El nuevo BMW M2 es el último M con motor de combustión “puro”

El nuevo BMW M2 es el último M con motor de combustión “puro”

Contará con cambio manual, pero será opcional. De serie, tendrá cambio automático


Tiempo de lectura: 7 min.

El nuevo BMW M2 ya es una realidad. Hemos visto algunas recreaciones e infinidad de rumores durante algún tiempo, incluso hubo unas filtraciones sobre el modelo, que ya adelantaron, como está ocurriendo con otros modelos de la marca alemana, que habría algo de polémica. ¿Por qué? Pues por la particular línea estética que están imprimiendo a sus coches desde BMW y que también luce el nuevo M2. Por suerte, o por desgracia, según a quién preguntes, esta segunda generación del BMW M2 no tiene una calandra tan grande como algunos de sus hermanos, es, de hecho, la más pequeña de la gama ya vista en otras versiones del BMW Serie 2, pero se ve acompañada por algunos detalles que seguro, darán mucho tema de conversación.

La actual línea de diseño de BMW, es uno de los apartados más criticados de sus coches, aunque mucho se critica, pero también, mucho se compra. La marca sigue registrando buenas ventas, a pesar de la multitud de críticas que reciben sus diseños. Y con el nuevo BMW M2 ocurrirá lo mismo, aunque a nuestro juicio, esté un paso por detrás de la anterior generación en cuanto a imagen. Otra cosa bien distinta es en términos de prestaciones, de tecnología o de construcción.

Además, el nuevo M2 tiene algo especial, que hará, sin lugar a dudas, que pase a la historia como uno de los BMW M más importantes. Se trata del último coche con motor de combustión “puro” de la división M de la firma germana, una circunstancia que lo convierte, desde ya mismo, es un coche de colección que, seguramente, cosechará un enorme éxito de ventas. Por eso y porque también es uno de los modelos más equilibrados de BMW M, tanto por tamaño, como por relación peso-potencia.

bmw m2 (5)

El BMW M2 es lo que Fran van Meel, jefe de BMW M, define como “la droga de entrada” al mundo BMW M. Se coloca como un rival directo de los Porsche 718 Cayman y del Alpine A110, aunque con una configuración algo alejada de la presentada por los mencionados modelos (ambos con motor trasero central). Su objetivo no será sencillo, porque el anterior BMW M2 fue el M más vendido, acumulando 60.000 ventas globales, cuando se retiró del mercado en 2020.

No es un simple BMW Serie 2 con esteroides

Son muchas las cosas que cambian en el nuevo BMW M2, no es un Serie 2 potenciado y adaptado a las nuevas exigencias, es casi un coche nuevo que poco tiene en común con el resto de la gama. Así, de entrada, esconde gran parte del tren motriz de sus hermanos mayores, los BMW M3 y M4, lo que obliga a un aumento de la anchura de vías. Es cinco centímetros más ancho y también tres centímetros más largo. Las vías también son, como cabría esperar, más anchas (1.617 milímetros delante y 1.605 milímetros detrás).

Estéticamente, no hace falta comentar demasiado los cambios, pues saltan a simple vista. Las aletas están muy ensanchadas, generando una imagen musculosa y muy potente, se ve, como se suele decir, gordo. Los paragolpes, quizá lo menos atractivo del coche, también son nuevos tanto delante como detrás, destacando este último por contar con una abertura en su zona central donde se posicionan las los cuatro terminales de escape y un difusor, mientras que las llantas, de 19 y 20 pulgadas delante y detrás respectivamente, rematan una imagen lateral que se muestra tan potente como el resto del coche, sobre todo por el abultamiento del capó y el spoiler integrado en la portezuela del maletero.

bmw m2 (2)

Por supuesto, hay un techo fabricado en fibra de carbono (ahorra seis kilos), pero en esta ocasión es un elemento opcional. En la generación anterior, el techo de carbono solo estaba disponible para el BMW M2 CS. Ah, por cierto, también hay una caja de cambios manual, pero es una opción, de serie va equipado con un cambio automático M Steptronic.

Todo el tratamiento interior también se lleva a otro nivel frente al resto de la gama y por suerte, no hay detalles recargados y todo está tratado con buen criterio y con buen gusto. Las fotos oficiales muestran un interior totalmente negro, en el que se aprecian pequeños detalles como las inserciones de fibra de carbono o el pequeño tapizado de las puertas, justo bajo el tirador de las puertas, con los colores típicos de BMW M. Los espectaculares asientos, dos bucket de fibra de carbono, también cuentan con detalles de buen gusto, como los tapizados de color azul y rojo, que rompen con la monotonía negra del habitáculo. Lástima que son opcionales. Obviamente, la instrumentación y las grafías de la misma, son específicas.

Turbo, sin hibridación y con 550 Nm de par

El BMW M2 es, como se ha dicho al comienzo, el último modelo de BMW M sin ningún tipo de hibridación, es el último con motor de combustión sin asistencias de ningún tipo y eso, lo hará especial y muy coleccionable. No obstante, en la firma germana tampoco se han complicado en exceso, aunque en realidad no les hace falta porque tienen un motor a la altura de lo que se espera: el seis cilindros turbo M TwinPower Turbo S58 que ya da vida a otras creaciones de BMW M y que para la ocasión, rinde 460 CV a 6.250 revoluciones y 550 Nm de par entre 2.650 y 5.870 revoluciones. Son 90 CV más que antes en el caso del M2 “normal”, 49 Cv más respecto al M2 Competition y 10 CV menos frente al M2 CS.

bmw m2 (34)

Antes, el BMW M2 montaba el bloque S55, que era también un seis cilindros turbo. Comparados, el actual S58 tiene 0,4 milímetros más de carrera, haciendo que la cilindrada aumente hasta los 2.993 centímetros cúbicos (antes, 2.979 centímetros cúbicos). También trabaja con mayor presión de inyección (350 bares), pero la relación de compresión es menor (9,3:1 frente a 10,2:1). El corte de inyección se sitúa a 7.200 revoluciones.

Tal y como se ha mencionado anteriormente, monta de serie la caja de cambios M Steptronic con convertidor de par de serie y cuenta con tres programas de actuación, El cambio manual se ofrece como opción y tiene una función punta-tacón automática desconectable.

Además de todo esto, los sistemas de refrigeración y aceite se han diseñado para poder usar el coche en circuito, donde las exigencias son mucho mayores que en carretera abierta. De serie también monta diferencial M activo.

 

Mucho desarrollo en Nürburgring

Las ocasiones en las que se ha visto a BMW desarrollando este nuevo M2, estaban rodando en Nürburgring, un circuito que se vuelve más mítico con cada día que pasa y donde los fabricantes acuden a poner a punto sus coches, incluso los estadounidenses, por sus particulares características. Es allí donde los ingenieros alemanes han puesto a punto la suspensión del M2, que adopta amortiguadores controlados electrónicamente.

En el caso de la dirección encontramos la misma tónica, un desarrollo en el “viejo” Infierno Verde para hacerla más rápida y comunicativa, manteniendo la asistencia variable. Los frenos de serie son de material compuesto, los llamados M Compound, con pinzas fijas de seis pistones delante y una pinza flotante de un solo pistón para las ruedas traseras.

Respecto a los sistemas electrónicos de asistencia a la conducción, solo merece la pena mencionar el modo M Dynamic del control de estabilidad, el sistema de control de deslizamiento o el control de tracción M, que permite ajustar la intervención del sistema de limitación de deslizamiento en 10 niveles.

Todavía no hay precio anunciado para España, pero se comercializará a partir del mes de abril de 2023 y se fabricará, junto al resto de la gama del BMW Serie 2, en México.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.