Tesla Model S 2021, cada vez más cerca de ser un avión de combate

Tesla Model S 2021, cada vez más cerca de ser un avión de combate

Con un interior completamente nuevo y versiones de más de 1.000 CV


Tiempo de lectura: 4 min.

Tesla ya no está sola en el mercado de las berlinas eléctricas de altas prestaciones. Su mayor rival ahora lo tiene en Stuttgart, y se llama Porsche Taycan. Para que este último no le coma el terreno al exitoso Model S, la compañía de Elon Musk ha tenido que actualizar su berlina media para hacerla algo más atractiva, notablemente más rápida y muchísimo más tecnológica. Conozcamos al Tesla Model S 2021.

Por fuera podemos vislumbrar un paragolpes rediseñado que se inspira en el del Model 3 y su derivado SUV, el Model Y, así como molduras en un tono negro que reemplazan al cromo y unos juegos de llantas de 19 y 21 pulgadas de nueva factura. Y si bien el exterior no cambia en exceso (sospechamos que algunos de los elementos de diseño más agresivos terminarán siendo exclusivos de los modelos “Plaid”), el habitáculo ha sido objeto de un completo remozado.

El nuevo volante del Model S se parece mucho al presentado para el nuevo Tesla Roadster, solo que con algunos botones más que hacen que esta versión S sea algo más funcional, pero solo un poco. Porque puede verse bien estar tras un volante que parece sacado de la serie “El Coche Fantástico” (como bien podría ser una réplica de KITT), supremamente irritante de manejar.

Tesla Model S 2021 (3)

Tesla también ha retirado los mandos de la columna de dirección en el Model S 2021, moviendo las funciones de activación de las luces y los intermitentes al volante y el de los limpiaparabrisas a un lugar desconocido

Un mando de control de dirección de dos cuernos funciona en un avión porque no es necesario que giren tanto. A menos que la desmultiplicación en el Model S 2021 sea como la de un Fórmula 1, lo cual es dudoso en un coche de producción, hacer que esta berlina sea fácil de manejar ante curvas cerradas, aparcamientos u otras situaciones en las que haya que maniobrar, es probable que acabes muy frustrado y eches mucho de menos un aro redondo tradicional.

Si hay algo bueno aquí es que se ha mantenido mantuvo el conjunto de indicadores (digital, por supuesto) en frente del conductor en lugar de en la consola central, como en los Model 3 e Y. La compañía también ha instalado una pantalla horizontal más grande que reemplaza el elemento básico de los interiores del Tesla Model S, antes en posición vertical. Todavía parece tan clínico y tecno-fanático como solo en Tesla saben hacer, pero se ha mejorado útilmente.

Tesla Model S 2021 (8)

El minimalismo continua predominando en el habitáculo del Tesla Model S 2021, con una escasa presencia de botones físicos que quedan relegados únicamente al volante y las puertas

De acuerdo con la compañía estadounidense, la nueva pantalla central tiene una resolución de 2.200×1.300 píxeles y cierta inclinación de izquierda a derecha. Una tercera pantalla en la parte trasera, que está integrada en la parte posterior de la consola central, incluye los controles y las opciones de infoentretenimiento para los pasajeros traseros de atrás. De hecho, ambas pantallas cuentan con compatibilidad para juegos inalámbricos y acceso a Tesla Arcade.

El Tesla Model S 2021 también incluye un sistema de sonido de 22 altavoces y 960 W, así como cancelación activa de ruido. El interior simplificado tampoco cuenta ya con rejillas de ventilación visibles, y ​​todos los controles de climatización se han trasladado a las pantallas táctiles. Otra de las interesantes características del renovado Model S atañen a un techo de cristal que bloquea la luz infrarroja y ultravioleta, reduciendo el calor y el resplandor en las horas centrales.

Tesla Model S 2021 (13)

El actualizado interior del Tesla Model S 2021 puede estar tapizado en piel en color negra, blanca o beige, pudiendo combinarse con inserciones decorativas de madera, aluminio o fibra de carbono

Por el momento, la gama 2021 se estructura en torno a tres versiones. En primer lugar, está el Tesla Model S Gran Autonomía desde 89.990 euros, con 663 kilómetros entre recargas, un sprint de 0 a 100 km/h de 3,2 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Por encima está el Model S Plaid, desde 119.990 euros, con 628 km de autonomía y desarrollando 1.020 CV para hacer el 0 a 100 km/h en 2,1 segundos y marcar una velocidad máxima de 320 km/h.

Por último, la vertiente que todos estamos esperando ver en todo su esplendor, el Tesla Model S Plaid+. Este tendría unos 840 km de autonomía, más de 1.100 CV, un tiempo de 0 a 100 km/h inferior a los 2,1 segundos del Model S Plaid estándar y una velocidad punta de 320 Km/h, desde 139.990 euros. Prestaciones más cercanas a las de un avión de combate -algo añejo, eso sí- que al de un sedán de alta gama.

Como tal, la actualizada berlina californiana ya está disponible para pedidos, con las entregas previstas para comenzar a partir del próximo septiembre de 2021.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Afortunadamente habrá disponible un volante totalmente redondo.

De todas formas a mí me suena que en algun capítulo de “El Coche Fantástico” se vió a Michae Kinght, enfocado desde el salpicadero, girando aquel volante más de una vuelta. No se cómo se apañó Hasselhoff para hacerlo.

Javier Costas
Editor

Se les ha ido la pinza un poco aplicando el primer restyling serio del interior.

Txesz
Mecánico
Txesz

A mí, en líneas generales, no me disgusta. Salvo el volante y la ausencia de mandos y palancas, hasta para el cambio.

Yo hubiese integrado esto último en el volante, con una especie de “manettino”.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!