Toyota C+pod, un micro-eléctrico para la jungla urbana

Toyota C+pod, un micro-eléctrico para la jungla urbana

Un smart EQ fortwo es, prácticamente, un gigante a su lado


Tiempo de lectura: 4 min.

El Toyota C+pod (estilizado como C+pod) es la versión de producción el Ulta-Compact BEV que la firma japonesa mostró en octubre de 2019. Por ahora y desde el pasado 25 de diciembre, solo está disponible en su mercado local, Japón, donde existe una gran demanda de estos vehículos tan pequeños. Sin embargo, podría ayudar a redefinir la noción del conductor diario perfecto en el entorno urbano en todo el mundo.

A grandes rasgo, el nuevo C+pod es un biplaza diseñado como una opción de movilidad urbana que mejora a la eficiencia energética individual. Además del permitir un uso diario –siempre que sea en cortas distancias–, el benjamín de la casa de Aichi también está dirigido a los usuarios corporativos que visitan a los clientes de forma regular (comerciales), a representantes locales del gobierno y a aquellos que residen en zonas urbanas o montañosas que necesitan opciones de transporte seguras, carentes de restricciones y a la vez respetuosas con el medio ambiente.

El C+pod tiene 2.490 milímetros de longitud, 1.290 mm de anchura y 1.550 mm de altura, con una distancia entre ejes (batalla) de 1.780 mm También tiene una distancia al suelo máxima de 145 mm, un radio de giro de 3.900 mm e inclina la balanza en 670 kilos, en el modelo de acceso (X), sumando 20 kg más en el más equipado (G). Dadas sus cotas, asientos para dos y viene con algunas comodidades, como aire acondicionado, asientos calefactados, espejos retrovisores con ajuste eléctrico, cierre centralizado y cuadro de instrumentos digital presidiendo el salpicadero.

Toyota C Pod 2021 (4)

El Toyota C+pod es un coche realmente pequeño. En perspectiva, un smart EQ fortwo es 205 mm más largo (2.695 mm), 373 mm más ancho (1.633 mm) y 5 mm más alto (1.555 mm); la batalla también es 93 mm más larga (1.873 mm)

El pequeño vehículo eléctrico de Toyota es más pequeño que un smart EQ fortwo, sí, pero es también notablemente menos potente que el modelo germano. Bajo esa carrocería construida con paneles de plástico se esconde un motor eléctrico de tan solo 12 CV y 56 Nm. Con esas cifras, no es que sea precisamente un velocista: no hay un tiempo de 0 a 100 km/h, ya que alcanza una velocidad máxima de 60 km/h. Por otro lado, la batería de 9 kWh debería ofrecer una autonomía de unos 150 kilómetros, más que suficiente para cubrir las distancias del día a día en la ciudad.

A pesar del contar con un diseño y equipamiento sencillo para mantener los costes y el precio de venta bajos, el Toyota C+pod viene con varios sistemas de asistencia a la conducción, tales como un aviso previo de colisión con detección diurna y nocturna de vehículos y peatones –y detección de ciclistas durante el día–, y una especia de sensor de aparcamiento inteligente que se apoya en el freno de estacionamiento. También viene con pilotos LED tanto delante como detrás. Sin embargo, elementos como unas llantas de aleación no parece que se puedan equipar.

Toyota C Pod 2021 (12)

La batería del Toyota C+pod está integrada en el chasis y montada en el suelo, y puede cargarse del 0 al 100 % en, aproximadamente, cinco horas con un cargador de 200 V y 16 A

Otra característica sorprendente que no esperarías encontrar en un vehículo tan minúsculo es un sistema de suministro de energía externo que puede proporcionar hasta 1.500 W de energía durante cortes de energía y desastres naturales. Toyota también ofrece una gama de divertidos acabados para el C+Pod, que incluyen colores exteriores como el naranja, el cian y el blanco, que pueden combinarse con un techo y un capó pintados en negro. El modelo básico incluso puede pedirse completamente en negro, con solo las puertas pintadas en uno de los tonos disponibles.

Si bien la firma nipona no ha revelado a dónde llegará el C+pod fuera de Japón, ha señalado que el coche no estará disponible para los clientes de a pie de inmediato. Más bien, se ofrecerá a las distintas empresas y órganos gubernamentales antes de que las ventas a particulares comiencen en 2022. Los precios comienzan en 1.650.000 yenes, lo que se traduce en unos 13.000 euros (aprox.). La producción del Toyota C+pod se llevará a cabo en la planta de Motomachi de Toyota en Japón, donde casualmente también tiene lugar la creación del maravilloso y radical GR Yaris.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.