Hennessey ha metido mano al Dodge Challenger SRT Demon

Hennessey ha metido mano al Dodge Challenger SRT Demon

Y no puedo dejar de escuchar el rugido de su V8 sobrealimentado


Tiempo de lectura: 3 min.

Nunca en la historia un coche de producción en serie ha sido tan bruto como el Dodge Challenger SRT Demon, bueno, hasta que su sustituto llegó en verano bajo el nombre de SRT Super Stock. Ofrecido solo como model year 2018 en cantidades limitadas, no solo su estética infunde miedo, también lo que hay bajo el capó: un V8 HEMI de 6,2 litros sobrealimentado por compresor con 819 CV y 972 Nm (852 CV y 1.044 Nm con combustible de competición). No es poca cosa, pero Hennessey Performance ha querido aportar su granito de arena.

De serie, el Challenger SRT Demon alcanza los 100 km/h en menos de 2,5 segundos y es capaz de cubrir el cuarto de milla por debajo de los 10 segundos (9,65 s, para ser exactos). Pero claro, para los chicos tejanos de Lone Star nunca es suficiente, así que desarrollaron un paquete de alto rendimiento bajo el nombre “HPE1000”. Como te podrás imaginar entre otras cosas, eso significa que ahora el demonio de Detroit genera más de un millar de equinos que van de forma exclusiva a las ruedas posteriores, gestionados a través de una transmisión automática de ocho relaciones.

De acuerdo con la hoja de especificaciones de Hennessey Performance, el enorme ocho cilindros de 6.166 cm3 produce 1.050 CV de potencia a 6.500 RPM y 1.285 Nm de par motor a 4.200 RPM, un salto saludable sobre las cifras de fábrica. Verificado por pruebas de dinamómetro, el empuje adicional es cortesía de varios componentes internos de nueva factura y otros modificados, como bien puede ser el compresor volumétrico de 4,5 litros (de 2,8 l de serie), los convertidores catalíticos y los inyectores de combustible de alto flujo mejorados, y algunas otras piezas que no recuerdo.

Hennessey HPE1000 Dodge Challenger SRT Demon (2)

Con las modificaciones de los chicos de Hennessey Performance, el Dodge Challenger SRT Demon HPE1000 es capaz de alcanzar los 96 km/h desde parado en solo 1,9 segundos

Pero si lo que deseas es pasarte por la piedra a no solo deportivos, sino a varios superdeportivos con tu Challenger SRT Demon, entonces puedes elegir el kit HPE1400 del preparador tejano, el cual incluye una actualización con una pareja de turbocompresores y otros componentes. La idea es conseguir una energía total de 1.420 CV y 1.616 Nm en el cigüeñal, y 1.254 CV y 1.459 Nm en las ruedas con combustible de competición. Pero por más emocionante que sea conducir un Demon biturbo, no hay duda de que, al menos un servidor, prefiere escuchar el gemido del compresor.

Si eres de los míos, tienes que ver y, sobre todo oír, el último vídeo que Hennessey Performance ha subido a su canal de YouTube. Presentado con la melodía “500 Miles” de Hedy West (1961), se puede apreciar de fondo el murmullo del V8, donde el Challenger SRT Demon HPE100 destaca y aprueba con sobresaliente en términos de placer auditivo, ahí ahí con este otro clip del Ferrari F12 Berlinetta que subieron hace ya unos cuantos/bastantes meses. La nota es un poco más agresiva que la configuración original, y también es un espectáculo abrir el capó. Definitivamente, quiero uno.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez