Polestar Precept, el prototipo que desearíamos ver en las calles

Polestar Precept, el prototipo que desearíamos ver en las calles

Sería un digno rival del Tesla Model S y el Porsche Taycan


Tiempo de lectura: 4 min.

Polestar, propiedad conjunta de Volvo y Geely Holding Company, quiere entrar fuerte en el terreno de los vehículos rápidos, lujosos y electrificados. Con motivo del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2020, la firma de la estrella polar mostrará el Polestar Precept, un prototipo que representa una visión de la dirección futura de la marca, con una interfaz digital avanzada, materiales interiores sostenibles y muchas características de seguridad.

Desde su inicio como fabricante de automóviles “independiente”, Polestar ha producido algunos diseños realmente increíbles. Ha tomado el lenguaje de diseño actual de Volvo y lo ha repetido, pero con líneas más agresivas y elegantes que señalan el enfoque de la marca en el rendimiento eléctrico. Pero una nueva marca necesita una nueva identidad. No es suficiente pedir prestados buenos diseños de las marcas familiares, es necesario sorprender con un producto rompedor.

Polestar lo sabe, por eso está señalando una nueva era en el diseño el prototipo Precept. Los faros delanteros “Martillo de Thor” de Volvo se han dividido en la carrocería, que es más redondeada y dramática que la del Polestar 1 y 2. Y aunque los orígenes de Volvo son evidentes, especialmente en la tira LED que hace de pilotos posteriores, también se está aprovechando la propulsión eléctrica para romper las normas clásicas condicionadas por el motor térmico.

Polestar Precept Concept (5)

Visualmente, el Polestar Precept se ve adecuadamente futurista, gracias a una filosofía de diseño denominada “atletismo minimalista”, con proporciones bastante “imponentes”

La parte delantera, por ejemplo, no tiene una entrada de aire tradicional encargado de suministrar refrigeración a un radiador. En cambio, ese espacio se utiliza para lo que la firma sueca llama “SmartZone”, un panel transparente que alberga muchos de los sensores del automóvil para sistemas de seguridad activos. Al igual que su empresa matriz, la seguridad es un aspecto primordial y hay un sensor LiDAR en el techo para una mejorar la visibilidad artificial.

En cuanto a la visión humana, el Precept mantiene la gran tradición de los coches conceptuales de reemplazar los espejos retrovisores por cámaras. Sin embargo, ahora que hemos visto automóviles de producción equipados con esta solución en Europa, no es una idea descabellada. Mientras tanto, la parte trasera presenta una planta ancha y ligera que abarca todo la superficie del prototipo. Llama la atención la ausencia de luneta, permitiendo extender el techo acristalado.

Polestar Precept Concept (7)

Tiene una distancia entre ejes de 3.100 milímetros de largo, que también sirve para acomodar una batería de gran tamaño a la vez que dispone de un generoso espacio para las piernas y la cabeza en la parte trasera. Este sedán de aspecto coupé situado en el segmento E, si estuviera en producción, competiría directamente con el Porsche Taycan y las versiones de alta gama del Tesla Model S, aunque primero veremos un SUV compacto ya bautizado como Polestar 3.

Dentro, el Precept presenta una combinación de materiales sostenibles y tecnología avanzada. Los paneles interiores y los respaldos de los asientos utilizan un material llamado Bcomp, que es hasta un 50 % más ligero que los materiales convencionales y también reduce el desperdicio de plástico hasta en un 80 %. En lugar de utilizar materiales tradicionales de cuero, madera y cromo, las superficies de los asientos están tejidas en 3D con botellas de PET recicladas, entre otras cosas.

El Polestar Precept también presenta la interfaz de próxima generación de la compañía que se basa en un cuadro de instrumentos digital de 12,5 pulgadas y un sistema de infoentretenimiento montado verticalmente de 15 pulgadas. Este está impulsado por una versión específica del sistema operativo Android de Google abierto a desarrolladores externos, lo que significa que tendrá la capacidad de descargar e instalar numerosas aplicaciones en el futuro para mejorar la funcionalidad.

“Precept [en referencia a precepto] es una declaración, una visión de lo que representa Polestar y lo que hace que la marca sea relevante”, dijo el CEO de la compañía, Thomas Ingenlath. “El vehículo es una respuesta a los claros desafíos que enfrenta nuestra sociedad y la industria. Esto no es un sueño de un futuro lejano, el Polestar Precept muestra avances de vehículos futuros y muestra cómo aplicaremos la innovación para minimizar nuestro impacto ambiental”.

¿Cuándo podríamos ver al Precept en producción? ¿Podría llegar como Polestar 4? El tiempo dirá. De momento, este agresivo prototipo hará su debut mundial el 3 de marzo en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra 2020.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.