Menu

Toyota estrenará la plataforma GA-B para sus vehículos más pequeños

Más espacio, más rigidez estructural y mejor dinámica de conducción

Toyota estrenará la plataforma GA-B para sus vehículos más pequeños

Toyota lanzó sus plataformas modulares bajo el nombre “Toyota New Global Architecture” (TNGA) en 2015. Desde entonces, respalda a todos los nuevos modelos que han salido de las fábricas de Toyota y Lexus, y ahora hay una nueva aplicación destinada exclusivamente a los más pequeños de la casa. Se llama la plataforma GA-B y hará su debut en el próximo Toyota Yaris.

La nueva arquitectura es un desarrollo de la plataforma TNGA que sustenta la mayor parte de la gama europea de Toyota, desde el Prius y Corolla (GA-C) hasta el Camry y RAV4 (GA-K). La firma japonesa afirma que su objetivo es “elevar el diseño y el rendimiento de conducción de los automóviles pequeños”. Lo más significativo de la plataforma GA-B es que admite longitudes de distancia entre ejes y anchos de vía variables.

Esto se hace con la intención de que los diseñadores tengan la libertad de crear vehículos diferentes que compartan la misma base. A parte del futuro Yaris, la marca no ha especificado en qué otros modelos lo podremos ver, pero todo parece apuntar a que incluso podríamos ver un nuevo SUV por debajo del exitoso C-HR (qué sorpresa). Además, también ha de ser una estructura ligera y económica.

Toyota GA B Platform (7)

La nueva plataforma GA-B mejora la capacidad de manejo dada su mayor rigidez y menor centro de gravedad

Toyota afirma que las técnicas avanzadas de construcción estructural le dan a la plataforma GA-B una “parte inferior altamente rígida”. Puede acomodar diferentes diseños de suspensión, incluida la barra de torsión o de brazos múltiples, lo que sugiere que los modelos más caros que empleen esta plataforma se beneficiarán de una configuración más avanzada. En cualquier caso, el eje delantero utiliza una suspensión McPherson.

Normalmente, un aspecto negativo que ocurre con los coches pequeños es que, a veces, están muy apretados por dentro y no hay mucho espacio en general. Toyota afirma que puede maximizar el espacio interior a través de un empaquetado inteligente mediante el uso del espacio que queda fuera de la vista. Las ruedas están en situadas en las esquinas del chasis, lo que debe de permitir unos voladizos cortos y maximizar el espacio interior.

Toyota GA B Platform (3)

Un enfoque adicional de Toyota sobre esta plataforma ha sido reducir el centro de gravedad montando el asiento del conductor en una posición más baja y hacia el centro del coche. Con ello, Toyota busca conseguir una “posición de conducción más atractiva”, con un volante que se puede colocar más cerca del conductor. Supuestamente, el nuevo esqueleto también ofrece más posibilidades a la hora de crear nuevos vehículos de menor altura y más anchura.

Por el momento, Toyota no se ha manifestado acerca de cuándo veremos la nueva plataforma GA-B en las calles.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.