Mercedes-Benz presenta la nueva generación del Clase B

Mercedes-Benz presenta la nueva generación del Clase B

Tiene un diseño más deportivo y un mayor espacio interior


Tiempo de lectura: 4 min.

El Mercedes-Benz es un monovolumen compacto cuya primera generación llego en el año 2004 y ahora se presenta la tercera generación, que reemplaza a la que apareció en 2011. Es un monovolumen de tamaño discreto, que busca competir con el Volkswagen Golf Sportsvan y, sobre todo, con el BMW Serie 2 Active Tourer.

En el exterior podemos ver que la línea del techo tiene una caída mayor que en la anterior generación y comparte muchos rasgos estilísticos con su hermano, el Clase A. Tiene una longitud de 4,39 metros, una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,56 metros. El volumen del maletero cuando se usan las cinco plazas varía entre 455 y 705 litros, en función de la posición de la segunda fila de asientos, que tiene ajuste longitudinal y de inclinación de los respaldos.

La opción de poder desplazar la segunda fila de asientos no estará disponible hasta mediados de 2019 y la marca no ha proporcionado la capacidad del maletero sin contar con esta opción. Ha perdido algo de capacidad con respecto a la anterior generación debido a su línea más deportiva, pero aún así sigue siendo un maletero suficiente para el equipaje de cuatro personas.

Mercedes Clase B 5

Siguiendo por el interior, nos encontramos con el mismo cuadro de instrumentos que en el Clase A, compuesto por dos pantallas de gran tamaño que están orientadas hacia el conductor y ofrecen multitud de posibilidades, sin duda el Clase B se ha situado por delante de todos sus rivales en este aspecto.

Una novedad bastante interesante es la posibilidad de contar con la cinética del asiento ENERGIZING, este sistema varía la inclinación de la banqueta y el respaldo periódicamente en pequeños movimientos mientras estamos circulando, de manera el cuerpo recibe ligeros cambios de postura, algo que recomiendan los médicos.

Este sistema solo está disponible para los asientos delanteros y para montarlo debemos elegir que estos sean eléctricos y con función de memoria.

Mercedes Clase B 4

La gama de motores ha sido profundamente renovada y cumple con la normativa Euro 6d-temp actualmente, pero también se han preparado para la Euro 6d definitiva que entrará en vigor el 1 de enero del 2020, con medición de emisiones en carretera (RDE).

En la gama diésel existen tres opciones. Comienza con la B 180 d con 116 CV y continua con la B 200 d con 150 CV y la 220 d con 190 CV. En gasolina tenemos el B 180 con 136 CV y el B 200 con 163 CV. Todas las versiones van asociadas a una caja de cambios automática de doble embrague, que será de ocho velocidades en las versiones 200d y 220d y de siete en el resto. De momento no se espera ninguna versión con cambio manual, así que todo aquel que quiera un Clase B debe olvidarse del pedal del embrague.

La gama diésel recibe un nuevo sistema de tratamiento de los gases equipando un catalizador adicional SCR (reducción catalítica selectiva con inyección de urea) con catalizador de bloqueo de amoniaco (ASC), antes denominado “trampa NOx” o LNT.

A nivel de chasis se han hecho ligeras modificaciones para mantener la agilidad del modelo anterior -que ya era buena- y mejorar el nivel de comodidad. En el eje delantero la suspensión es de tipo McPherson unida a un brazo transversal de aluminio forjado, al que se sujetan manguetas de fundición de aluminio. En el eje posterior el tipo de suspensión varía en función de la versión.

Mercedes Clase B 1

Los modelos con el motor básico incorporan de serie un eje de brazos combinados -barra de torsión- mientras que en los motores más potentes y en las unidades con sistema de suspensión opcional se monta una suspensión multibrazo fabricado en su mayor parte en aluminio. El Golf Sportsvan recurre a la misma estrategia.

A nivel de conectividad y sistemas de asistencia ofrece el prácticamente los mismos elementos que su hermano, el Clase A. Destaca el sistema multimedia MBUX –Mercedes-Benz User Experience-, que se puede manejar mediante los mandos tradicionales en el túnel central, de forma táctil o mediante comandos de voz.

Los asistentes de ayuda a la conducción que puede equipar son los mismos que podemos encontrar en el Clase A, algunos ejemplos son el asistente de frenada activo, el detector de vehículos en el ángulo muerto, el control de crucero adaptativo o el asistente de cambio involuntario de carril, entre muchos otros.

Mercedes Clase B 3

En definitiva, el equipamiento es prácticamente el mismo que el del Clase A y su precio será ligeramente superior, aunque de momento la marca alemana no ha dado cifras oficiales.

COMPARTE
Sobre mí

Juan Manuel Moyano

Cordobés de 20 años, estudiante de ingeniería mecanica. Conducir es mi único vicio, lo mismo me voy con un Patrol por las trialeras que con un bmw a "curvear"; la cuestión es conducir. El coche de mis sueños es el BMW M3 E30.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.