El Shelby 427 Cobra FAM es el deportivo estadounidense que se ríe de los Ferrari

El Shelby 427 Cobra FAM es el deportivo estadounidense que se ríe de los Ferrari

Tan solo dos ejemplares fueron creados por Carroll Shelby


Tiempo de lectura: 3 min.

Este Shelby 427 Cobra de 1965 no es un ejemplar cualquiera. Vale, cierto es que todos son bastante apreciados y valorados, pero este es aún más extraño. El chasis CSX1010 fue una vez propiedad de Paul Walker, reconocido actor por dar vida a Brian O’Connor en la saga “Fast & Furious”, algo que seguramente incremente su atractivo. Sin embargo, no son solo los culos que han tocado el asiento del conductor lo que lo hace tan deseable, sino la intencionalidad con la que el Shelby 427 Cobra FAM fue creado.

Según cuenta la historia, Carroll Shelby encargó una tirada de 14 modelos Cobra en la década de los 90 para conmemorar la batalla en la pista entre Ford y Ferrari. Solo dos de esos modelos de edición especial fueron designados para convertirse en los denominados FAM Special Edition, que literalmente significa “Ferrari Ass is Mine” (“El culo del Ferrari es mío”). Teniendo en cuenta que Shelby jugó un papel importante en la victoria del fabricante de Detroit en las 24 Horas de LeMans con el GT40, el nombre parece perfectamente adecuado para uno de sus proyectos.

La carrocería de aluminio laminada construida a mano por AC Cars en Reino Unido también está vestida con un tono Rosso Corsa, o lo que es lo mismo, el color “oficial” de los coches de la firma del cavallino rampante. Otra referencia a las exóticas máquinas de Maranello la encontramos en el interior, donde prácticamente todo queda forrado por un cuero canela a excepción de las insignias “FAM” repartidas a bordo, el volante –con un aro de madera de 38 cm de diámetro–, las alfombrillas personalizadas y toda la instrumentación analógica que domina el salpicadero.

1965 Shelby 427 Cobra FAM (7)

Adquirido de la colección de Paul Walker poco después de fallecer (30 de noviembre de 2013), el Shelby 427 Cobra FAM CSX1010 apenas ha sido conducido durante 24 kilómetros

Como indica su nombre, este Cobra tan especial acoge en el vano un corazón de gasolina de 427 pulgadas cúbicas (7 litros) que entrega 558 CV al eje trasero de fuerza a través de una caja de cambios manual Tremec de cinco relaciones. Shelby también construyó la caja del diferencial –en aluminio– y las pinzas de freno, mientras que Wilwood suministró los discos. Con ese poderío en menos de cuatro metros de longitud y una tonelada de peso, la suspensión es independiente en las cuatro ruedas, mientras que la dirección emplea una configuración de piñón y cremallera.

Ahora bien, ¿en cuánto cash podría estar valorado este Shelby 427 Cobra FAM? En el mundo de la automoción, aquellos vehículos que pertenecieron a celebridades tienden a valer más dinero que sus contrapartes mundanas. Esto es particularmente certero si la fama de dicho propietario ha tenido algo que ver con la cultura del motor en su conjunto. Es por eso por lo que no es de extrañar que todos los coches de la colección personal de Paul Walker que se han vendido desde su prematura muerte hayan conseguido un nuevo hogar por una cuantiosa cifra monetaria.

1965 Shelby 427 Cobra FAM (17)

Y aunque la estrella de la franquicia “Fast & Furious” es mejor conocida por su amor hacia los deportivos japoneses, tampoco rehuyó del buen músculo americano (y de algún que otro “bisturí” europeo). Gracias a la gente de Mecum, ahora tienes la oportunidad de poseer el Shelby Cobra 427 FAM que una vez fue creado por Shelby y conducido por Walker. Está programado para ser parte de la colección de Steve Todhunter de la subasta de Mecum, entre el 19 y el 20 de marzo en la ciudad de Glendale, en el condado de Los Ángeles del estado de California, Estados Unidos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez