¿Cómo un Toyota GR Yaris puede vencer a un superdeportivo?

¿Cómo un Toyota GR Yaris puede vencer a un superdeportivo?

Con mucha mano de obra encima gracias a HKS y a Nobuteru Taniguchi


Tiempo de lectura: 5 min.

El Toyota GR Yaris es una máquina excepcional. Hemos tenido la oportunidad de analizarlo al detalle en numerosos artículos, e incluso conocerlo en primera persona. Todos aquellos críticos que han podido echarle el guante han quedado gratamente sorprendidos, y no es para menos. Sin embargo, existen auténticos locos de la gasolina que están dispuestos a ir más lejos. Véase el caso de los especialistas de HKS, quienes han cogido un Toyota GR Yaris y lo han hecho mucho más llamativo y rápido que un Nissan GT-R Nismo.

Lo que llama la atención a primera vista el kit de carrocería Rocket Bunny, con los pasos de rueda notablemente ensanchados para adaptarse a al nuevo calzado. Esa postura agresiva cuenta con el apoyo de nuevas canalizaciones de aire que hacen sentir su presencia. El alerón montado en el techo tiene dos varillas de soporte metálicas adicionales, necesarias para llevar toda la carga aerodinámica generada hasta las ruedas traseras. El metal se dejó al descubierto para aumentar el factor de intimidación y darle cierta ventaja psicológica contra la competencia en la parrilla de salida.

En el interior, el cuadro de instrumentos original se ha reemplazado por una pantalla a color con registro de datos MoTec C125, para brindar al conductor todos los datos en tiempo real. Los asientos de serie también han dado paso a un juego de buquets de fibra de carbono firmados por Bride, que no solo reducen el peso, también mantienen al piloto bien sujeto gracias al arnés de cuatro puntos. El techo es uno de los varios componentes de Gazoo Racing, conformado por un panel de plástico reforzado con fibra de carbono que ayuda tanto a lijar unos kilitos como a bajar el centro de gravedad.

HKS Toyota GR Yaris Tuning (9)

Algunos urbanos como el MINI John Cooper Works son realmente buenos, rápidos y divertidos de conducir (especialmente en su vertiente GP), pero no es comparable al Toyota GR Yaris

Sin embargo, lo más destacado de subcompacto nipón está bajo el capó. De serie, el tricilíndrico (G16E) entrega 261 CV y 360 Nm. HKS incorporó un turbocompresor más grande y un nuevo intercooler con un sistema de rociado integrado y ajustó la centralita (ECU), con un resultado de 380 CV. Pero como parecen insuficientes para un coche que apenas llega a los cuatro metros de longitud, también se añadió un depósito de óxido nitroso (N2O) que eleva la potencia total hasta los 482 CV y 600 Nm; increíble, considerando que las partes internas del bloque permanecen intactas.

El sistema de tracción a las cuatro ruedas tampoco ha sido modificado, ya que Gazoo Racing lo ha perfeccionado a lo largo de los años en el Campeonato Mundial de Rally. No así el escape HKS Super Turbo, con un tramo intermedio de 74,7 milímetros de diámetro y una sección posterior de 60,5 mm. La cola está recubierta de titanio, tratada para darle ese color azul frío. En total, el conjunto reduce la presión de los gases de escape en un 30 %, y también se cambió la estructura de la cámara del silencioso para darle un tono de graves y agudos que resulte perfecto al oído.

HKS Toyota GR Yaris Tuning (20)

En lo que se refiere a la suspensión, HKS diseñó un compendio ajustable en dureza y en altura, con unos brazos desarrollados internamente para este proyecto y que reducen el balanceo al mínimo

Las ruedas y los neumáticos han sido otros puntos mejorados para ayudar a bajar la potencia al pavimento. En este caso, un juego gomas Yokohama Advan A052 envuelven unas llantas forjadas del mismo fabricante –Yokohama Advan Racing R6– de 18 pulgadas. Detrás de ellas se esconden unos discos de freno de Toyota Gazoo Racing que proporcionan la fuerza de detención necesaria para domar a la bestia, con pinzas de cuatro pistones en la parte delantera y dos en la trasera. Ambos juegos de pinzas son de construcción monobloque (aumentan la resistencia y mejoran el tacto al frenar).

Y si bien todos sabemos que los principales fabricantes prueban sus máquinas en Nürburgring, cuando hablamos de Japón, la mayoría de los preparadores –grandes y pequeños– usan la pista de Tsukuba como su campo de pruebas. Ubicado en la prefectura de Ibaraki, el circuito en sí es bastante corto, con una longitud de solo 2.045 metros, pero a lo largo de los años se ha hecho un nombre como el hogar del contrarreloj japonés para aquellos que buscan analizar su trabajo; puede que te suene de algunos vídeos añejos que pululan por la red firmados por Best Motoring.

HKS Toyota GR Yaris Tuning (22)

Muchos de los mejores deportivos que han sido gestados en las últimas décadas han pasado por esa pista, así como algunas de las mejores preparaciones sobre estos. Por otro lado, la relación entre HKS y el piloto local de drifting y del campeonato Super GT, Nobuteru Taniguchi, ha durado desde que recordamos (2001, si la memoria no falla), y cada vez que la compañía está haciendo avances con uno de sus coches proyecto, el hombre estará ahí para ponerlo a prueba y brindar algunos comentarios valiosos, como el gran equilibrio que se ha conseguido en este pequeño misil.

Para encontrar sentido a tanta modificación, Taniguchi llevó el Toyota GR Yaris de HKS a Tsukuba para logra romper la barrera del minuto, convirtiéndose el Yaris más rápido en el trazado hasta la fecha. Completando una vuelta en solo 58,4 segundos, es una hazaña notable teniendo en cuenta que el coche de producción más rápido que jamás haya recorrido el circuito, el Nissan GT-R Nismo 2020, necesitó 59,3 segundos para completar la misma distancia. Si tu japonés no es tan bueno y solo quieres ver la parte de la acción, puedes pasar a la marca de los 30” en el vídeo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
AutoHinojar
Invitado
AutoHinojar

Con el potencial que tiene la versión de calle (que lo está demostrando con creces con las muchas preparaciones y las sorpresas que está dando), no quiero imaginarme lo brutal que habría sido el de rally (el del WRC que han cancelado). Si con el anterior Yaris ya lo hicieron muy bien, con este habrían arrasado seguramente.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Sena Mokaddam