Menu

Ferrari F12 Berlinetta HPE800, un cavallino con sangre americana

Sintonizando un maravilloso V12 italiano con un poco de picante tejano

Featured Video Play Icon

Quien no desea despertar en un día donde el sol resplandece al amanecer. Asomarse a la ventana y ver las verdes praderas iluminadas. Un café calentito para coger el tono del nuevo día, escuchando La mañana de Edvard Grieg (1886). Hasta aquí, la situación es idílica para todos los públicos. Pero esto es espíritu RACER, y todo mejora con el sonido de un buen motor V12 respirando a pleno pulmón.

Hennessey Performance nos ha regalado este vídeo para darnos los buenos días de la forma más petrolhead que existe, con un Ferrari F12 Berlinetta galopando a todo trapo por las extensas pistas tejanas. Tras pasar por las manos del preparador norteamericano, la montura de Maranello recibe un extra de salsa picante para enviar 811 cavallinos (597 kW) a las ruedas traseras. Con una aguja que sube rápidamente hasta las 8.500 RPM sobre tacómetro, qué podríamos decir salvo que se ve insultantemente rápido y bello, visual y acústicamente.

Estamos acostumbrados a que grandes motores V8 potentes y rabiosos hagan sus pinitos en las instalaciones de Hennessey en Sealy, Texas. Ocasionalmente también vemos algunos superdeportivos, como la última actualización sobre la base de los distintos modelos de la gama McLaren. Aunque los enormes SUV también tienen su hueco en la gran pantalla, visibles desde el canal de YouTube del preparador. Honestamente escribiendo, podemos decir que este nuevo vídeo es diferente a todo lo que hemos visto antes. Nada que objetar.

Ferrari F12 HPE800 1

Con 70 CV más, parece que esta vez Hennessey Performance no ha incorporado un turbo

El vehículo destacado en cuestión es un Ferrari F12 Berlinetta blanco, con un aspecto con el que bien podría haber salido así de fábrica. Tan solo las llantas de aleación denotan algo de tuning sobre esta esculpida carrocería. Es en lo que no se percibe a simple vista donde se hallan los mayores cambios, porque Hennessey no ofrece ninguna explicación en el vídeo. Salvo que el sobrenombre HPE800 ha sido añadido a la nomenclatura del coche. Desconocemos que tipo de modificaciones habrán hecho bajo el capó, aunque el sistema de escape suena endiabladamente bien.

Para ser justos, 70 CV más sobre la base original no es un gran salto para lo que la empresa suele hacer. Con 741 CV directamente extraídos de un corazón V12 de 6.3 litros de aspiración natural, el Ferrari F12 Berlinetta jamás podría considerarse como un coche lento. De hecho, son muchos los profesionales del mundo del motor los que han coincidido en que, tal vez, no es necesaria tanta caballería. Incluso Jeremy Clarkson, defensor de la potencia por encima de todas las cosas, llegó a admitir que sería mejor coche “con un poquito menos de potencia”.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.