Menu

Mercedes-AMG S 65 Final Edition, oda al V12

Una exclusiva edición de despedida para los más sibaritas

Mercedes-AMG S 65 Final Edition, oda al V12

El stand de Mercedes en la edición número 89 del Salón de Ginebra va a ser un tanto agridulce. Por un lado, veremos el nuevo GLC y su versión de acceso a la gama AMG (GLC 53), el GT R Roadster y la segunda generación del CLA Shooting Brake. Por otro, nos despediremos del SLC, el pequeño coupé de la marca que recordábamos hace poco recordábamos en su iteración más radical, y del gran buque insignia de la estrella con el Mercedes-AMG S 65 Final Edition.

Con una producción estrictamente limitada a solo 130 ejemplares en todo el mundo, estamos ante un futuro objeto de colección. Disponible exclusivamente en un acabado metálico Obsidian Black, que señala la importancia del modelo, el Mercedes-AMG S 65 Final Edition mantiene la tradición de incluir la placa «One Man – One Engine» (firma el operario que lo monta) en la cubierta del motor, aunque acabada en negro en lugar de plata. Incluso las amenazantes salidas cuádruples de escape en la parte posterior tienen un aspecto negro muy brillante.

Con el Mercedes-AMG S 65 Final Edition, el bloque biturbo de 12 cilindros en V dirá adiós en las filas de Affalterbach

Los jugosos números que ofrece el poderoso motor V12 de 6 litros de doble turbo son los mismos que antes, y siguen siendo asombrosos para una berlina de su tamaño: 630 CV de potencia y unos explosivos 1.000 Nm de par motor desde tan solo 2.300 RPM. Lo justo y necesario para enviar los 2.250 kilos de masa este sedán de lujo hasta los 100 km/h en solo 4,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 300 km/h.

Mercedes AMG S 65 Final Edition 04

Sin duda, el tema predominantemente en este Final Edition es el negro, en contraste con detalles en color bronce mate patentes en las llantas de aleación forjadas de 20 pulgadas, en las tomas de aire delanteras, en los faldones laterales y en el parachoques trasero. El escudo AMG sobre el pilar C sirve como un recordatorio de que no es un S 65 común, sino el último, como se refleja en el nombre de la edición especial.

En el interior, Mercedes ha optado un tapizado en cuero Napa con detalles cobrizos y costuras en contraste. La consola central, con molduras en fibra de carbono, equipa una placa «1 de 130» para reforzar la identidad de esta Final Edition del S 65, mientras que el volante viene con la grabación «AMG Edition» para que sea un poco más elegante que el diseño estándar.

Ahora, Mercedes-AMG monta el 4.0 V8 biturbo en las versiones más potentes de su gama. El V12 continuará produciéndose, pero únicamente para aquellos modelos firmados por Maybach. Tan solo el Mercedes-Benz Clase S Coupé oferta un 12 cilindros, pero más pronto que tarde acabará corriendo la misma suerte que el resto de grandes mecánicas.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Siempre he querido tener un V12, dándome lo mismo bajo qué cubierta. Bueno, no pasa ni media; acecharé a la vuelta de la esquina a su homólogo flujihidrogénico, en unos 30 o 40 años calculo. Comienza la cuenta atrás!!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.