Hyundai Elantra N Line, más picante para el sedán surcoreano

Hyundai Elantra N Line, más picante para el sedán surcoreano

Al igual que el resto de la gama, el Hyundai Elantra N Line no llegará a Europa


Tiempo de lectura: 4 min.

El nuevo Hyundai Elantra dio sus primeros pasos allá por el mes de marzo, en pleno estado de alarma en España por la pandemia de COVID-19. Lo hacía con un diseño rompedor, llamativo y potente, aunque con algunos detalles como los pliegues de las puertas, que resultan un tanto exagerados y poco equilibrados con el resto del coche.

Olvidando este tipo de cosas, la nueva generación del Elantra, que por si alguien no lo recuerda, nunca llegará a Europa, supone un paso al frente, e incluso dos, respecto a la anterior generación del modelo. Es una imagen clara del camino que lleva el grupo Hyundai y cómo evoluciona su producto gracias a las diferentes incorporaciones, como el diseñador Luc Donckerwolke, o gracias a sus sucesivos desarrollos como las mecánicas híbridas y eléctricas que emplean algunos modelos.

Donde también está trabajando con ahínco la firma surcoreana es en su vertiente deportiva, tanto en las versiones deportivas, adornadas siempre con la letra “N”, como en los acabados y versiones aspiracionales, que se centran en una imagen más dinámica y agresiva, las cuales reciben el apelativo de N Line. Una forma de trabajar que siguen muchas marcas como Ford con los ST y ST-Line, Audi con las versiones S y S-Line o Peugeot con los GT y GT-Line.

hyundai elantra n line (6)

Este Hyundai Elantra N Line no es simple maquillaje

Mientras que en Europa tenemos los Hyundai i30 N e i30 N Line, los Hyundai Tucson N Line e incluso el Hyundai i10 N Line, en Estados Unidos podrán disfrutar del nuevo Hyundai Elantra N Line. A falta de saber si habrá alguna versión con el motor de los i30 N y Veloster N (que tampoco llega a Europa), la adopción de este acabado supone la opción más deportiva para este sedán de origen coreano y vida americana. Una opción que va más allá de un simple maquillaje, como ocurre en algunas ocasiones.

Este tipo de versiones suelen distinguirse por ser mero adorno, una variante que se centra principalmente en lo estético y en el equipamiento, pero que deja el resto intacto. No es algo que ocurra siempre, pero suele ser la receta general empleada. En el caso del Hyundai Elantra N Line, que según el comunicado oficial, está diseñado para brindar una mayor diversión de conducción. Así, los cambios efectuados afectan al chasis, además del equipamiento y por supuesto, su imagen.

Los ingenieros han trabajado en el conjunto de la suspensión, la cual tiene ahora un tarado más firme y un grupo multibrazo trasero. Los rotores de freno son más grandes en las ruedas delanteras y la dirección se ha recalibrado. Las llantas tienen 18 pulgadas y se añaden algunos detalles interesantes, como levas para el cambio automático detrás del volante y nuevos asientos deportivos N.

Bajo el capó solo se puede escoger el motor 1.6 turbo de 203 CV y 265 Nm de par, asociado al cambio automático antes mencionado, que ofrece siete relaciones con doble embrague, o bien a un cambio manual que tiene en este caso seis marchas. Un motor ya conocido en América por usarse en el KIA Soul Turbo y en el KIA Forte GT.

hyundai elantra n line (11)

Equipamiento específico aunque sin alardes

Hyundai también ha creado un catálogo de componentes “aftermarket” para potenciar la deportividad de sus coches que se denomina, como cabe esperar, N Performance. Aquí se pueden encontrar multitud de elementos para personalizar el nuevo Hyundai Elantra N Line. Algo que si el comprador se lo puede permitir, sería interesante ya que su personalización no es excesiva y quizá un toque más “guerrero” le sentaría bien.

No obstante, la carrocería no está falta de cierto atractivo, que se adereza con detalles en negro brillante y un difusor trasero. En el interior tampoco hay exceso de detalles, aunque el resultado es atractivo gracias a las costuras en color rojo, al volante de tres radios (mucho más deportivo que el equipado en el resto de la gama) y por unos pedales metálicos. De serie lleva la pantalla pequeña, pero se puede equipar una de mayor tamaño de 10,25 pulgadas.

La instrumentación también puede ser totalmente digital y no falta la conectividad con Android Auto y Apple CarPlay o los asistentes a la conducción como el sistema para evitar colisiones frontales, la ayuda al mantenimiento de carril, asistente para luces o la advertencia de vehículo en el ángulo muerto o atención del conductor.

Galería de imágenes

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.