¿Buscas algo único? El Ford Anglia “Misfit” lo es

¿Buscas algo único? El Ford Anglia “Misfit” lo es

Un Hot Rod con motor de BMW que sería un digno coche de Hot Wheels


Tiempo de lectura: 5 min.

Lanzada en 1959, la cuarta generación del Ford Anglia vino con un estilo estadounidense a la clase obrera junto con un motor más potente que el de sus predecesores. Y aunque no salió de la isla británica, fue un coche bastante popular en aquella época, como el 600 en España. Ahora bien, lo que traemos hoy aquí no un Anglia cualquiera. Es un hot-rod creado con un gran mimo, el cual fue bautizado como “Misfit”.

El propietario del “Misfit”, Michael Charalambous, fue un agente inmobiliario. Impulsado por la ambición de comprar el coche de sus sueños, un Ferrari 308 GTB, se embarcó en la misión de construir y restaurar una serie de modelos con el plan de cambiarlos por el clásico italiano. El “Misfit” es su proyecto más ambicioso hasta el momento, pues dedicó cientos de horas al proyecto después de comprar la mitad posterior de la carrocería de un Ford Anglia ya podrido, y crear algo puramente a partir de ideas en su cabeza.

Este Anglia “Misfit” no es una mezcolanza descuidada de piezas de otros coches, puesto que Charalambous ha llevado a cabo un trabajo obsesivo en cada detalle en cada elemento, algo que le ha llevado a ganar varios premios en exhibiciones de coches. El motor es una unidad de cuatro cilindros de un BMW 318iS (E30) sobrealimentado por un compresor volumétrico Eaton M45, el cual se monta dentro de una carrocería cortada y acanalada junto a la caja de cambios, embrague, diferencial, bujes y portacojinetes del 318iS.

Ford Anglia “Misfit” 1963 (7)

Si el Ford Anglia te suena familiar, es porque apareció en la famosa película Harry Potter y la Cámara Secreta (2002)

La suspensión, por su parte, combina los componentes del Ford y de un Hillman Imp, del que también deriva la cremallera de la dirección. Asimismo, los frenos delanteros vienen de un Ford Sierra, mientras que los traseros de un MINI de la primera generación de BMW. Si a eso unimos el sistema de escape artesanal y una masa que, muy probablemente esté por debajo de la tonelada, nos da como resultado un vehículo fiable con el que rodar, además de una obra maestra para exhibir en diferentes reuniones sociales.

En lo que respecta a su carrocería, el maletero y las puertas se han acortado con respecto al modelo original. Abundan los ejemplos de la combinación de lo antiguo y lo nuevo, como las llantas de magnesio BBS al estilo de los Ferrari que competían en la clase FIA GT montadas con neumáticos old-school. Y como el coche está diseñado para ser conducido y disfrutado, y el propietario anterior lo usó para todo, desde paseos locales hasta largos recorridos por carretera y espectáculos por el país, es relativamente más cómodo.

Ford Anglia “Misfit” 1963 (20)

Vale, no hay mucho espacio para la cabeza y los asientos no parecen ser los más mullidos. Pero, en el lado positivo, una vez te acostumbras a él, es muy fácil de acceder, y conducirlo no se siente como una molestia. Cada pequeño detalle en el diseño de este vehículo parece estar en el lugar correcto, lo que es un testimonio de la dedicación del diseñador para hacer algo único. Desde las puntos de montaje hasta los paneles de las puertas, los pedales y los espejos está personalizado. Incluso el pomo es de un Ferrari 308 GTS.

Hablar del diseño único e incomparable del “Misfit” es una cosa, pero vencer a más de 100 coches personalizados diferentes, cada uno con un diseño increíble, es otra. Decimos esto porque el Ford Anglia “Misfit” fue uno de los participantes en el Hot Wheels Legends Tour de Reino Unido. Esta es una competición organizada por la famosa empresa de miniaturas de coches Hot Wheels, donde múltples vehículos personalizados compiten cara a cara para ser inmortalizados como juguetes fundidos a presión a escala 1:64.

Ford Anglia “Misfit” 1963 (14)

Mostrando la autenticidad y la creatividad que lo vieron ganar la etapa británica de la gira Hot Wheels Legends, “Misfit” es una ingeniosa fusión lo antiguo y lo nuevo

Car & Classic, la plataforma online de referencia para coches clásicos y de nicho, subastó el 22 de diciembre de 2022 por 25.250 libras (28.550 euros, aprox.). Con todo el tiempo que le ha sido dedicado, así como el cariño y dedicación, el Ford Anglia “Misfit” de Charalambous vale cada céntimo, si no más. Piénsalo, por el precio de un aséptico Peugeot 2008 de 130 CV bien equipado, te llevas una construcción única que, además, fue elegida para representar a Reino Unido en la final mundial del Hot Wheels Legends Tour 2022.

“Como juguete, millones lo habrían disfrutado, pero el ganador de nuestra subasta siempre tendrá el modelo original y único”, dijo Chris Pollitt, director editorial de Car & Classic. “La belleza de este coche, además de la precisión con la que se ha creado, es la oportunidad de detectar detalles como las luces traseras de un Cadillac de 1959, la tercera luz de freno en el techo e incluso cómo se abre el maletero, tirando del soporte de la placa de matrícula. es un trabajo de amor, y muy divertido también”, concluye Pollitt.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso