¿Un Ferrari Enzo modificado?

¿Un Ferrari Enzo modificado?

Desde Japón nos llega esta preparación sobre el mítico modelo italiano, realizada por Iding Power


Tiempo de lectura: 3 min.

El Ferrari Enzo es uno de los modelos más exclusivos que jamás hayan sido fabricados. Las apenas 400 unidades que se produjeron en total provocan que sus precios, cuando alguno sale al mercado, alcancen cifras de escándalo, sobre todo si mantienen intactos todos los elementos de serie que fueron instalados en el vehículo. Sin embargo, para alguno de sus propietarios, no se trata de un modelo perfecto y cuyas características se deseen preservar, sino del perfecto punto de partida para elaborar un automóvil único, más potente si cabe y que responda a sus gustos estéticos particulares.

Este es el caso del propietario del Ferrari Enzo modificado que os presentamos en este artículo. Se trata de una preparación realizada por la empresa japonesa Iding Power que, como decíamos, no solo procura darle una imagen un tanto diferente, sino también incrementar más si cabe su rendimiento.

A este respecto, el motor con código interno F140B, con un cubicaje original de seis litros, ha viso ampliada su cilindrada hasta los 6,3 litros. Gracias a esta medida, ahora es capaz de entregar 40 CV más —declaraba 657 CV inicialmente—, así como unos 20 Nm extra de par. Las llantas también son de nueva factura y forman parte de esta preparación efectuada por Iding Power. Son de 20 pulgadas de diámetro, una pulgada más que las originales, y de magnesio. Pero, de nuevo, no se trata de una modificación solamente estética. En el proceso, se han ahorrado casi tres kilogramos de peso, además de masa no suspendida, por lo que se verá favorecido su comportamiento.

Iding Power ha incrementado hasta los 6,3 litros la cilindrada de su propulsor, para conseguir unos 40 CV más de potencia de este V12 atmosférico que entregaba, originalmente, 657 CV

Ya solo con un objetivo estético, el responsable de esta modificación ha sustituido los faros delanteros por otros que se inspiran en las formas que adquieren estos en el Ferrari LaFerrari. Este modelo posterior también ha servido de referente a la hora de pintar su techo en negro, tonalidad que también adquieren los faldones laterales y el splitter delantero. En esta vista lateral, seguramente te habrás percatado también de que sus retrovisores no parecen del tamaño adecuado. Y es que, en realidad, son cámaras, y hay que decir que sus dimensiones favorecen la imagen general del vehículo.

La zona posterior, quizás la más desacertada del conjunto, al menos a mi juicio, está protagonizada por un nuevo paragolpes que exhibe listones horizontales. La inspiración para este elemento se ha buscado en modelos como el Ferrari Daytona SP3 o el Ferrari Testarossa. Este nuevo elemento, realizado mediante impresión en tres dimensiones, ha obligado a desplazar la doble salida de escape a la parte superior de esta zona trasera.

Se trata de un proyecto que, pese a haberse desarrollado durante una década, aún no está finalizado, puesto que su responsable todavía está experimentando algunos problemas con el sistema de refrigeración. Será la próxima intervención que efectuará sobre este Ferrari Enzo, cuando sustituya el equipo que viene instalado de serie por otro de mayor rendimiento, que le permita soportar situaciones de tráfico denso en verano, cuando el vehículo sufre con el incremento de las temperaturas.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.