Menu

Coche del día: Alfa Romeo Arna

Probablemente, uno de los peores Alfa de la historia

Coche del día: Alfa Romeo Arna

El Giulietta del que os hablé la semana pasada es un modelo atractivo y longevo, todo lo contrario que este Alfa Romeo Arna lanzado en 1983, quizá uno de los peores y más feos Alfa de la historia. Fue fruto de una de esas extrañas colaboraciones acontecidas en los 80, como la del Saab Lancia 600 o la de Honda con Rover. Y es que el Arna no era más que un Nissan disfrazado hecho con retazos.

Las negociaciones entre Alfa Romeo y Nissan comenzaron en 1980. La firma italiana atravesaba una mala época económicamente hablando y quería lanzar un modelo pequeño y accesible que la salvara, viendo en el creciente segmento compacto donde ya comenzaban a despuntar el Golf (17) y Delta (831) una oportunidad aparentemente lucrativa.

Por su parte, Nissan pretendía adentrarse en el segmento compacto del Viejo Continente con garantías y a un precio razonable, pues los europeos por entonces eran bastante proteccionistas con los fabricantes domésticos y era necesario producir aquí para esquivar los aranceles y las cuotas de importación.

Alfa Romeo Arna SL interior

Alfa Romeo Arna SL

De este modo, aprovecharían la factoría italiana de Pratola Serra, así como la experiencia y fama de los motores de los italianos resultaban de lo más seductores. El proyecto causó expectación y cierta preocupación en marcas rivales porque la alianza lo tenía todo para triunfar: fiabilidad japonesa y cuore mediterráneo. Sin embargo, fue un fracaso estrepitoso.

Para empezar, su lanzamiento se retrasó un año debido a problemas en acoplar los reputados motores bóxer del Alfasud bajo la carrocería del Pulsar/Cherry (N12). De este se tomó la plataforma, la suspensión trasera y el interior, mientras que Alfa trabajaría en el tren delantero y acoplaría los motores.

En definitiva, el Arna (acrónimo de Alfa Romeo Nissan Autoveicoli) fue un refrito sin sentido que pudo apreciarse en su presentación en el Salón de Frankfurt en 1983, así que las marcas que antes se habían inquietado ante una fusión prometedora, respiraron aliviados al contemplar un modelo que nació sentenciado a muerte.

Alfa Romeo Arna SL esquema

La carrocería del Arna medía 4 metros de largo, 1,62 de ancho y tenía una batalla de 2,41 m. Estaba disponible en versiones de tres y cinco puertas y su diseño resultaba ser un paso atrás con respecto a otros Alfa Romeo, evidenciando además su origen japonés por la simpleza de sus líneas que no cuadraban con el espíritu de la marca del biscione.

Es más, poco después de su lanzamiento se presentó el Alfa 33 que eclipsó totalmente a su hermano pequeño. Porque los problemas de fiabilidad y corrosión de coches como el Alfasud no se solucionaron totalmente en el Arna, así que no atrajo ni a los seguidores de la marca japonesa ni a los fieles a Alfa Romeo. Lo que más destacaba del coche se encontraba bajo el capó: el motor bóxer heredado del Alfasud.

Inicialmente se ofreció un 1.2 de 63 caballos asociado a los niveles de acabado L y SL. En 1985 aparecerían un 1.3 de 86 cv y un 1.5 de 95 CV junto a la terminación Ti, de carácter deportivo, que añadía un discreto alerón negro sobre el cristal trasero. Ofrecían un gran rendimiento con ese toque rabioso de los bóxer, aunque sin la finura del comportamiento del Alfasud por la descompensación entre ambos ejes. Al menos contaba con frenos de disco delanteros y transmisiones de cinco velocidades.

Alfa Romeo Arna Ti trasera

Alfa Romeo Arna Ti

El Arna no se vendió en todos los mercados de Europa, ya que Nissan quiso también tener presencia con el Cherry Europe (mismo coche con el logo Nissan). Este fue el que vimos en España, mientras que, curiosamente, en Reino Unido convivieron ambos. En cualquier caso en ningún país llegó a triunfar. Se fabricaron un total de 53.000 unidades hasta 1987, momento en el que Fiat compró Alfa Romeo y el Arna cesó su producción.

A día de hoy quedan muy pocos Arna circulando por las calles. No ha sido un modelo merecedor de ser conservado por los seguidores de Alfa Romeo que ya lo detestaron desde el principio, como si se quisiera olvidar esa oscura etapa.

En Alemania hay una unidad de 1985 a la venta con el motor 1.2 que cuenta con poco más de 71.000 kilómetros. ¿Su precio? Nada menos que 9.500 euros. Como coche no los vale, pero al menos el futuro propietario tendrá uno de los Alfa Romeo más raros y difíciles de ver.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Alfa Romeo Arna con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

7
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Sje
Invitado
Sje

Lo peor de ambos países fiabilidad italiana desastrosa y diseño japonés soso lo tenía todo para fracasar desde el primer momento.

Kolmogorov
Invitado
Kolmogorov

Alguna vez he leído algo sobre este coche y se suele comentar que lo hicieron al revés, Nissan se tendría que haber encargado del motor y la técnica y Alfa Romeo del diseño. Seguramente así habría sido un coche mucho más bonito, fiable y exitoso.

Jhon Brozas
Invitado
Jhon Brozas

Como se suele decir para gustos colores, para mí es un coche que me gustaría poseer, por desgracia no hay muchas unidades y las pocas que hay están en el desguace, vale ya lo sé era malo muy malo y por eso acabaron en donde están, pero tiene su encanto, los ángulos las firmas cuadradas de sus ópticas, no se es un exponente de esos coches raros q no triunfaron pero que podía haber sido

Javier Costas
Editor

Tampoco me parece TAN horrible, eso sí, el tres puertas Ti, los demás son coches del montoncillo.

Antonio
Invitado
Antonio

Los Nissan Cherry Europa GTI, fueron coches atractivos para la juventud de la época como yo, en aquel entonces los temas de acabado y fiabilidad no eran tan importantes como ahora (pocos coches podían presumir de ello) y los motores Alfa-Romeo que sabíamos que montaban eran un buen reclamo, las versiones GTI en color negro eran chulas.

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Pues por lo raro que es me encantaría tener uno, un TI a ser posible claro, tampoco me parece un coche feo.

Javier Costas
Editor

Tenemos un puntito de «Diógenes del motor», me temo wink


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.