Featured Video Play Icon

Project E55 ASL: Cómo construir tu propio coche de carreras

Cuando el coche de serie se queda corto para competir, qué hay mejor que fabricarte tu propio biplaza


Tiempo de lectura: 3 min.

Qué duda cabe que YouTube está plagado de auténticas joyas en lo que a automovilismo se refiere. El otro día navegando, en mi tiempo de procrastinación, dí con el canal de un tal SK8215 en el que aparecía un vehículo de track-day que no reconocía. Y con razón, porque no es comercial. Se trata del prototipo que él mismo se está construyendo paso a paso, el E55 ASL.

Su nombre es Shehryar Khan y vive en Oakville, Canadá, aunque su seudónimo en YouTube es SK8215. Por lo que dice en su perfil de Facebook, trabaja en Honeywell Aerospace, así que podemos presuponer que se trata de un ingeniero. Ojeando sus vídeos y datos de sus redes sociales, vemos que realizó una placa que él mismo diseñó con un par de microcontroladores ATmega (el mismo que se usa en las placas Arduino), para controlar un brazo robótico. Así que de electrónica y programación sabe algo.

Es un amante de los coches, y parece que competía con un veterano Mercedes-Benz E55 AMG, la versión W210, al que le hizo algunas modificaciones aerodinámicas y de suspensión, para convertirla en push-rod. Por lo que parece no debía estar muy satisfecho, así que ni corto ni perezoso decidió iniciar un proyecto: tomar el motor y subchasis trasero con suspensión y diferencial, y diseñarse su propio coche de track-day. Esto supone diseñar la suspensión, el chasis y la carrocería, y fabricarlo después. Vamos, tipo Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como.

Algo de experiencia tiene, porque hace ya siete años que creó su primer prototipo, el SK-C2, con chasis tubular y motor de un Honda Civic

sk8215 E55 ASL

En el vídeo de hoy, podéis ver un resumen de todo lo que lleva hecho hasta el momento, aunque en su canal hay vídeos monográficos dedicados a cada paso de la construcción. En total hasta ahora hay 28 vídeos, así que si tenéis interés en profundizar algo más (algo que realmente os recomiendo), aquí os dejo el enlace a la lista de vídeos.

El Project E55 ASL (Actually Sporty Lightweight) tiene el motor V8 biturbo procedente del Mercedes-Benz E55 AMG, por lo que rinde 359 CV y 530 Nm de par. Está situado en posición central-delantera, mientras la potencia se envía a las ruedas traseras, aprovechando el subchasis trasero del Mercedes. De la parte de atrás ha mantenido la mangueta y discos, a la que ha añadido unos separadores (algo poco elegante), mientras que la suspensión delantera recibe mayores modificaciones. Ambas son de tipo push-rod. Para corregir el punto de pivote de la rueda trasera y el anti-squat, que estima en un 30 % (si esto os suena a chino, podéis leer este reportaje sobre la suspensión), ha rediseñado la suspensión trasera de cinco brazos, para adaptarla a su gusto.

No solo eso. Ha reconvertido la caja manual del Nissan 350Z de seis marchas en una semiautomática, controlando el embrague y posición de la palanca con tres cilindros neumáticos. El control lo realiza gracias a dos mandos detrás del volante, que envían las señales a la segunda ECU del vehículo (la placa electrónica que él mismo diseñó) y que programa en un entorno Arduino, por lo que se puede ver en el vídeo.

Según sus especificaciones, debería pesar en torno a los 900 kg y medir 4.600 mm de largo, 2.000 mm de ancho y 2.930 mm de batalla, con una altura muy reducida. Sin duda, un proyecto que a cualquiera de nosotros nos gustaría realizar, si tuviéramos el dinero, tiempo y conocimientos suficientes. Nuestra enhorabuena a Shehryar, al que envidiamos profundamente y deseamos que culmine su proyecto con éxito.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.