2020 Dodge Challenger SRT Super Stock, un auténtico muscle car

2020 Dodge Challenger SRT Super Stock, un auténtico muscle car

Amenazante y bruto a partes iguales


Tiempo de lectura: 3 min.

Dodge quiere destacar entre la multitud. Pero no con productos que abarquen y muestren las últimas tecnologías; ni mucho menos vamos. La firma estadounidense lleva más de una década con la misma gama (con orígenes en Daimler), convenientemente actualizada con los años. Tras conocer al SUV más potente del mundo, el Durango SRT Hellcat, llega la hora de conocer más muscle car más enérgico del país de las oportunidades, el 2020 Dodge Challenger SRT Super Stock.

Parece que en la vida hay tres constantes: la muerte, el pago de impuestos y un aumento anual de potencia para la pareja Challenger y Charger. Ni cortos ni perezosos, la casa del carnero quiere ser la que ofrezca los coches más potentes del mundo a un precio que ni se acerca al de algunos de los mejores deportivos de Europa, como un Porsche 911 Turbo o un BMW M8. No será ni tan rápido en circuitos ni tan refinado como estos dos, pero el Challenger SRT Super Stock sigue siendo una bestia: 818 CV y 959 Nm.

Y aquí no hay ningún tipo de complejidad técnica como un sistema híbrido con baterías de ayuda. Todo ese torrente de fuerza viene de un motor HEMI de ocho cilindros en uve con 6.166 cm3 de desplazamiento y dos válvulas por cilindro. Junto a él, un compresor volumétrico y una caja de cambios automática de ocho velocidades ayudan a mover las dos toneladas del conjunto hasta las 60 mph (96 km/h) desde parado en 3,25 segundos, haciendo el cuarto de milla de 10,5 segundos y pasando por meta a 211 km/h.

2021 Dodge Challenger SRT Super Stock (11)

La velocidad máxima se ha limitado electrónicamente a 270 km/h para proteger a los neumáticos específicos para drag races de 315/40, los cuales abrazan llantas de 18 pulgadas

El nuevo 2020 Dodge Challenger SRT Super Stock también presenta un sistema de frenos Brembo, un diferencial asimétrico de deslizamiento limitado y amortiguadores adaptativos de alto rendimiento firmados por Bilstein especialmente ajustados para el modelo. Los modos de conducción incluyen: Track, Sport, Custom y Auto, este último orientado al confort. Otros sistemas como la apertura del eje trasero para quemar rueda (burnout), un limitador de revoluciones o un Launch Control vienen de serie en este modelo.

El Dodge Challenger SRT Demon era un modelo preparado para carreras de aceleración, pero se fabricó como un modelo de serie limitada al año 2018. Su espíritu se revive en el Super Stock. Dicho esto, el Challenger SRT Super Stock no es un modelo de producción limitada; las ventas del modelo continuarán durante el model year 2021. Y a diferencia de casi cualquier otra variante del coupé de Detroit, no hay insignias o calcomanías únicas para diferenciar a Super Stock de los modelos de la serie Redeye Widebody. Solo las ruedas del Demon lo delatan.

2021 Dodge Challenger SRT Super Stock (6)

Para ayudar a crear el empuje adicional, Dodge recalibró el motor y aumentó la línea roja en 100 revoluciones por minuto para establecer el tope a 6.400 RPM

Los clientes pueden hacer los pedidos para recibir su 2020 Dodge Challenger Super Stock a partir de este verano. La producción comenzará en otoño la planta que la marca tiene en Brampton, Ontario, con entregas programadas para comenzar a fines de este año. El precio todavía no se ha anunciado, pero debería ser un poco más alto que el Challenger SRT Redeye Widebody, que comienza en 80.190 dólares (71.070 euros). En España, por ese precio te puedes comprar un Mercedes-Benz E 350 d Coupé o casi un BMW M440i Coupé.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez