Este es el MX Speedster de Xenex Motorsports

Este es el MX Speedster de Xenex Motorsports

El preparador estadounidense ofrecerá a partir del año próximo esta preciosa versión sin parabrisas y aligerada del mítico deportivo japonés, con tres opciones mecánicas


Tiempo de lectura: 4 min.

El preparador estadounidense Xenex Motorsports ha confirmado en las últimas horas que ensamblará varias unidades del espectacular vehículo que ilustra nuestro titular. Se trata de un Mazda MX-5 de primera generación (NA) desprovisto de parabrisas, con diversas modificaciones tanto en su aspecto exterior como en el apartado mecánico y que recibe el nombre de MX Speedster.

Muchos fabricantes han lanzado recientemente versiones speedster de algunos modelos, ya sea como concept o en forma de ediciones muy limitadas. Aquí en espíritu RACER os hemos traído algunos de estos en tiempos recientes, como los Ferrari Monza SP1 y SP2 o el McLaren Elva, de un formato de carrocería con representantes históricos tan míticos como el Porsche 356 Speedster de 1954. De hecho, la propia Mazda desarrolló un prototipo de este tipo sobre la base de un MX-5 de cuarta generación (ND), que fue presentado en 2016 bajo la denominación MX-5 Speedster Evolution.

La versión —o versiones, como veremos más adelante— que os traemos hoy no tiene nada que ver con el fabricante japonés. En este caso, todo comienza con unos bocetos digitales elaborados por el diseñador Kasim Tlibekov a través de su estudio Tlibekua, sin pretensiones de transformarse en ningún objeto real. Cuando Xenex vio este trabajo, decidió ponerse en contacto con el diseñador para obtener la pertinente licencia y poder llevarlo a cabo como vehículo plenamente funcional.

Este modelo fue inicialmente un simple estudio de diseño virtual de Kasim Tlibekov, el cual despertó el interés del preparador estadounidense Xenex Motorsports, que lleva alrededor de un año desarrollando el proyecto

Xenex Motorsports MX Speedster (2023) 06

Así pues, el preparador estadounidense lleva un año trabajando para hacer realidad la creación de Kasim Tlibekov, que además de retirar el parabrisas implica más modificaciones estéticas. Son de nueva factura los faros en el frontal y en la parte trasera, de ledes y con un diseño minimalista, así como los paragolpes delanteros y el difusor trasero, que incorpora una salida de escape a cada lado. Xenex Motorsports ya tiene listo el kit de carrocería, con vías ensanchadas, que ofrecerá a cualquier propietario de un Mazda MX-5 de primera generación (NA) —vendidos entre 1989 y 1997— que quiera transformarlo en un MX Speedster.

Además del mencionado kit, se añaden unas llantas de aleación ligera de 17 pulgadas de diámetro y, en opción, puede solicitarse una mejora de sus suspensiones orientada al uso en circuito —que no ha sido especificada—, así como un equipo de frenos de competición firmado por Wilwood. Ofrecerá tres opciones mecánicas, todas ellas favorecidas por la reducción de peso llevada a cabo por el equipo técnico de Xenex, cifrada en 113 kilogramos. En primer lugar, la versión básica, MX Speedster, conlleva mantener el propulsor original, de cuatro cilindros en línea y 1,6 o 1,8 litros de capacidad, siempre atmosférico.

Por otro lado, la versión denominada MX Speedster S implica la adición de un compresor a su propulsor, el cual pesa tan solo 20 kg, según Fastforward Superchargers, su fabricante. De este modo, se eleva la potencia entregada hasta los 203 CV en el caso del bloque de 1,8 litros, por 171 CV para el de 1,6 l. Con una puesta a punto orientada a exprimir al máximo su rendimiento en circuito y un peso total siempre por debajo de la tonelada, esta versión se postula como una máquina muy emocionante.

Se ofrecerá una versión relativamente curiosa y muy estadounidense, el MX Speedster RS, que incorporará un motor V8 de la familia LS y será el “arma definitiva para el circuito”, según sus propios creadores

Xenex Motorsports MX Speedster (2023) 15

Pero el icónico Mazda MX-5 NA todavía puede transformarse en una creación más espectacular —y con mejor sonido— con la versión MX Speedster RS. Xenex Motorsports hace espacio en su vano motor para acoger un motor de ocho cilindros en uve y origen General Motors —de la conocida serie LS—. Con esta configuración, la potencia máxima declarada para el modelo con apellido RS asciende a los 355 CV, entregados a 6.800 revoluciones por minuto.

Actualmente, el preparador basado en Arizona ya cuenta con tres mulas de pruebas que están sumando kilómetros de test en circuito, además de cuatro unidades en producción. El cambio de año significará la apertura de pedidos para cualquiera de las tres versiones de este Mx Speedster de Xenex Motorsports, cuyas primeras entregas tendrán lugar a partir de marzo y para las que no se han especificado precios todavía.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.