Este es el último Delta Futurista de Automobili Amos

Este es el último Delta Futurista de Automobili Amos

El proyecto de esta empresa piamontesa llega a su fin, después de haber ensamblado las veinte unidades planificadas inicialmente


Tiempo de lectura: 5 min.

Son numerosas las empresas que se dedican en la actualidad a realizar restomods de vehículos míticos. Con mayor o menor acierto, y mejor o peor gusto —cuestión que siempre depende del ojo que los mira—, compañías como Singer renuevan automóviles de trascendencia histórica, y reciben en muchas ocasiones los respetos de la comunidad petrolhead e, incluso, apoyo por parte de los fabricantes del modelo original. En este artículo os hablamos del Lancia Delta HF Integrale que Automobili Amos ha versionado a lo largo estos cinco años, denominado Delta Futurista, después de que el vigésimo y último ejemplar fuera terminado hace pocos días.

Por ahora, la labor desarrollada por la empresa dirigida por Eugenio Amos, dueño del Ferrari F40 en color Verde Abetone que protagoniza este navideño vídeo, ha sido objeto de algunas críticas, que han llegado a calificarle como carnicero por poner las manos sobre un automóvil como el Lancia Delta HF Integrale. Con mucha sorna, la respuesta de Automobili Amos ha sido lanzar productos de mercadotecnia con el emblema Premiata Macelleria —carnicería premiada, en italiano—, y continúa desarrollando proyectos relacionados con el modelo, como el próximo Delta Safarista.

Hay que reconocer que es en cierto modo inevitable un ligero levantamiento de ceja al pensar que cada uno de estos veinte Delta Futurista ha necesitado un Lancia Delta HF Integrale con culata de 16 válvulas como donante. Pero, a la vez, tampoco se puede negar que la creación de Carlo Borromeo, director de diseño de Automobili Amos, es francamente atractiva y, al menos a primera vista, parece preservar el aspecto del modelo original.

Una amplia lista de modificaciones que pretenden respetar el legado del Lancia Delta HF Integrale

Ellos mismos han declarado que, pese a la introducción de numerosas modificaciones, nunca han querido que sus Delta Futurista dejaran de representar las características líneas del Lancia Delta HF Integrale de la década de los ochenta. Introducen molduras específicas en su carrocería y destaca que capó y parte de la defensa en la parte frontal constituyen una sola pieza. Una solución denominada cofango en la lengua del país transalpino —acrónimo derivado de la unión de las palabras italianas para capó (cofano) y defensa (parafango)—, que ha sido adoptada anteriormente por algunos modelos, como el Lamborghini Huracán STO.

Escogí el Delta porque es el modelo que me hizo enamorarme de los coches inicialmente. Tenía siete años. Mi padre era el propietario de un precioso Lancia Delta HF Integrale pintada en Giallo Ginestra. No sé por qué, pero me hacía sentir muy especial. Aquellos recuerdos están hechos de olores, del tacto suave de la Alcantara, de sonidos confusos”, explicó Eugenio Amos en la presentación de este proyecto

Amos Automobili Delta Futurista 20 3

En la parte frontal, la calandra y el conjunto de los faros dobles recuerdan, intencionadamente, al Lancia Beta Montecarlo. Por su parte, en la parte trasera de este Delta Futurista, que es siempre de tres puertas, se toma inspiración del Lancia Delta S4 Stradale para su portón. La mayor parte de estas modificaciones en el exterior están fabricadas a partir de resinas compuestas, fundamentalmente basadas en fibra de carbono, para mantener así un peso comedido del conjunto, en torno a los 1.250 kilogramos, más o menos como el original.

En el interior se observan evidentes cambios, como una nueva instrumentación o un volante específico con controles integrados. También hay fibra de carbono —por ejemplo, alrededor del túnel de transmisión—, y los asientos, con orejas y pétalos de considerable tamaño para un buen agarre lateral, son proporcionados por Recaro. Además, llama la atención la jaula de seguridad de aluminio —mismo material empleado en los nuevos pedales—, que ha sido desarrollada por Automobili Amos y cuya instalación responde no solo al objetivo de mejorar el nivel de seguridad del vehículo, sino que también pretende incrementar la rigidez de su chasis y, con ello, su comportamiento. En este sentido, también las suspensiones en el eje delantero han sido rediseñadas, para procurar eliminar la tendencia al subviraje de la que adolece el modelo original.

Por otro lado, este Delta Futurista también recibe modificaciones mecánicas, que permiten extraer en torno a 350 CV de su motor de cuatro cilindros y 1.995 cc de capacidad, gracias a una nueva centralita para su gestión electrónica. La velocidad máxima declarada es de 230 km/h y conserva una caja de cambios manual de cinco velocidades, aunque numerosos elementos de la transmisión han sido reforzados, o son por completo de nueva factura, como el diferencial central.

La pregunta que todavía debo responderme es ¿por qué, Eugenio? Nadie ha pedido explicaciones por ahora. ¡Y es que ni siquiera yo mismo lo entiendo! Al final los números no significan nada en este contexto. Porque hablo de pasión y nostalgia y euforia, y estos sentimientos no se pueden traducir en números”, comentó Eugenio Amos sobre el precio de sus Delta Futurista en su puesta de largo

Amos Automobili Delta Futurista 20 4

Así pues, el último de los Delta Futurista de Automobili Amos ya ha sido entregado a un cliente suizo, a cambio de 350.000 euros, como los otros diecinueve ejemplares. En este caso, está pintado en Blanco Cocktail, y está adornado con la clásica librea con los colores de Martini. Y es que todos los Delta Futurista ensamblados por Automobili Amos recibieron la personalización deseada por sus compradores, y podéis ver el acabado exterior de cada una de las 20 unidades que existen del modelo a continuación en la galería de fotos.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.