El Rolls-Royce Spectre, rupturismo con arraigo

El Rolls-Royce Spectre, rupturismo con arraigo

La denominación del futuro eléctrico del fabricante inglés ha sido explicada por el director ejecutivo de la marca


Tiempo de lectura: 3 min.

El Rolls-Royce Spectre será el nuevo modelo de la marca cuando termine su proceso de desarrollo, que está teniendo lugar actualmente, a lo largo del próximo año. Supondrá el primer vehículo puramente eléctrico de la marca, lo cual significa una novedad, pero mantendrá vigentes todos los elementos básicos que le harán reconocible como un verdadero Rolls-Royce.

Más allá de que, efectivamente, la propulsión eléctrica encaje como un guante en la idea de conducción silenciosa asociada con los vehículos de la marca originaria de Goodwood, el nuevo modelo mantendrá también vigente la fantasmagórica tradición para su nomenclatura, y ahora, gracias a unas declaraciones del director ejecutivo de la compañía, Torsten Müller-Ötvös, hemos descubierto algunos detalles más detrás de la decisión para bautizarlo con este nombre.

En años recientes, tan solo dos de sus modelos han recibido denominaciones fuera del campo semántico espectral: el Rolls-Royce Dawn y el Rolls-Royce Cullinan. El primero de ellos recibió dicho nombre –”amanecer” en español– ya que significaba un nuevo comienzo para la marca. La denominación Cullinan trae cuenta del diamante más grande jamás descubierto, epónimo del vehículo, encontrado en Sudáfrica durante la época de dominación británica y que fue entregado a la familia real a principios del siglo XX. Así pues, después de los Rolls-Royce Phantom, Ghost y Wraith, la marca recuperará un nombre que no es ajeno para la compañía, si bien nunca hasta ahora se ha empleado para un vehículo de producción.

“Es el Rolls-Royce más esperado de la historia. Libre de las restricciones asociadas a los motores de combustión, nuestro vehículo a baterías ofrecerá la más pura expresión de la experiencia Rolls-Royce en 118 años de historia”, Torsten Müller-Ötvös, director ejecutivo de Rolls-Royce

rolls royce spectre (3)

Se trata de un nombre especial para la historia de la marca, que apareció por primera vez en un vehículo de pruebas en 1910. Era el chasis 1601, que fue empleado por el director comercial por entonces de Rolls-Royce como vehículo de demostración. Su nombre completo fue The Silver Spectre, y como decimos significó el primer uso registrado del apelativo Spectre por la marca. Este prototipo terminó dando lugar a los modelos de la serie Phantom III. Dicha denominación tendría sucesivas iteraciones en décadas posteriores.

El propio director ejecutivo de la marca, Torsten Müller-Ötvös, recalca la conexión entre el futuro modelo de Rolls-Royce y los prototipos que históricamente habían sido denominados con el nombre Spectre. En declaraciones recogidas por nuestros compañeros de Carbuzz, el directivo hace referencia a la asociación de este apelativo con “innovaciones técnicas rupturistas, la incansable búsqueda de la perfección, y un sentido de misterio e imagen de otro mundo”, todas ellas cualidades que considera que se condensan en el modelo que el fabricante de origen británico está a punto de lanzar al mercado.

Hay una agradable simetría entre las series Spectre del pasado y la encarnación de hoy. En nuestra historia, este nombre es sinónimo de innovación técnica y desarrollo, y de vehículos Rolls-Royce que van a cambiar el mundo. Pese a que están separados por casi un siglo, tanto los Spectre de los años treinta del siglo pasado como el de hoy día son manifestaciones de tecnologías de propulsión que darán forma a nuestros productos y a las experiencias de los clientes durante las próximas décadas“, Torsten Müller-Ötvös, director ejecutivo de Rolls-Royce

rolls royce spectre (8)

Actualmente, el prototipo que dará lugar al futuro Rolls-Royce Spectre se encuentra completando las últimas fases de su desarrollo, como ya os contamos aquí hace unas semanas. Se espera que este pueda estar listo antes de finales del año próximo, para que las primeras unidades sean entregadas a sus compradores durante el último trimestre de 2023.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.