Menu

Volkswagen ID.3, el lanzamiento más esperado de la marca

Comienza una nueva era en Volkswagen

Volkswagen ID.3, el lanzamiento más esperado de la marca

Mucho se ha dicho sobre el Volkswagen ID.3, el coche eléctrico con el que la marca alemana pretende, según sus propias declaraciones, emular al Volkswagen original, el Escarabajo, Käfer o Beetle. Esto es, básicamente, que quieren crear un icono, un referente que rompa con todas las fronteras y que llegue a todos los públicos; que sea, por así decirlo, eterno.

Un romanticismo que maquilla la realidad: el Volkswagen ID.3 es una imperiosa necesidad para limpiar (nunca mejor dicho) la imagen de la marca tras el escándalo de las emisiones de los TDI CR, y, además, abrir el camino a un desembarco eléctrico de 20 modelos de diferente segmento y formato con la novedosa plataforma MEB.

Tras mucho hablar, tras mucho especular y mucho crear renders imaginando como sería, por fin conocemos cómo será la versión definitiva de producción en forma de First Edition. Y lo más curioso, al ver el diseño final, es que resulta sumamente familiar.

Llevamos tanto tiempo pendientes de este coche, así como viendo el prototipo y las diferentes interpretaciones digitales, que da la impresión de llevar en el marcado algo de tiempo. Eso no quita que se trata de un automóvil que rompe con todo lo visto en Volkswagen, a pesar de conservar algunos rasgos que se pueden emparentar con otros modelos del catálogo.

No es un Volkswagen al uso, la ambición y los objetivos fijados con este eléctrico son enormes y la marca ha buscado que, desde el primer golpe de vista, se pueda apreciar que es un vehículo especial. Algo similar a lo que pretendía Toyota con el Prius y que ha tenido sus más y sus menos en el mercado.

No obstante, Volkswagen parece ser diferente a los japoneses (con quienes tiene un fuerte pulso por ser el mayor fabricante de vehículos del mundo) y luciendo un diseño que claramente se aleja de los convencionalismos y un precio que parte de los 30.000 euros, ha logrado acumular desde el mes de mayo más de 30.000 reservas.

Volkswagen ID3 First Edition 39

El ID.3 será el principal reclamo de Volkswagen en Frankfurt, no en balde, es uno de los lanzamientos más esperados de los últimos años, casi por encima del intocable Volkswagen Golf. Y no es para menos, teniendo en cuenta todo lo que estrena este coche. Para empezar, la plataforma modular MEB, diseñada expresamente para coches eléctricos. La misma que usará el SEAT el-Born y la misma que, según habladurías, usará Ford en sus futuros vehículos eléctricos.

Dicha plataforma ubica las baterías en el piso, muy cerca del suelo. Así se baja al máximo el centro de gravedad, con las ventajas que ello supone, y se garantiza un habitáculo amplio al igual que un maletero digno de ese nombre, con 385 litros. Habrá tres opciones: 45 kWh, que ofrecerá 330 kilómetros de autonomía; 58 kWh, con 420 kilómetros de autonomía y 77 kWh, que representa el tope del modelo y anuncia 550 kilómetros de alcance. Son cifras medidas según ciclo WLTP.

El tipo y el tiempo de carga varía según la versión. Las baterías más pequeñas aceptan 7,2 kW en corriente alterna y 50 kW en contínua, que puede subir a 100 kW opcionalmente. Por su parte, las baterías más grandes aceptan hasta 11 kW en corriente alterna y 125 kW en corriente contínua. Según el comunicado de Volkswagen, en tomas de 100 kW puede cargar 260 kilómetros en 30 minutos.

Volkswagen ID3 First Edition 07

Todas proveen de energía al mismo motor eléctrico, de tipo síncrono e imanes permanentes. Rinde 204 CV y un par de 310 Nm, que conectan con las ruedas mediante una transmisión de una sola marcha. La velocidad máxima es de 160 km/h.

En cuanto a tamaño, es casi como un compacto. La longitud llega a los 4,26 metros, la anchura es de 1,81 metros y la altura de 1,55 metros. La batalla alcanza los 2,76 metros y el peso se dispara por encima de los 1.700 kilos desde la versión con baterías pequeñas.

Es un mal endémico que por el momento nadie sabe solucionar, las baterías pesan una barbaridad. Al menos, aerodinámicamente está muy cuidado, con un coeficiente de 0,267, buena cifra, pero un poco debajo del Tesla Model 3 con 0,23.

Otro lugar donde se rompe con lo acostumbrado en Volkswagen es el habitáculo. Los mandos físicos casi han desaparecido y se centra todo en mandos de tipo táctil. Hay muchos mandos en el volante que se completan con la imprescindible pantalla central de 10 pulgadas y una instrumentación digital. El diseño es muy sencillo, casi espartano, aunque recurre a detalles simpáticos como un pedalier con los signos de «pausa» en el freno y «reproducir» en el acelerador. Una curiosidad que ya empleó el Renault Twingo RS.

Volkswagen ID3 First Edition 29

Incorpora sistema de control por voz que se activa con ya casi común saludo del tipo “Hola Volkswagen” u “Hola ID»

El sistema operativo contará con actualizaciones descargables vía Internet (OTA) o bien acudiendo al concesionario de la marca. Al igual que ocurre con otros modelos como los Tesla, esas actualizaciones añadirán nuevas funciones o mejorarán las existentes y con el tiempo, podría convertirse en un coche autónomo de nivel 3 pues equipa todo lo necesario para ello.

Las particularidades del nuevo Volkswagen ID.3 no acaban aquí. Estrena el nuevo emblema de la marca, que presenta un diseño bidimensional y con elementos esenciales reducidos. Es un elemento que se ha diseñado pensando en aplicaciones digitales y también es una de las mayores campañas de rebranding del mundo.

“El nuevo diseño de la marca da comienzo a una nueva era en Volkswagen”, afirma Jürgen Stackmann, responsable de ventas, marketing y postventa del comité ejecutivo. “Al formular nuevos contenidos y con nuevos productos, la marca está llevando a cabo una transformación hacia un futuro con un balance de emisiones neutral para todo el mundo”.

Detalle este último, el de las emisiones, que destacan sobremanera. La marca afirma que no hay emisiones de carbono durante la producción del Volkswagen ID.3, ya que se hace uso de electricidad “natural” para todo el proceso. Desde la fabricación de baterías, la carrocería o el proceso de montaje, se explota la energía procedente de centrales hidroeléctricas que tienen en Zwickau (Alemania). Así sus credenciales de coche ecológico resultan más creíbles, especialmente para los escépticos que buscan contaminación en todo lo que tiene que ver con coches eléctricos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.