El BRABUS 600 es el Mercedes-Maybach S 580 más potente que te podrás comprar

El BRABUS 600 es el Mercedes-Maybach S 580 más potente que te podrás comprar

El preparador alemán pone sus manos sobre la lujosa versión de la berlina de representación para mejorar sus prestaciones y hacerla aún más exclusiva si cabe


Tiempo de lectura: 8 min.

Durante los últimos años del siglo pasado, Bentley y Rolls-Royce fueron subastadas al mejor postor para tratar de reconducir su negocio, sumido en constantes pérdidas y con productos basados en plataformas claramente envejecidas. Como sabemos, y tras un litigio judicial, BMW pasó a tomar control de Rolls-Royce, al tiempo que Bentley se quedaba en manos de Volkswagen. Daimler-Benz, en ese momento, revisó su porfolio de marcas para no dejar de competir con sus competidores en sus nuevos nichos, y allí encontró a Maybach, adquirida hacía cuarenta años cuando, tras la Segunda Guerra Mundial, el constructor de vehículos de gran lujo –y motorizador de zepelines, mediante cinco de sus V12– cayó en desgracia.

Así, en el año 2002, Mercedes-Benz presenta el Maybach 57, el primer modelo de su renacida marca. La historia, también conocida, es que tras unos años en el mercado, durante los que no supo situarse de la mejor manera para competir con sus rivales de origen británico, y después de asumir muchas pérdidas derivadas del elevado coste del desarrollo de este modelo y su hermano de longitud aún mayor, el Maybach 62, la recuperada marca fue de nuevo puesta en cuarentena por el gigante alemán. Poco después se tomó la decisión de convertirla en una submarca, para ofrecer versiones con algo más de lujo si cabe de algunos de sus modelos, fundamentalmente el Mercedes-Benz Clase S.

Además de las ingentes pérdidas que generaban estos vehículos, que entre otras cosas provocaron que no recibiera las actualizaciones tecnológicas de la renovación de la berlina de representación de Mercedes-Benz que tuvieron lugar durante su vida comercial, se planteó como motivación para la descontinuación de la marca que sus productos eran un tanto aburridos, demasiado orientados a exagerar el lujo en las plazas traseras, y que ello impedía apreciar las características puramente ingenieriles del vehículo.

Ahora ya convertida en submarca, Maybach representa la gama más lujosa de algunos vehículos de Mercedes-Benz, y BRABUS no ha dejado pasar la oportunidad de añadirle un poco de picante al Mercedes-Maybach S 580 4MATIC actualmente a la venta

Hoy, cuando Maybach ya solo es un indicador en algunos de los Mercedes-Benz más exclusivos que se ofrecen en las calles, existe la opción de anular toda sospecha de aburrimiento al volante de un Mercedes-Maybach S 580 4MATIC: solo hay que acudir a BRABUS, cuyo nombre es capaz de hacernos abrir los ojos aunque solo acompañe al de un Smart, y solicitar un BRABUS 600, que no es otra cosa que el resultado del tratamiento del preparador alemán sobre la lujosa berlina de representación de Mercedes-Benz, con toque Maybach.

BRABUS 600 20

Una apariencia diferenciada, tanto en el interior como en el exterior

El preparador con sede en Bottrop, población localizada en el Ruhrgebiet alemán –la región teutona que en español se traduce como “cuenca del Ruhr”–, ofrece a los más exigentes, de entre los ya de por sí muy exigentes clientes de Mercedes-Maybach, el BRABUS 600, que no es ni mucho menos su primer trabajo sobre un modelo Maybach. Presenta novedades tanto estéticas como mecánicas respecto del Mercedes-Maybach S 580 4MATIC que le sirve de base, que repasamos a continuación.

Exteriormente, más allá de los logos con la B, propios del preparador, el BRABUS 600 es fácilmente distinguible de su modelo de base por diversos elementos aerodinámicos que han sido añadidos en su carrocería y que mantienen a la vista el entramado de la fibra de carbono en que están fabricados. Comenzando por su frontal, se incluye un nuevo spoiler delantero que, junto con un rediseñado paragolpes, reduce la sustentación aerodinámica de signo positivo que puede ser ejercida sobre el eje delantero –es decir, la fuerza que empuja hacia arriba a este eje, limitando su apoyo aerodinámico–. El flujo de aire que recibe esta parte del vehículo se dirige ahora de mejor manera hacia los radiadores y los conductos de refrigeración de los frenos. En la parte trasera, también se incluye un nuevo difusor, por supuesto fabricado en fibra de carbono y hecho a medida por BRABUS. Todos estos elementos son resultado de un trabajo en el túnel de viento, según el preparador.

Por otro lado, se incluyen unas llantas forjadas de 22 pulgadas de diámetro en ambos ejes –por las 19” que equipa el modelo original–, que reciben el nombre de BRABUS Monoblock M “Platinum Edition”. Montan unos neumáticos Continental SportContact 7 que también crecen en sus dimensiones, hasta alcanzar unas medidas de 265/30 en el eje delantero y 305/25 en el trasero –desde los 255/45 en ambos ejes que calza el modelo original–.

El preparador alemán ha sido capaz de extraer 600 CV del motor de ocho cilindros en uve y cuatro litros de cilindrada que incorpora el Mercedes-Maybach S 580, en el que la potencia declarada para este propulsor se queda en 503 CV

BRABUS 600 14

El interior también es fácilmente identificable en el caso de este BRABUS 600, pues su configuración 2+2 se separa de las cinco plazas ofrecidas por el Mercedes-Maybach S 580. Si empezamos por esta parte trasera del habitáculo, nos encontraremos con dos asientos “de primera clase”, según BRABUS, con múltiples ajustes, también para sus contornos, así como memoria y ventilación y calefacción integradas. Se ofrecen unos acabados específicos, que incluyen, para todo el interior, una tapicería fabricada a mano por completo, en cuero –sobre cuyo origen sostenible nada se dice, sorprendentemente, será cuestión del distinguido segmento– y en un color azul turquesa especial. Los asientos, tanto los de la parte delantera como los posteriores, tienen un patrón de acolchado denominado Seashell Diamond, con la evidente forma de concha que puede apreciarse en las imágenes. Este también se repite en las alfombras, de cuero asimismo.

Y, cómo no, también la fibra de carbono expuesta está presente en el habitáculo del BRABUS 600, con elementos en este material localizados en los alrededores del salpicadero, el túnel central, los pedales y los paneles de las puertas. Cabe mencionar que el preparador ofrece todo tipo de opciones de personalización, tanto para estos acabados interiores como para la pintura de su carrocería, que permite optar por diferentes opciones en cuanto a su esquema de color.

 

BRABUS 600 03

Más lujo que mover, más potencia para hacerlo

Con respecto a su mecánica y los datos de rendimiento, es preciso destacar que el preparador alemán ha sido capaz de incrementar los datos de potencia máxima y par máximo en 97 CV –71 kW– y 100 Nm, respectivamente, respecto de los datos ofrecidos por el V8 del modelo de base, para situarse en los 600 CV –441 kW– y los 800 Nm. La cilindrada de su motor sobrealimentado mediante dos turbocompresores se mantiene en los cuatro litros. El único cambio a que ha hecho referencia la marca radica en un nuevo sistema de escape, fabricado en acero inoxidable y que reduce la presión interna del sistema, con el consiguiente efecto positivo en términos de potencia entregada. Cuenta con un sistema de válvulas activas que permite al conductor seleccionar distintos modos para el sonido, desde el Sport, para disfrutar del gutural rugido de su V8, hasta el Coming Home, que hará que el Brabus 600 emita un sigiloso susurro.

La transmisión se confía a una caja de cambios automática por convertidor de par de nueve velocidades, como en el modelo de base, que también permite accionamiento manual para las operaciones de cambio de marcha. La velocidad máxima se mantiene limitada electrónicamente a 250 km/h, mientras que el dato de aceleración desde parado hasta 100 km/h mejora en tres décimas de segundo –4,5 segundos– el declarado para el Mercedes-Maybach S580. Y, por cierto, gracias al sistema BRABUS SportXtra para sus suspensiones, este modelo podrá reducir su altura libre al suelo hasta en 20 mm más, para favorecer así, al descender el centro de gravedad del conjunto, un mejor comportamiento en carretera cuando se le trate de sacar todo el partido a su V8 fuera de la Autobahn.

BRABUS 600 01

Por ahora no conocemos precios de este BRABUS 600. Como referencia, el Mercedes-Maybach S 580 que le sirve de base sitúa su precio de partida por encima de los 160.000 euros, si bien no está disponible en nuestro mercado, en el que solo puede optarse por la opción superior de la berlina alemana, el Mercedes-Maybach S 680 4MATIC, por el que hay que desembolsar un cuarto de millón de euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.