Menu

¿Os acordáis de Talbot?

La marca con la historia más rocambolesca de la Historia

¿Os acordáis de Talbot?

Poco antes de empezar el Salón de Ginebra se soltó la bomba: PSA se hace oficialmente con Opel y su filial inglesa Vauxhall. Es una de las noticias del año, y nos obliga a recordar un episodio de la historia de Peugeot, cuando se metió en líos con un fabricante americano...

El duro despegar del motor Diesel (II): de Eduardo Barreiros al turbodiésel

El motor diésel llega a los turismos, ¡y el turbo!

El duro despegar del motor Diesel (II): de Eduardo Barreiros al turbodiésel

Viene de la primera parte

La situación económica de las distintas empresas de Eduardo Barreiros no era la mejor, en parte por las constantes trabas gubernamentales, y el empresario gallego comenzó a valor la posibilidad de fabricar turismos en nuestro país, pero no para montar mecánicas tipo Diesel en ellos, sino para financiar en cierta medida la fabricación de estas mecánicas en vehículos industriales...

El duro despegar del motor Diesel (I): de Rudolf Diesel a Eduardo Barreiros

Hubo un tiempo en el que lo difícil era ver un coche diésel

El duro despegar del motor Diesel (I): de Rudolf Diesel a Eduardo Barreiros

A pesar de lo que pudiera hacer pensar el desmesurado aumento en las ventas de vehículos alimentados gasóleo que se produjo en gran parte de Europa a partir de la última década del siglo pasado, el motor diésel se había inventado ya en el año 1893 por el ingeniero alemán -nacido en París- Rudolf Christian Karl Diesel...

Simca 1000

El coche que enfadó a Fiat

Simca 1000

“Qué difícil es hacer el amor en un SIMCA 1000”, decía una popular canción. Pues la verdad es que no sé si es fácil o difícil, pero a mi edad ya no estoy para experimentos. Lo que sí es cierto que esta canción del grupo valenciano “Los Inhumanos” hizo que a finales de los ochenta no pocos españoles se interesasen por conocer cuál era el simpático vehículo sin asientos reclinables del que muchos jóvenes no habían ni siquiera oído hablar (algunos ni siquiera de la marca)...

Citroën LN y LNA

Un Peugeot con el motor del Citroën 2CV

Citroën LN y LNA

La idea que de Citroën necesitaba un coche pequeño comenzó a gestarse a finales de los años sesenta. Por aquel entonces la marca del doble chevrón contaba con dos modelos dotados de una gran carga emocional, el 2CV y el Dyane, pero que a nivel tecnológico se alejaban de productos mucho más modernos que ya habían sido lanzados, como el Autobianchi A112, o que estaban en una fase de desarrollo muy adelantada, como el Fiat 127...

Autobianchi A112, lujo en pequeño formato

El primer urbano “chic” ya pisó nuestras carreteras hace casi 50 años

Autobianchi A112, lujo en pequeño formato

En uno de mis últimos artículos publicados aquí os hice una pequeña retrospectiva del Innocenti Nuova Mini en la que cité un par de veces, como gran competidor de éste, al Autobianchi A112. Posteriormente me lamenté tanto de que estos coches tan bellos sean tan desconocidos por el gran público como del hecho de que en muchas ocasiones se confundan entre sí...

Innocenti Nuova Mini

Cómo hacerse fuerte en territorio hostil

Innocenti Nuova Mini

Es un secreto a voces que el Mini clásico, el de toda la vida, fue fabricado en un montón de países diferentes e incluso bajo otras marcas como fue el caso de los españoles Authi o de los italianos Innocenti. Aunque se trabajaba siempre bajo licencia y la mayor parte de las diferencias eran cuestiones de matiz, tanto los Authi como los Innocenti contaban con una mejor calidad de terminación respecto al modelo inglés...


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.