Lotus Evora GT410: ahora más gran turismo que nunca

Lotus Evora GT410: ahora más gran turismo que nunca

Pero sin mermar un ápice de su deportividad innata


Tiempo de lectura: 3 min.

El Lotus Evora lleva con nosotros desde el 2009, y como tal, ya empezamos a acostumbrarnos a ver numeras iteraciones cada cierto tiempo. ¿Cuántas versiones diferentes del primer gran turismo de Norfolk han salido hasta el momento? Incluso desde su restyling en 2015, hemos visto el modelo 400, el 400 Hethel Edition, el GT410 Sport, el GT430 y el GT430 Sport. Ahora en 2020 veremos la llegada del Lotus Evora GT410.

Cuando estás en el mercado de los deportivos premium, los atributos de “economía” y “valor”, generalmente, se ven afectados por los requisitos de “rendimiento”, “potencia” y “prestigio”. Pero Lotus ahora lo promete todo con su última versión del Evora. En comparación con el GT410 Sport existente (GT en América del Norte), el GT410 se anuncia como un coche destinado a una conducción más de diario, no tanto para sacarlo solo los fines de semana a una tanda de circuito.

Eso significa que sus amortiguadores se han suavizado, y se siguen sosteniendo sobre un juego de neumáticos Michelin Pilot Sport 4S, pero en lugar de contar con una especificación de verano se ha optado por una todo tiempo. El aire acondicionado es de serie, junto con los asientos deportivos Sparco y un sistema de infoentretenimiento con navegación y conexión con teléfonos iOS y Android. Para las maniobras de aparcamiento, tampoco falta una cámara de marcha atrás.

Lotus Evora GT410 2020 (2)

A pesar de contar con más de una década a sus espaldas, el Lotus Evora GT410 todavía luce como un deportivo relativamente moderno para los tiempos que corren

El aumento del aislamiento acústico, los reposabrazos integrados en los paneles de las puertas y los compartimentos de almacenamiento adicionales en la cabina también contribuyen a la comodidad y facilidad de uso de este modelo. Una luneta trasera revisada con un área de vidrio más grande también facilita la visión posterior desde el puesto de conducción del pequeño Lotus. Aunque la firma inglesa no lo haya mencionado, no sorprendería ver que pesa unos kilitos de más.

Bajo el capó del Lotus Evora GT410 nos encontramos con el mismo bloque V6 de 3,5 litros de origen Toyota. Con la ayuda de la sobrealimentación (mediante un compresor volumétrico) desarrolla 416 CV y 410 Nm. Hay una transmisión automática de seis velocidades disponible como extra opcional, pero si prefieres la configuración de tres pedales te llevarás un diferencial de tipo Torsen. La velocidad máxima también favorece el manual, con 298 km/h de punta.

Lotus Evora GT410 2020 (9)

Las actualizaciones anteriores se suman al alto nivel de equipamiento. Estos incluyen un techo, umbrales, compuerta trasera y retrovisores pintados en el color de la carrocería, pinzas de freno AP Racing rojas y llantas de aleación específicas bien plateadas o negras brillantes, de 19 pulgadas en la parte delantera y de 20 pulgadas en la parte trasera. En el habitáculo se incluye el control de crucero, asientos con calefacción y los sensores de estacionamiento traseros.

Descrito como “valor excepcional para el dinero”, la última revisión acaecida sobre el deportivo 2+2 de Hethel cuesta 82.900 libras esterlinas (cerca de 98.000 euros) o, dicho de otra manera, 3.000 libras (unos 3.550 euros) menos que el GT410 Sport. Eso sí, en Reino Unido, pues en España aún no se han publicado los precios. En Alemania, por ejemplo, parte desde los 99.900 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.