Menu

Estreno mundial en Ginebra del Volkswagen Touareg V8 TDI

Se convierte en el modelo más potente de la marca

Estreno mundial en Ginebra del Volkswagen Touareg V8 TDI

Volkswagen apostará por los SUV para el próximo Salón de Ginebra, pues aparte del T-Roc R desvelado hace unos días, contará con el estreno mundial del Touareg V8 TDI. Sí, vuelven los grandes motores diésel, no están acabados.

Lo hará sin medias tintas, declarando de primeras que se convertirá en el SUV con motor diésel más potente fabricado en Alemania, puesto que el Audi SQ7 de 435 CV se ensambla fuera del país germano. De esta manera se repite la historia de aquel primer Touareg V10 (313 CV) de hace 15 años. Por entonces los motores de gasóleo no estaban tan demonizados -más bien todo lo contrario-, pero el Grupo VAG debe de ser de los que piensa que a los TDI aún les queda mucha vida, y para muestra ahí estaba el Audi SQ5 de hace una semana.

El nuevo Volkswagen Touareg V8 TDI completará la gama del SUV de lujo de la marca que actualmente solo se comercializa con el V6 TDI, desdoblado en dos versiones con 231 y 286 CV, respectivamente. Ahora se parte de un bloque de ocho cilindros y 4 litros de cubicaje para entregar una potencia de nada menos que 421 CV y 900 Nm de par máximo. No se mencionan los consumos ni se habla de sistemas semihíbridos como en el citado SQ5, pero sí que cumplirá con la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. A nivel prestacional, el Touareg V8 declara una velocidad máxima de 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos.

Volkswagen Touareg V8 Ginebra 2

Se asociará al sistema de tracción total 4Motion con dirección activa a las cuatro ruedas y control activo de las estabilizadoras. Estará disponible con dos paquetes de diseño denominados Elegance o Atmosphere. El primero, que será de serie, está dominado por tonos metalizados y colores fríos, mientras que en el segundo destaca un interior cálido con acabados de madera y tonos naturales.

En cuanto al equipamiento, de momento solo se ha definido la gama para el mercado alemán, donde el V8 añadirá con respecto al V6 elementos como el portón eléctrico, suspensión neumática, llantas de 19 pulgadas, asientos confort, pedales de acero inoxidable o el paquete «Luz y Visión» que incluye espejos anti deslumbramiento o faros automáticos.

Al igual que sus hermanos de gama, el Touareg V8 TDI se podrá personalizar al gusto con elementos de seguridad o confort como los faros matriciales IQ.LIGHT o el Innovision Cockpit con pantalla de alta resolución y 15 pulgadas, así como con las ayudas a la conducción del Night Vision o el asistente para atascos.

El nuevo buque insignia de la marca llegará al mercado a finales de mayo, por lo que aún tendremos que esperar unas semanas para conocer sus precios. Como referencia, los actuales Touareg V6 se mueven en un rango que abarca desde 64.715 hasta 81.125 euros del R-Line más potente.

COMPARTE
Sobre mí

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.