Coche del día: ARH Cóndor

Coche del día: ARH Cóndor

Un vano intento de fabricar un coupé con posibilidades de triunfar


Tiempo de lectura: 6 min.

El inicio de la historia de nuestro protagonista, el ARH Cóndor, se remonta a 1969. Vamos a considerar a este artículo como un homenaje a todos aquellos locos emprendedores convencidos de que su sueño se podía hacer realidad, no importa cual sea su pasión, pues con lucha, sufrimiento y tesón se puede conseguir lo que desees.

La iniciativa partió del recién licenciado ingeniero Ricardo García Huerta, hermano del piloto Luis García. Partiendo de un SEAT 1430 descarrozado, le añadió una carrocería fabricada en plástico, previa creación de una maqueta en madera. Necesitaba suministro de motores, probando primero con SEAT, pero esta no accedió a ofrecérselos gratuitamente. Más suerte tuvo con Félix Almagro y Antonio Bienvenida (el torero), fundadores de la empresa ALBISA (ALmagro-BIenvenida-SA), concesionario oficial Simca-Chrysler. El proyecto parecía un buen reclamo comercial y un probable negocio si se llegaba a vender.

Los tres implicados se pusieron de acuerdo y fundaron la empresa ALBISA-HUGAR, que cambió de nombre por otra más sencilla, ALBISHUGAR. El primer prototipo fue tomando forma, y se utilizó la plataforma de un Simca 1000 Rallie cedida por los señores Almagro y Bienvenida, a la que se le añadió el motor de un Simca 1200 de origen francés debidamente modificado, subiendo la cilindrada hasta los 1.287 cm3, que entregaba una potencia de 85 CV. Este motor no iba muy fino, pues la carburación daba algunos problemillas. Iba situado en la parte trasera y llevaba tres radiadores, uno delante y dos detrás.

ARH Condor 2

Se tomó la plataforma del Simca 1000 Rallie y se le añadió el motor modificado de un Simca 1200 hasta los 1.287 cm3, entregando 90 CV de potencia para mover una masa de 745 kg, incluyendo una carrocería de fibra de vidrio reforzada con poliéster

ARH Condor 3

La carrocería de fibra de vidrio reforzada con poliéster se encargó a la empresa madrileña Plastiform, la cual iba atornillada al chasis e incluía algunos refuerzos para resistir mejor los golpes. Las lunas laterales y la trasera eran de plástico. Este primer prototipo pesaba 745 kg. No superó las primeras pruebas -realizadas en 1971 en la pista de pruebas que Chrysler España poseía en Villaverde (Madrid)- por problemas de calentamiento del motor a causa de la mala refrigeración de sus dos radiadores. Su destino fue la chatarra.

A este primer prototipo le sucedieron dos más, denominados también primera y segunda preserie. La primera de ellas mostraba evidentes mejoras respecto al primer prototipo, como una carrocería construida en una sola pieza de fibra de vidrio reforzada con poliéster, una gran luna delantera de forma curvada.

Unas rejillas de ventilación en la parte superior del capó, junto a la luna, facilitaban el enfriamiento del radiador delantero. Además, llevaba un alerón invertido en el vano delantero, delante de la rueda de repuesto, que dirigía el aire a dichas rejillas y ofrecía un empuje adicional de la parte delantera del coche.

ARH Condor 4AB

La mecánica se mejoró gracias a la presencia del radiador delantero con electroventilador y un filtro de aire de mayor tamaño consiguiendo un aumento de potencia de 5 CV, hasta alcanzar los 90 CV a un régimen de 6.500 RPM. En las preceptivas pruebas en el circuito de Chrysler demostró un comportamiento muy estable en línea recta y neutro en curvas, a pesar de llevar todo atrás.

Es cierto que estas pruebas se hicieron con un lastre de 500 kg de sacos de tierra bajo el capó delantero. Se presentó en sociedad en noviembre de 1971 en el circuito del Jarama, contando con la presencia de la prensa especializada del motor. Se eligió su nombre definitivo, ARH Cóndor (Albisa-Ricardo-Huerta). Posteriormente se matriculó y fue usado exclusivamente por José Ramón Almagro, sobrino de Félix Almagro, uno de los cofundadores de ALBISA, como hemos comentado anteriormente.

Se realizaron un prototipo y dos unidades de pre-serie, mejoradas sobre su antecesor. En total se fabricaron 10 unidades, incluida el prototipo

La segunda unidad de preserie se presentó en el Salón del Automóvil de Barcelona, en abril de 1972, con mejoras estéticas solamente; la parte mecánica no se tocó. Se sustituyeron los asientos por otros de cuero blanco con mayor y mejor mullido, y el salpicadero estaba formado por tres piezas cóncavas. Era de color azul en un principio, verde después, y se sustituyeron las llantas por otras más bonitas de diseño Targa.

ARH Condor 5AB

Se decidió pasar a fabricar una corta tirada de 10 unidades, incluyendo la segunda unidad de preserie, sobre una serie prevista de 50. Se equiparon con un salpicadero más sencillo, con el objetivo de abaratar costes. Su posición detrás del volante era cómoda, algo tumbada, con la palanca de cambios a mano. Su precio se estimaba en 280.000-300.000 pesetas, unos 30.000-33.000 euros de hoy.

Se modificó ligeramente la suspensión, con unos muelles más cortos y una ballesta delantera diferente, consiguiendo una estabilidad impresionante. Solo llevado al límite podíamos encontrarnos con un trompo. Unos frenos de disco delante y tambores detrás realizaban bien su trabajo, aunque con mayor potencia habrían ido algo justos. Su velocidad punta se estimaba en el rango de 170-180 km/h.

El diseño es muy similar al canadiense Manic GT, desvelado en el Salón de Montreal (Canadá) en abril de 1969, prácticamente a la vez que el desvelo del primer prototipo del ARH Cóndor en Barcelona, a finales de ese mes

También se quiso introducir en la competición, y se partió de una unidad de esta segunda preserie, basada igualmente en un Simca 1000 Rallie, con una carrocería todavía más liviana y un interior totalmente espartano. También contemplaba elementos específicos en la mecánica, como dos dobles carburadores Weber en posición vertical, una culata rebajada, un árbol de levas de mayor cruce y una caja de cambios con una relación más cerrada.

ARH Condor 6

Se contactó con pilotos tan renombrados como Zanini, Emilio de Villota o Miguel Ángel Righetto, recayendo sobre este último la responsabilidad de pilotarlo. Un desgraciado accidente en el Rally 500 km Nocturnos de Alicante provocó la finalización de su participación deportiva.

La falta de liquidez, sumada a las dificultades de homologación por parte de la Administración y la pérdida de interés por parte de Simca-Chrysler puso en jaque la consecución del proyecto. En un desesperado intento de salvarlo, José Ramón Almagro firmó un preacuerdo con una empresa israelí, pero sin llegar a cuajar. Con 3 millones de pesetas (330.000 euros en dinero actual) gastados tan solo se construyeron seis coches bajo la marca Simca y nueve carrocerías.

Hoy se conservan dos coches completos y una carrocería. La primera unidad pre-serie está en manos de la C.A.S.C. (Col.leccio d’automobils Salvador Claret), en Sils (Gerona). La segunda unidad de pre-serie pasó a ser propiedad de un coleccionista gallego, y la carrocería suelta pertenece a un aficionado de Guadalajara que la encontró en un desguace madrileño.

ARH Condor 7

Agradecemos a Josep Astudillo Puig la gentileza de facilitarnos las fotografías y compartir en su página web datos de la historia de uno de sus protagonistas, Ricardo Huertas, contados por él mismo.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
AutoHinojar
Invitado
AutoHinojar

La trasera me recuerda al Opel GT. Pero los faros delanteros dan la sensación de estar muy juntos. Una pena que un proyecto tan interesante como este no llegara muy lejos.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!