Featured Video Play Icon

Petrolicious nos muestra un exclusivo Porsche 911 (993) Speedster

Es el tercer ejemplar de dos unidades fabricadas


Tiempo de lectura: 2 min.

Porsche solo tuvo la intención de construir solo un 911 Speedster de la generación 993 desde cero, con la intención de conmemorar el 60 cumpleaños de Alexander Ferdinand Porsche en 1995. Dos años después, en 1998, Jerry Seinfeld convenció a la compañía de llevar uno de sus Porsche 993 a la fábrica para convertirlo a la especificación Speedster. Así que, realmente, hay solo dos verdaderos Porsche 911 (993) Speedster en el mundo.

Eso no impidió que Karen, la dueña del 993 que ilustra esta entrada, quisiera rediseñar su deportivo germano para que se pareciese al verdadero Speedster. Ella y su esposo, Jäger, sabían que no podían hacerse con un 911 (993) Speedster real, por lo que se propusieron crear el suyo propio, utilizando piezas de fábrica de un Speedster de la serie 964 y una serie de técnicos expertos de Porsche. Petrolicious se ha encargado de hacer un maravilloso video que muestra la historia del susodicho.

La generación 993 del Porsche 911 es considerada el canto del cisne dentro de la saga por su motor bóxer refrigerado por aire, el último en llevarlo

El resultado es un Porsche 911 (993) Speedster que es virtualmente idéntico a los dos ejemplares que salieron de fábrica, terminado en un hermoso color rojo, como una de las dos unidades reales. Tiene la misma pose asentada sobre el asfalto, la joroba trasera en lugar de los asientos traseros y el parabrisas más aerodinámico. En su interior, todo se ha hecho a medida, con numerosos detalles de fibra de carbono. Es todo lo que Karen imaginó que sería.

Su motor bóxer de seis cilindros refrigerado por aire es una delicia para los oídos, y Karen explica cómo son las sensaciones surgidas detrás del volante: “Tus sentidos están trabajando todos juntos para brindar esa experiencia y esa alegría que nos embriaga. Te transporta a otro lugar, y realmente no importa dónde sea en este momento. Es un descanso de todo lo que está sucediendo en la vida.”

El primer Porsche 911 (993) Speedster salió de la línea de montaje acabado en verde oscuro, con la caja de cambios automática Tiptronic S de seis velocidades y llantas de aleación de 17 pulgadas. La segunda unidad, desarrollada a petición de la estrella televisiva norteamericana Jerry Seinfeld, optó por un acabado plateado asociado a una transmisión manual y llantas de 18 pulgadas. Ambos se desarrollaron sobre la base del 911 (993) Cabriolet con el motor 3.6 de aspiración natural y 285 CV de potencia.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.