Menu

Nuevos Porsche 911 Carrera 4 Coupé y 911 Carrera 4 Cabriolet

Ahora con el plus de seguridad de un sistema de tracción total

Nuevos Porsche 911 Carrera 4 Coupé y 911 Carrera 4 Cabriolet

Los Porsche 911 Carrera 4 y Carrera 4 Cabriolet 2020 son las últimas incorporaciones a la gama 911. Como su nombre lo indica, esta nueva pareja integra un sistema de tracción total con las especificaciones mecánicas del modelo base. Estas vertientes pretenden ofrecer un rendimiento “accesible” sin mermar la calidad y el dinamismo tan característico de este icono de la automoción.

Al igual que los 911 Carrera de última generación (992), los nuevos Porsche 911 Carrera 4 y Carrera 4 Cabriolet están propulsados ​​por un motor bóxer de seis cilindros y 3 litros, equipado con dos turbocompresores específicos para estas versiones. Este bloque desarrolla una potencia de 385 CV a 6.500 RPM, lo que supone un aumento de 15 CV frente a los anteriores 911 Carrera 4 (991). El par máximo de 440 Nm, y está disponible entre las 1.950 y 5.000 RPM.

Equipados con la transmisión automática de ocho velocidades, el Porsche 911 Carrera 4 acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos. Con el paquete opcional Sport Chrono, esta cifra se reduce a 4,0 segundos. Por su parte, el 911 Carrera 4 Cabriolet alcanza los 100 km/h desde parado en apenas 4,4 segundos, y en 4,2 segundos con el paquete Sport Chrono. La velocidad máxima es de 291 km/h para el de techo duro y de 289 km/h para el de lona.

Porsche 911 Carrera 4 (2)

A nivel estético, el Porsche 911 Carrera 4 tan solo se diferencia del 4S en las salidas de escape: trapezoidales en el primero y ovaladas en el segundo

El sistema de tracción en las cuatro ruedas de la nueva gama Carrera 4 consiste en un embrague y un diferencial que ahora están refrigerados por agua con elementos reforzados para aumentar la durabilidad y la capacidad de carga. El embrague es ahora más preciso y soporta una mayor cantidad de par, lo que mejora a su vez el funcionamiento del eje delantero. En combinación con el sistema Porsche Traction Management (PTM), la motricidad es ejemplar tanto en superficies secas como deslizantes.

Sobre el 911 Carrera estándar, el Carrera 4 también recibe también el sistema Porsche Active Suspension Management (PASM) configurable en dos modos: “Normal” y “Sport”. Como opción, se puede solicitar el diferencial trasero Porsche Torque Vectoring (PTV) de deslizamiento limitado, totalmente variable y controlado electrónicamente. Las llantas de aleación son de 19 pulgadas en el eje anterior y de 20 en el posterior, aunque se pueden pedir de 20 y 21 respectivamente.

Porsche 911 Carrera 4 (6)

Los discos de freno ventilados y perforados que equipa de serie el nuevo Porsche 911 Carrera 4 tienen un diámetro de 13 pulgadas delante y detrás, y cuentan con pinzas de cuatro pistones. El sistema de frenos cerámicos (PCCB) forma parte del catálogo de opciones. Al igual que en otras variantes de 911 actual, el “Modo Wet” detecta automáticamente el agua en la carretera para adecuar el funcionamiento del control de estabilidad y el sistema ABS, además de advertir al conductor.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.