Coche del día: Mercedes-Benz Bionic

Coche del día: Mercedes-Benz Bionic

Un prototipo basado en el pez tropical Ostracion cubicus


Tiempo de lectura: 5 min.

El Mercedes-Benz Bionic fue un vehículo conceptual creado por la firma de la estrella de tres puntas. Se mostró al mundo en el Daimler Chrysler Innovation Symposium (Simposio de Innovación de Daimler Chrysler) celebrado en Washington D. C. en junio de 2005.

Entre los objetivos a alcanzar, encontrábamos la investigación del potencial de la biónica (combinación de la biología con la tecnología) para el desarrollo de la automoción, probar la tecnología de motores diésel orientada al futuro con un control novedoso de emisiones conocida como SCR (Reducción Catalítica Selectiva), junto a la adición de AdBlue. Otro ejemplo de eficiencia en el desarrollo de automóviles lo encontramos con el Mercedes-Benz Vision EQUX aunque en este caso no interviene la faceta de la biónica.

Se tomó como modelo un simpático pececito de nombre científico Ostracion cubicus, pez “cofre amarillo” para los amigos. Este animal de agua salada tiene los arrecifes de coral como residencia habitual, y su comportamiento hidrodinámico es casi ideal a pesar de su cuerpo anguloso con forma de cubo. También es cierto que existen otras especies de peces con un coeficiente de arrastre más bajo todavía, pero este ser marino se defiende con bastante soltura en su hábitat, como pretendía ser el Bionic Concept.

Mercedes Benz Bionic Concept 2005 (4)

En palabras del por entonces Jefe de Investigación y desarrollo del Mercedes-Benz Bionic: “Nos sorprendió cuando este pez de aspecto torpe, de todas las cosas, se convirtió en nuestro modelo para diseñar un automóvil aerodinámico y de bajo consumo”

Para poder utilizar este elevado potencial de eficiencia Mercedes-Benz desarrolló una maqueta del modelo a escala 1:4, manteniendo la máxima fidelidad del pez “cofre amarillo”. Este modelo de arcilla mostraba un coeficiente de arrastre (Cx) sumamente bajo, con un valor de 0,095 en pruebas en el túnel del viento, que en el prototipo final se convirtió en 0,19. El fabricante alemán decidió modelar el Bionic aprovechando este Cx tan reducido y la rigidez del exoesqueleto del Ostracion cubicus para construir el conjunto de la carrocería y el chasis.

Este conjunto se desarrolló basándose en el método SKO (Soft Kill Option; Opción de Muerte Suave, literalmente), que es la forma biológica de encontrar una topología de estructura óptima. La fórmula SKO consistía en dimensionar la carrocería o los componentes del chasis mediante una simulación por ordenador de forma que el material se adelgazaba cada vez más, cortándose finalmente por completo en las zonas de baja carga, mientras que aquellas zonas que estarían sometidas a mayor tensión quedaban reforzadas.

Mercedes Benz Bionic Concept 2005 (2)

Aplicando este método SKO se conseguía reducir el peso de la carrocería en un 30 %, mientras que los elevados niveles de estabilidad, resistencia frente a choques y dinámica de conducción permanecían sin cambios, a pesar de su altura y mayor parecido a un monovolumen que a un compacto de tintes deportivos. En palabras más sencillas, un procedimiento de diseño completo para para crear componentes mecánicos de rendimiento insuperable según las reglas de la naturaleza, las más eficientes que existen.

Otros elementos de diseño del Mercedes-Benz Bionic son las llantas protegidas por unos tapacubos planos de material plástico, consiguiendo un Cx final de 0,19. A modo de ejemplo comparativo, el modelo de producción con el valor Cx más bajo hasta este momento era el GM EV1, con una marca de 0,195. Como resultado final, el Bionic era algo menos aerodinámico a causa de su mayor área frontal frente al EV1 (sustancialmente más pequeña, sobre todo en altura), sabiendo que la resistencia aerodinámica es el producto de área frontal por el coeficiente de arrastre.

Y pasando a hablar de sus formas, se puede decir que donde mejor mostraba el Bionic Concept su semejanza con el mencionado animal era en su vista de perfil. Pero a pesar de parecer un vehículo de generosas dimensiones, ciertamente, no era un vehículo tan grande. Sus dimensiones son las siguientes: 4.242 milímetros de largo, 1.816 milímetros de anchura, 1.595 milímetros de altura y una batalla de 2.565 milímetros. Esas cotas lo hacían 28 milímetros más corto, 49 milímetros más ancho y 8 milímetros más bajo el Clase B coetáneo. Su peso era de 1.100 kilogramos.

Mercedes Benz Bionic Concept 2005 (5)

El Mercedes-Benz Bionic entraba de lleno en el segmento de los compactos, con una carrocería de dos puertas y cuatro plazas, mostrando un interior de diseño minimalista y un techo panorámico que llegaba hasta la zaga, donde se interrumpía bruscamente de forma vertical. Los espejos retrovisores convencionales se sustituyeron por sendas cámaras situadas en la parte superior del pilar A. Asimismo, las manijas de las puertas estaban a ras de la chapa y se desplegaban al tacto mediante un motor eléctrico. Las luces delanteras estaban realizadas con fibras ópticas prismáticas que terminaban en lámparas LED de alto rendimiento, al igual que los pilotos traseros.

A nivel mecánico contaba con un motor turbodiésel de inyección directa common rail y cuatro cilindros, con 1,9 litros de desplazamiento que conseguía entregar una potencia total de 140 CV y 300 Nm de par; era el mismo bloque (OM640941) empleado el los modelos 200 CDI de la Clase A (W169) y Clase B (W245). Teóricamente, alcanzaba una velocidad máxima de 190 km/h, y llegar a las 60 mph (96 km/h) tomaba ocho segundos. La transmisión era automática con la denominación de Autotronic, una especie de variador continuo (CVT) con infinitas relaciones, que enviaba toda la energía del propulsor térmico a las redas delanteras.

Mercedes Benz Bionic Concept 2005 (1)

La mejor fuente de inspiración del hombre para crear obras de ingeniería es la propia naturaleza, líder en diseños óptimos encaminados a la máxima supervivencia y aprovechamiento del entorno

Su consumo medio era muy contenido, con un valor medio de 4,3 l/100 km –un 20 % menos de la media en el segmento en ciclo europeo homologado– , y lo que es más importante, una reducción de las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) en torno al 80 % gracias a la mencionada tecnología SCR. El Adblue contribuía claramente a ello, con el depósito situado en el hueco de la rueda de repuesto. También incluía una “trampa” de partículas emitidas por la combustión del gasóleo que no requería mantenimiento.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García