Coche del día: Mazda MX-5 NA

Coche del día: Mazda MX-5 NA

El concepto de roadster británico, pero mucho más fiable


Tiempo de lectura: 4 min.

Quien realmente es un apasionado de la conducción y no simplemente de los coches potentes, sabe que no todo es motor y velocidad máxima. Conducir un coche lento, lo más rápido posible, es una de las experiencias que más emociones puede ofrecer en una carretera de curvas. Por eso, hay coches que, a pesar de su poca potencia, ofrecen mayores sensaciones y un talante más pasional que cualquier otro supercoche que se precie. La conexión entre persona y máquina, las sensaciones, el conducir al límite… al volante, pocas cosas se pueden comparar a esto.

Precisamente, en un lugar donde la cultura alrededor del automóvil está muy arraigada, en Reino Unido, lo han tenido siempre claro y por ello, siempre han contado algunos de los modelos más deseados y deseables del mundo, destacando especialmente los descapotables biplaza o roadster, como lo llaman ellos. Coches creados única y específicamente para ofrecer sensaciones, para ser divertidos; coches auténticos amantes de la conducción. Un concepto de automóvil, que unos japoneses decidieron copiar allá en la década de los 80, dando lugar al coche de dos plazas descapotable más vendido del mundo: el Mazda MX-5, Mazda Miata o Mazda Eunos (según el mercado).

mazda mx 5 (1)

Corría el año 1979, y el periodista estadounidense Bob Hall, se reunió con el que, por entonces, era el jefe de investigación y desarrollo de Mazda, Kenichi Yamamoto. En ocasiones, un periodista con mucho renombre y buenos contactos, puede influir mucho en el devenir de las cosas y en aquel momento, Hall, que era un amante de los roadster británicos, pero odiaba su poca fiabilidad, pensó que los japoneses podrían hacerlo mil veces mejor. A Yamamoto le gustó la idea, pero había que convencer al resto de integrantes de la directiva, algo un complicado porque el concepto del coche se alejaba de todo lo que había hecho la marca hasta ese momento. Pero no tuvo que complicarse la vida buscando la forma de convencer a nadie, pues en 1984, Yamamoto fue ascendido a presidente de Mazda Motor Corportation y puso el proyecto en marcha, contratando a Bob Hall para iniciar el proyecto.

Así comienza una historia que ha llegado hasta hoy como uno de los coches más deseados del mundo, un coche sencillo, pero bien diseñado y bien fabricado, pero sobre todo, con los argumentos necesarios para convencer a los más puristas: motor delantero y cambio manual, propulsión, asientos muy cerca del suelo, bajo peso, un tamaño contenido y techo de lona. Lo curioso es que, entre las primeras propuestas del proyecto, se llegó a contemplar la posibilidad de lanzar un modelo de tracción delantera… pero se desechó en favor de la propulsión. En ello contó mucho la opinión de algunos periodistas con mucha suerte que pudieron probar las unidades de desarrollo.

Uno de los pilares del desarrollo, era que debía ser un vehículo asequible. Era muy importante que el precio no fuera disparatado, para que la gente no encontrara un escollo en su compra. Así que, por un lado, se decidió montar un motor de cuatro cilindros 1.6 procedente del Mazda 323, que con 115 CV era suficiente para el poco peso del coche y además, pesaba muy poco y era barato. Ese motor enviaba la potencia a las ruedas traseras mediante un cambio manual de cinco relaciones prestado del Mazda RX-7, ayudando a ahorrar más costes en el desarrollo del pequeño descapotable, un coche que recibió el nombre de Mazda MX-5 por “Mazda eXperiment Project Nº5”.

mazda mx 5 (2)

Fue mostrado en el Salón del Automóvil de Chicago, en febrero de 1989 y puesto a la venta en Estados Unidos al año siguiente. El coche fue un éxito inmediato. Era sencillo, divertido de conducir, fiable… copiaba la esencia y el concepto de los míticos modelos británicos de MG, de Triumph, pero sobre todo, del Lotus Elan. Durante su primer año de comercialización, se vendieron 23.052 unidades, algo fuera de lo normal para un coche como este. Pero lo más llamativo es que la primera generación, conocida como Mazda MX-5 NA, estuvo a la venta durante ocho años y logró convencer a 431.544 usuarios.

A continuación dejamos algunas cifras para los amantes de las cifras. El motor entregaba 115 CV y 135 Nm de par, pero solo pesaba 955 kilos, así que entre otras cosas, podían completar el sprint desde parado hasta los 100 km/h en 8,7 segundos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.