Coche del día: Jaguar XJ220

Coche del día: Jaguar XJ220

El felino más rápido


Tiempo de lectura: 2 min.

Los años 90 fueron una época en la que los superdeportivos estaban de moda, y en cierta medida había un “pique” entre marcas, para ver quién producía el vehículo más rápido. Era la época del Bugatti EB110, Ferrari F40, Lamborghini Diablo, Cizeta-Moroder V16T o Porsche 959, y claro, los ingleses se apuntaron a la fiesta con esta belleza que tenéis en la foto: el Jaguar XJ220.

El proyecto del XJ220 que se inicia en 1984 era muy ambicioso, ya que la idea era construir el mejor superdeportivo del momento. Jim Randle fue el encargado de dibujarlo y darle unas proporciones impresionantes: con 4.930 mm de largo, 2.220 mm de ancho y 1.150 mm de alto, la estampa te deja sin aliento.

En los requisitos de diseño estaba presente la tracción total, la dirección a las 4 ruedas, la suspensión inteligente y un motor V12 de más de 500 CV.  Pero, casualidades del destino, Jaguar pasa por apuros económicos y Ford toma el control en 1988. ¿Qué ocurrió? Lo que siempre ocurre cuando una empresa compra a otra: recortes. Así que los de Ford no cancelaron el proyecto XJ220, pero eliminaron casi todos los requisitos iniciales, sustituyendo incluso el V12 inicial por un V6 biturbo de 3,6 litros que rendía 550 CV a 7.200 rpm y ofrecía un par de 645 Nm a 4.500 vueltas.

Con semejante motor y sus 1.470 kg de peso, conseguía alcanzar una velocidad máxima de 338 km/h, siendo el vehículo de producción más rápido del mundo, hasta que llegó su compatriota, el McLaren F1, que marcaría 386,7 km/h de punta y conseguiría un nuevo récord.

Se produjo entre 1992 y 1994, estimando en el proyecto una producción total de 350 unidades. La competencia del momento hizo que no se alcanzase esa cifra, llegando únicamente a las 281 fabricadas. Pero eso no importa: traer al mundo una sola unidad de este Jaguar XJ220 ya habría valido la pena.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.