Menu

Porsche republica los manuales de sus modelos clásicos

No pueden faltar en la guantera de ningún Porsche

Porsche republica los manuales de sus modelos clásicos

Al cabo de unos años es relativamente normal que los manuales de instrucciones, garantía y mantenimiento acaben volatilizándose de las guanteras, como dientes de león al alcance del viento. Esto es un problema relativo en un coche común incluso a la hora de venderlo, a veces los siguientes dueños no se los van a leer. Pero en modelos clásicos es diferente, y Porsche lo sabe.

Algunos de sus coches llevan tanto tiempo rodando que han sobrevivido a sus manuales, y conseguir otro puede ser una odisea de paciencia y de dinero. Afortunadamente, Porsche ha decidido digitalizar todos los manuales desde la época del 356 y ponerlos de nuevo a disposición de sus clientes en los centros Porsche de todo el mundo. El aspecto es el mismo que presentaron en su época.

En el catálogo de piezas de Porsche Classic -que tiene 52.000 elementos, ojito- se pueden adquirir algunas de estas piezas de literatura técnica. Vendrán bien no solo al dueño, también al mecánico de confianza, solo le molestará a los que especulan con los viejos manuales. Porsche no los tendrá precisamente baratos, pero todo clásico aumenta su valor si detalles tan «nimios» como este son cuidados.

Porsche 924 Carrera GT 1

Están disponibles los manuales del propietario, libros de garantía y registro de mantenimiento, descripción de tipos, dimensiones y tolerancias; todo lo necesario para poner a los coches y a su mecánica en estado óptimo de mantenimiento. Hasta se pueden pedir las carpetas para tenerlo todo bien guardado, pero que nadie se asuste con los precios, es Porsche. Algunos están disponibles exclusivamente en alemán.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.