El Toyota GR Yaris se enfrenta al MINI John Cooper Works

El Toyota GR Yaris se enfrenta al MINI John Cooper Works

El mejor subcompacto de tracción delantera contra el mejor de su segmento


Tiempo de lectura: 2 min.

Siendo un verdadero coche de homologación para competir en el Campeonato Mundial de Rally (WRC), el Toyota GR Yaris es impresionante se mire por donde se mire. Es vistoso, es rápido y es increíblemente divertido de llevar, probablemente el que más en su segmento. Aunque si hay otro que tiene papeletas para rivalizar con el modelo nipón, ese es el MINI John Cooper Works (JCW). Es por ello por lo que la revista alemana Sport Auto los ha puesto a prueba en el circuito de Hockenheim.

Primero de todo, conviene aclarar que el MINI elegido para la comparativa no es el JCW GP que pudimos ver hace algo más de un año, sino la vertiente deportiva más convencional, sin la designación GP. Y sí, sabemos que este último es la vertiente de más alto rendimiento de toda la gama, de igual forma que el GR Yaris hace lo propio dentro de la oferta de Toyota, pero el MINI JCW GP es mucho más potente y caro: 32.900 euros para el japonés y 45.900 para el inglés, en España. Aparentemente, el GR Yaris parece el favorito a la victoria.

Por un lado, el MINI John Cooper Works cuenta con neumáticos Pirelli P Zero de medida 205/45 que alojan unas llantas de aleación de 17 pulgadas, así como un propulsor de cuatro cilindros turboalimentado de 2 litros que produce 231 CV y 320 Nm. Acoplado a una transmisión manual de seis relaciones, el hot hatch británico necesita 6,3 segundos para acelerar hasta los 100 km/h (6,1 s con la caja de cambios automática), marcando una velocidad máxima de 246 km/h. Son números muy respetables para un coche de tracción delantera.

Para la comparativa, la revista alemana Sport Auto probó ambos deportivos de tres puertas con una caja de cambios manual en el circuito de Hockenheim

El GR Yaris, que se asienta sobre llantas de aleación 18 pulgadas calzadas con neumáticos 225/40 Michelin Pilot Sport 4S, anuncia una carrera hasta los 100 km/h desde parado en 5,5 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h limitada electrónicamente. Estas cifras las consiguen gracias a un motor de 1,6 litros turboalimentado de tres cilindros que genera 261 CV y 360 Nm, y que transmite toda la energía canalizándola a través de un sistema de tracción en las cuatro ruedas y una transmisión manual de seis velocidades.

 

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.