Menu

Nuevos Porsche 718 Spyder y 718 Cayman GT4, posiblemente los mejores Porsche

El benjamín de motor central desafía al 911

Nuevos Porsche 718 Spyder y 718 Cayman GT4, posiblemente los mejores Porsche

La marca de Stuttgart acaba de lanzar los nuevos Porsche 718 Spyder y Porsche 718 Cayman GT4, dos propuestas muy serias que, por su configuración mecánica y potencia, puede que sean los mejores Porsche de la gama ahora mismo, desafiando al mismísimo rey de la casa: con su motor central y un aumento de potencia, es capaz de plantar cara a los mejores deportivos, incluido el 911.

Motor y chasis

Olvidaos de los cuatro cilindros del 718. Estos dos Porsche heredan una variante del motor del 911 Carrera, por lo que estamos ante un bóxer de seis cilindros, pero en vez de montar el 3 litros turbo de 450 CV de su hermano mayor, su motor es un 4 litros atmosférico de seis cilindros bóxer que rinde 420 CV a 7.600 rpm y 420 Nm de par entre 5.000 y 6.800 rpm, con un régimen máximo de 8.000 rpm. Qué queréis que os diga, mucho mejor un atmosférico, aunque tenga 30 CV menos que el 911.

Por primera vez, Porsche emplea inyectores piezoeléctricos, que son capaces de realizar hasta cinco inyecciones por ciclo para una combustión más limpia. También puede ahorrar combustible, no realizando la inyección en uno de los dos cilindros opuestos, cuando funciona a baja carga.

El nuevo motor consigue un aumento de potencia de 35 CV respecto al anterior GT4 y 45 CV más respecto al Boxster de la generación anterior

Seguimos con las cosas buenas. Ambos modelos equipan una caja manual de seis marchas, nada de PDK, una oda al espíritu RACER, cosa que desde aquí aplaudimos. Estos coches han sido hechos para disfrutar de la conducción, así que lo mejor es disponer de tres pedales y dejar que el cambio sea gobernado por una de las ECU más potentes del mundo: nuestro cerebro.

Vamos ahora con el chasis. Por primera vez, ambos modelos comparten la misma configuración, por lo que ahora el 718 Spyder tiene un tacto mucho más deportivo. Por supuesto son propulsión y continúan montando McPherson en ambos ejes, pero esta vez la altura se rebaja 30 mm. Ambos montan PASM o Porsche Active Suspension Management  -amortiguación electrónica-, PSM o Porsche Stability Management -control de estabilidad desconectable- y PTV o Porsche Torque Vectoring -control vectorial-, mediante diferencial trasero mecánico autoblocante.

Porsche 718 Cayman GT4 2019 2

Si lo que quieres es hacer tandas en circuito, Porsche ofrece en el GT4 el paquete opcional Clubsport, con barra antivuelco, asientos deportivos con cinturones de seis puntos de anclaje -solo el del piloto- y extintor

Son Porsche y están pensados para hacer tandas en circuito, así que los frenos tienen que aguantar todo el maltrato posible. Los nuevos 718 Spyder y Cayman GT4 montan pinzas fijas de aluminio, aunque no sabemos diámetro de discos ni número de pistones. Opcionalmente se pueden encargar los discos carbonocerámicos PCCB, pero si vas a hacer circuito no son recomendables.

Los neumáticos también son de nueva homologación Porsche, de ultra altas prestaciones, consiguiendo un agarre sin igual. En parte son los responsables de que el nuevo 718 Cayman GT4 rebaje en 10 segundos el crono de su anterior generación alrededor del Nordschleife.

Porsche 718 Spyder 2019 4

Diseño y equipamiento

El nuevo Porsche 718 Spyder toma ciertas líneas estilísticas que ya hemos visto en el 911 Speedster, con su techo de doble burbuja tras los asientos. Esto le da un carácter más especial que en anteriores generaciones, a la vez que se moderniza, siguiendo la línea de los nuevo 718.

Ambos modelos montan nuevos paragolpes delanteros con tomas de aire más grandes y la ya clásica salida de aire en la parte superior, antes de que comience el capó. En la parte trasera un nuevo difusor, gracias a la nueva configuración del escape, aporta el 30 % de la fuerza aerodinámica en el eje trasero. En total la fuerza aerodinámica de agarre es un 50 % mayor, gracias también al alerón trasero fijo del GT4, que se cambia por el pequeño alerón que emerge a partir de 120 km/h en el Spyder.

En el interior el diseño se mantiene respecto a lo ya conocido del nuevo 718, solo que en esta ocasión el Alcantara domina los guarnecidos. Los cinturones y costuras en contraste o los tiradores de tela de los abrepuertas, son detalles del equipamiento Clubsport en el GT4.

El techo del Spyder es de lona y su accionamiento es manual. Se guarda bajo la doble burbuja, que se eleva y desliza hacia atrás para facilitar la operación

Ambos modelos marcan en la báscula una cifra de 1.420 kg, lo que es un peso contenido. Con esto, su relación peso potencia es muy buena, de 3,38 kg/CV. Esto se corrobora con sus aceleraciones, calcadas en ambos modelos: 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, 0 a 160 km/h en 9,0 segundos y 0 a 200 km/h en 13,8 segundos, consiguiendo alcanzar una velocidad máxima de 304 km/h el GT4 por 301 km/h el Spyder. El consumo de ambos modelos es…qué importa el consumo cuando tienes una máquina así entre las manos.

Los precios finales en Alemania son de 93.350 euros para el 718 Spyder y 96.206 para el 718 Cayman GT4. Obviamente aún no los hemos probado, pero por sus características sobre el papel es más que posible que estos nuevos Porsche se «merienden» a muchos 911 de anteriores generaciones. Por precio, disposición mecánica y potencia, posiblemente los mejores Porsche de la gama hoy en día.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.