson y trasera de paralelogramo deformable y un equipo de frenos formado por discos ventilados tanto en el eje delantero como en el trasero.

Su estética heredaba los patrones de su hermano pequeño el 900, aunque modernizado, y sirviendo de inspiración para la actualización del 900 al 9-3 en el año 1998. En su perfil se apreciaba una silueta y forma de las ventanillas muy inspirada en el 900 sedán de primera generación, además de un interior muy envolvente y de clara inspiración aeronáutica.

Saab 9-5 Sedan Aero 2005

Saab 9-5 Aero (2005)

Este 9-5 fue junto al 900 del año 94, los dos últimos modelos de Saab, vamos a decir “medio genuinos”; porque ya desde 1989 General Motors tenía controlado el 50 % de la compañía. Su plataforma era la del Opel Vectra (B) -aunque muy modificada y reforzada-, siendo la misma que utilizaría posteriormente el Saturn L, que saldría en el año 2000 en EEUU.

El modelo, como hemos dicho, experimentó modificaciones a lo largo de toda su existencia: como la del año 2000, con leves retoques estéticos; la del 2002 con la inclusión de la gama diésel, además de la posibilidad de equipar ESP y una serie de mejoras en chasis y dirección, actualización en los pilotos traseros, faros delanteros y antinieblas.

En el año 2005 se vivió su última actualización -la más severa de todas e inspirada en el concept 9X-, en la que además se tocaron suspensiones y nuevamente se reforzó el chasis, además se hicieron modificaciones más profundas en el interior -cuadro de instrumentos, equipo multimedia, sistema de climatización, volante, etc.-, y se empezaron a montar motores diésel 1.9 con tecnología common rail -provenientes del Grupo Fiat-, para jubilar a los vetustos bloques de Isuzu.

Saab 9-5 Sportcombi 2005

Saab 9-5 Sportcombi (2005)

El 9-5 destacaba por ser una berlina cómoda y agradable; aunque más aburguesada que sus rivales germanos, pero muy en la línea de su compatriota el Volvo S80; además de por una buena calidad de materiales y solidez, puntos a los que siempre nos tenía acostumbrada Saab.

Como aspectos negativos: no era el más amplio de su segmento; todos sus motores -pero sobre todo los gasolina- eran algo gastones; aunque era destacable el tacto que tenían a “motor de la vieja escuela” con una buena patada del turbo. Otro punto negativo era su carácter subvirador, ocasionado principalmente por su reparto de pesos –con un 60 % en el tren delantero para los gasolina y un 62 % para los diésel.-

Ya en los últimos años que estuvo a la venta se apreciaba su veteranía con respecto a sus rivales en aspectos como una mayor rumorosidad, unas mayores vibraciones provenientes de pedales y cambio, o en ciertas lagunas de equipamiento.

En 2010 sería sustituido por el nuevo Saab 9-5 (YS3G), que montaba la plataforma del Opel Insignia de primera generación, además de sus motores; y una estética “neo-retro” que tenía reminiscencias desde los primitivos Saab 92 hasta el último 9-5, pero que, por desgracia, y ante el inminente fin de la marca de Trollhättan, solo estuvo a la venta durante un año. Curioso eques  su antecesor estuviera tantos años seguidos a la venta y el sustituto probablemente haya sido la berlina fabricada en serie vendida durante el periodo más breve de tiempo en la historia de la automoción. Una auténtica lástima.

COMPARTE
Sobre mí

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.