El Volkswagen ID. Space Vizzion se muestra en el Salón del Automóvil de Los Ángeles

El Volkswagen ID. Space Vizzion se muestra en el Salón del Automóvil de Los Ángeles

La última apuesta de Wolfsburgo por las carrocerías familiares


Tiempo de lectura: 3 min.

Con el arranque del Salón del Automóvil de Los Ángeles, Volkswagen ha mostrado en vivo y en directo su última apuesta por las carrocerías familiares. El séptimo prototipo completamente eléctrico de la casa de Wolfsburgo, el Volkswagen ID. Space Vizzion, anticipa una futura versión de producción para Europa y Norteamérica, y lo podríamos considerar como la versión más práctica y viajera del recién presentado ID.3.

En términos de apariencia, el prototipo ID. Space Vizzion es una especie de familiar que Volkswagen dice combinar el “diseño aerodinámico de un gran turismo con la amplitud y versatilidad de un SUV”. Tiene lógica… Como anticipamos, mide 4.958 milímetros de longitud, 1.529 mm de ancho y 1.897 mm de ancho, con una distancia entre ejes de 2.964 mm. También tiene un coeficiente aerodinámico (Cx) muy bajo, de 0,24, y llantas de aleación de 22 pulgadas.

En la parte delantera hay delgadas tiras de luz blanca, un logotipo retroiluminado, faros LED, luces diurnas LED con diseño de panal y, por supuesto, sin parrilla. En el lateral notarás que no hay manijas de las puertas. En cambio, el vehículo presenta superficies táctiles iluminadas que se activan tan pronto como su función avanzada sin llave detecta que alguien se acerca con la llave del vehículo o una llave móvil sincronizada en un smartphone.

Volkswagen ID Space Vizzion (11)

El Volkswagen ID. Space Vizzion posee un coeficiente de arrastre de 0,22, solo 0,02 puntos por encima del Porsche Taycan

Pasando a la parte trasera, hay un alerón sobre el portón del maletero y un difusor en la sección inferior, mientras que una franja de luz roja se extiende por todo el área posterior a través de los grupos de luces traseras LED. Todos los elementos de iluminación del prototipo se activan cuando el conductor abre el coche. En líneas generales, se aprecia un diseño bastante limpio que se aleja del sobrediseño tan en boga de todos los fabricantes actualmente.

Gracias a una batería integrada en el piso, el espacio interior recuerda más a un sedán de batalla larga que a un modelo de gama media. No es solo el motor eléctrico el que del ID. Space Vizzion un vehículo sostenible, también los materiales utilizados en el interior. Estos están hechos de elementos sostenibles como AppleSkin, un cuero artificial que contiene material residual del jugo de manzana. Además, no se utiliza cromo en el interior, sino un acabado de pintura similar.

Volkswagen ID Space Vizzion (16)

Con su habitáculo totalmente digitalizado, el Volkswagen ID. Space Vizzion muestra toda la información relevante en una pantalla de visualización AR (realidad aumentada). Las funciones de entretenimiento, confort y conectividad se agrupan en una pantalla táctil de 15,6 pulgadas que bebe de los últimos diseños de aspecto flotante. El controlador también recibe información clave de forma intuitiva desde la ID.Luz: una franja lumínica interactiva entre sendos pilares A.

El Volkswagen ID. Space Vizzion funciona con un motor eléctrico de 279 CV 550 Nm montado en la parte trasera alimentado por una batería de iones de litio de 82 kWh. La salida total del sistema se puede aumentar a 340 CV gracias a una unidad coaxial de 102 CV que le permite alcanzar los 100 km/h en apenas cinco segundos. Mientras tanto, la velocidad máxima está limitada electrónicamente 175 km/h, y el tiempo de carga hasta el 80 % es de 30 minutos con un cargador de 150 kW.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Los 5 metros de coche se ven muy bien desde fuera. El lenguaje de diseño es moderado y eso le otorga una pulcritud estricta y perfecta acompasando a su armadura ranchera. Lo del interior me tiene intrigado, el rescate que piden por el ingeniero de Tesla todavía no se ha hecho público me avisan de megafonía.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez