El Shelby 427 Cobra FAM es el deportivo estadounidense que se ríe de los Ferrari

El Shelby 427 Cobra FAM es el deportivo estadounidense que se ríe de los Ferrari

Tan solo dos ejemplares fueron creados por Carroll Shelby


Tiempo de lectura: 3 min.

Este Shelby 427 Cobra de 1965 no es un ejemplar cualquiera. Vale, cierto es que todos son bastante apreciados y valorados, pero este es aún más extraño. El chasis CSX1010 fue una vez propiedad de Paul Walker, reconocido actor por dar vida a Brian O’Connor en la saga “Fast & Furious”, algo que seguramente incremente su atractivo. Sin embargo, no son solo los culos que han tocado el asiento del conductor lo que lo hace tan deseable, sino la intencionalidad con la que el Shelby 427 Cobra FAM fue creado.

Según cuenta la historia, Carroll Shelby encargó una tirada de 14 modelos Cobra en la década de los 90 para conmemorar la batalla en la pista entre Ford y Ferrari. Solo dos de esos modelos de edición especial fueron designados para convertirse en los denominados FAM Special Edition, que literalmente significa “Ferrari Ass is Mine” (“El culo del Ferrari es mío”). Teniendo en cuenta que Shelby jugó un papel importante en la victoria del fabricante de Detroit en las 24 Horas de LeMans con el GT40, el nombre parece perfectamente adecuado para uno de sus proyectos.

La carrocería de aluminio laminada construida a mano por AC Cars en Reino Unido también está vestida con un tono Rosso Corsa, o lo que es lo mismo, el color “oficial” de los coches de la firma del cavallino rampante. Otra referencia a las exóticas máquinas de Maranello la encontramos en el interior, donde prácticamente todo queda forrado por un cuero canela a excepción de las insignias “FAM” repartidas a bordo, el volante –con un aro de madera de 38 cm de diámetro–, las alfombrillas personalizadas y toda la instrumentación analógica que domina el salpicadero.

1965 Shelby 427 Cobra FAM (7)

Adquirido de la colección de Paul Walker poco después de fallecer (30 de noviembre de 2013), el Shelby 427 Cobra FAM CSX1010 apenas ha sido conducido durante 24 kilómetros

Como indica su nombre, este Cobra tan especial acoge en el vano un corazón de gasolina de 427 pulgadas cúbicas (7 litros) que entrega 558 CV al eje trasero de fuerza a través de una caja de cambios manual Tremec de cinco relaciones. Shelby también construyó la caja del diferencial –en aluminio– y las pinzas de freno, mientras que Wilwood suministró los discos. Con ese poderío en menos de cuatro metros de longitud y una tonelada de peso, la suspensión es independiente en las cuatro ruedas, mientras que la dirección emplea una configuración de piñón y cremallera.

Ahora bien, ¿en cuánto cash podría estar valorado este Shelby 427 Cobra FAM? En el mundo de la automoción, aquellos vehículos que pertenecieron a celebridades tienden a valer más dinero que sus contrapartes mundanas. Esto es particularmente certero si la fama de dicho propietario ha tenido algo que ver con la cultura del motor en su conjunto. Es por eso por lo que no es de extrañar que todos los coches de la colección personal de Paul Walker que se han vendido desde su prematura muerte hayan conseguido un nuevo hogar por una cuantiosa cifra monetaria.

1965 Shelby 427 Cobra FAM (17)

Y aunque la estrella de la franquicia “Fast & Furious” es mejor conocida por su amor hacia los deportivos japoneses, tampoco rehuyó del buen músculo americano (y de algún que otro “bisturí” europeo). Gracias a la gente de Mecum, ahora tienes la oportunidad de poseer el Shelby Cobra 427 FAM que una vez fue creado por Shelby y conducido por Walker. Está programado para ser parte de la colección de Steve Todhunter de la subasta de Mecum, entre el 19 y el 20 de marzo en la ciudad de Glendale, en el condado de Los Ángeles del estado de California, Estados Unidos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.