Radford Type 62-2, el Lotus que todos querríamos en nuestro garaje de ensueño

Radford Type 62-2, el Lotus que todos querríamos en nuestro garaje de ensueño

Creado con mimo y cuidado para honrar al olvidado deportivo inglés


Tiempo de lectura: 5 min.

Semanas atrás ya habíamos vislumbrado algunos de los primeros detalles del primer vehículo de Radford. Sabíamos que se trataría de un coupé de dos plazas muy ligero que honraría al Lotus Type 62 de 1969, y que estaría basado en uno el chasis que hasta hace nada y menos sustentaba al Evora; que, junto con el Elise y el Exige, ha sido reemplazado por el Emira. El tiempo de soltar información con cuentagotas va terminando poco a poco, y ya tenemos al susodicho en “vivo y en directo”. Conozcamos al Radford Type 62-2.

Para aquellos que no están familiarizados con la marca, Radford comenzó su vida en 1948 como un carrocero con sede en Reino Unido, diseñando y fabricando varios coches a medida basados ​​en modelos de Bentley, Rolls-Royce y Mini desde los años 40 hasta finales de los 60. Pero fue en 2021 cuando la firma fue revivida en California, Estados Unidos, por un equipo que incluía al ex campeón de Fórmula 1 Jenson Button, al presentador de televisión y constructor Ant Anstead, al diseñador Mark Stubbs y al abogado Roger Behle, comenzando su colaboración con Lotus.

El Type 62-2 combina elementos retro con componentes contemporáneos del último Evora. En lo referente al chasis, el nuevo modelo de Radford usa una estructura monocasco de aluminio al que se le ha adjuntado un subchasis delantero y trasero a medida para mejorar la resistencia, la rigidez torsional y la agilidad. Esa configuración también ayuda a mantener el peso en vacío, inclinando la balanza en 1.000 kg. La empresa señala que Button calibró personalmente el coche para lograr “una sensación de la dirección y una respuesta hacia el conductor excepcionales”.

Radford Type 62 2 (3)

Siguiendo la filosofía de “Quítame un kilo antes de darme un caballo”, el Radford Type 62-2 se ha gestado en torno a un chasis de aluminio derivado del Lotus Evora y una carrocería de fibra de carbono

El diseño comparte todas las características del Type 62 original, incluidos algunos elementos de la época. Sin embargo, esos componentes visuales son parte de algunos trucos bien diseñados. Por ejemplo, la línea de la puerta comienza mucho más alta que en un turismo promedio, pero la puerta en sí tiene una muesca en el techo al estilo de un Ford GT40 (originalmente, Radford trabajó en los primeros prototipos) que hace que entrar y salir sea bastante fácil. De perfil se ve casi idéntico al Lotus original. Incluso hasta en las medidas, con 1.133 milímetros de altura.

Radford aún no ha mostrado imágenes del interior, pero dieron un poco de información sobre el diseño. El salpicadero acogerá un cuadro de instrumentos digital de 6 pulgadas, mientras que el sistema de infoentretenimiento integrará un punto de acceso Wi-Fi, Bluetooth y un sistema de sonido con cinco altavoces. La cabina tendrá dos asientos y la “cantidad suficiente” de espacio para alojar algo de equipaje. Otra concesión a las nuevas tecnologías la encontramos a los lados, con sendas pantallas que muestras la imagen de las cámaras que hacen de espejos retrovisores.

En las formas más enérgicas, el Type 62-2 integra un control de tracción derivado del mundo de la competición, bielas y pistones reforzados, otro árbol de levas y un sistema de escape de titanio

Radford ofrece tres especificaciones motrices, que extraen niveles gradualmente crecientes de una unidad V6 de 3,5 litros de origen Toyota (2GR-FE). La variante “Classic” está designada como la alternativa para puristas, y viene con 430 CV y una caja de cambios manual de seis velocidades. Por encima se ubicará el modelo “Gold Leaf”, que recuerda al Lotus Type 48B de 1968 conducido por Graham Hill, y que aumenta la potencia del propulsor hasta los 500 CV. Esta configuración queda asignada a una transmisión automática de doble embrague (opcional en el “Classic”) y a un diferencial de deslizamiento limitado para redondear las curvas con seguridad y precisión.

En un futuro cercano, Radford también lanzará una versión “JPS” (John Player Special) del Type 62-2, que generará 600 CV. Al igual que el “Gold Leaf”, el JPS también utilizará una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones. Es casi seguro que el JPS usará la misma librea negra y dorada de John Player Special que apareció en el Lotus Type 72D de Fórmula 1 pilotado por Emmerson Fittipaldi, ya que Radford recientemente obtuvo los derechos de dicha librea. Y siendo sinceros, ¿quién no quiere más nostalgia en un coche que apela precisamente a ello?

Radford Type 62 2 (6)

Trabajando junto con la suspensión coilover ajustable, hay unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 envolviendo unas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas delante y 18 pulgadas detrás

Para ofrecer un rendimiento en pista ejemplar, la sección inferior del Type 62-2 es íntegramente plana y está diseñada para canalizar el aire hacia el difusor trasero con la idea de generar carga aerodinámica. Eso significa que la versión “Classic” puede desenvolverse bien sin hacer uso de un alerón, mientras que las versiones más rápidas solo necesitan un par de pequeñas colas de pato. Asimismo, la suspensión es ajustable en cuatro posiciones, prometiendo una experiencia lujosa, cómoda y divertida de conducción. Los frenos, carbocerámicos en opción, son de AP Racing.

La tarifa del Radford Type 62-2 aún no se ha revelado. Sin embargo, no esperamos que cotice muy por debajo del medio millón, dado el trabajo artesanal que hay detrás del modelo. Porque esta belleza está limitada a 62 ejemplares para todo el mundo, siendo construido en California y puesto a disposición de sus clientes no antes de que comience 2022. Cada uno de ellos vendrá con las exigentes especificaciones de los clientes, tanto para el exterior como para el interior. Por lo visto, la expectativa de la compañía es que cada uno de los Type 62-2 sea genuino y único.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.