Hellephant, el motor que Mopar te vende para lo que se te ocurra

Hellephant, el motor que Mopar te vende para lo que se te ocurra

Un V8 con 1.014 CV de potencia y 1.288 Nm de par motor


Tiempo de lectura: 2 min.

Presentado en SEMA Show de 2018 de Las Vegas (Nevada) a través del restomod de 1968 bautizado como Dodge SuperCharger, el motor Hellephant es el motor más potente de la división Mopar de Fiat Chrysler Automobiles, y ya está disponible para ser comprado. Un ocho cilindros en uve capaz de rendir por encima del millar de caballos, no suena mal, ¿no?

Dejando de lado la comercialización per se, el motor Hellephant promete producir una gigantesca cifra de 1.014 CV y ​​1.288 Nm de par motor gracias a su gran desplazamiento (7,0 litros) y su compresor volumétrico de tamaño gigante. Sin embargo, un gran poder conlleva un gran costo, y el precio de 29.995 dólares (unos 26.750 euros) del bloque Hellephant casi coincide con el precio base de un Dodge Charger de acceso, o de un Clio R.S. en nuestro mercado.

Con esa tarifa se incluye el motor junto con los demás elementos necesarios, como la bomba de agua, el volante de inercia, el cárter de aceite, el compresor y el cableado del acelerador, los paquetes de bobinas y los inyectores de combustible. Con 2.025 euros más te agregan el kit del motor Hellephant que, según Mopar, “hace que sea un plug-and-play (algo así como “conectar y listo”) relativamente simple para experimentados”.

El motor Hellephant deriva del Hellcat, cuyos cilindros han visto su carrera aumentada en 10,47 cm y su diámetro en 10,16 cm

“La reacción cuando presentamos el motor Hellephant en el Sema Show fue sencillamente increíble y la inercia continuó tras el evento, con casi 1.000 personas manifestando su intención de comprarlo”. aseguró Steve Beahm, Responsable de Accesorios y Servicio (Mopar) y de Marcas de Turismos de FCA Norteamérica. Esto es lo que llaman en Estados Unidos un “crate engine”, es decir, un motor que te llega en un caja de madera prácticamente listo para montar en lo que se te ocurra.

Como predijo el Dodge Charger que lo contenía en su vano en el SEMA Show, el motor Hellephant está diseñado para adaptarse a los vehículos más antiguos. Específicamente “vehículos de calle y todoterrenos anteriores a 1976”. Sin embargo, estamos seguros de que algún emprendedor fanático de Mopar integrará el gran propulsor bajo el capó de algo más nuevo. ¿Os imagináis un compacto normal y corriente con este bloque para impulsarlo?

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.