Aspark Owl, el superdeportivo eléctrico japonés de 2.012 CV

Aspark Owl, el superdeportivo eléctrico japonés de 2.012 CV

Tan solo se construirán 50 ejemplares a 2,9 millones de euros la unidad


Tiempo de lectura: 3 min.

¿Cuántas han sido las veces que hemos visto a un nuevo fabricante sacar un nuevo superdeportivo que promete cifras de infarto? Estoy seguro que muchas. Hace algo más de un año os hablamos del Aspark Owl, un vehículo de altísimas prestaciones que no solo busca dejarte boquiabierto con su diseño, también con su rendimiento. Ahora es una realidad.

Presentado en Dubái y listo para entrar en producción, el Aspark Owl se muestra al natural con un propulsor eléctrico de 2.012 CV de potencia y 2.000 Nm. Si el Lotus Evija no tenía rival en el segmento, ahora hay un nuevo gallo en el corral. Con este tren motriz, el superdeportivo japonés es capaz de alcanzar los 96 km/h (60 mph) en 1,69 segundos, superando los 1,85 s del Rimac C_Two. La velocidad máxima es de 400 km/h.

A pesar de contar con una estructura de fibra de carbono, el Aspark Owl no es un coche ligero. Sobre la báscula marca 1.900 kilos. Mediante una batería de 1.300 kWh con una capacidad de 64 kWh, puede recorrer hasta 450 kilómetros entre recargas de acuerdo con el ciclo de homologación NEDC. La compañía afirma que puede recargarse al completo en apenas 80 minutos, aunque la compañía quiere hacer el sistema más eficiente en el futuro.

Aspark Owl (4)

Tanto el chasis como la carrocería del Aspark Owl están fabricados en fibra de carbono para mantener el peso lo más a raya posible

Aspark quiere que el exterior del Owl represente una apariencia femenina. La carrocería presenta una mezcla de pliegues tensos y curvas suaves. Todos los paneles son de plástico reforzado con fibra de carbono, a excepción de un marco de acero inoxidable en el techo para soporte adicional. Por otra parte, también cuenta con aerodinámica activa y cuatro modos de conducción.

El Apark Owl se monta sobre una suspensión de doble horquilla en cada eje. Los amortiguadores hidráulicos tienen tres modos que ofrecen entre 80 y 160 mm de distancia al suelo. Los discos de freno carbocerámicos con pinzas de 10 pistones en la parte delantera y de cuatro en la parte posterior ayudan a frenar. Aspark no ofrece muchas imágenes del interior de su nueva criaura, pero dice que hay cuatro pantallas, y dos de ellas funcionan como complemento de los retrovisores.

Aspark Owl (9)

El equipamiento estándar incluye las luces traseras LED, el sistema de espejo de cámara trasera (CMS), conectividad mediante puertos USB, navegación por satélite, climatizador automático, iluminación ambiental, apertura sin llave, sistema de monitoreo de batería (BMS), sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), ESP, ABS, TCS y dirección de asistencia variable.

Como se puede ver, el coche tiene puertas de apertura de mariposa –como McLaren– y llantas doradas. Aspark solo construirá 50 ejemplares, y se construirán en Turín, Italia, en colaboración con Manifattura Automobili Torino. Los precios comienzan en 2,9 millones de euros, y tiene solo 99 cm de altura, por lo que los propietarios deberán de tener mucha flexibilidad y carecer de cualquier problema de espalda. Lo mejor de todo es que podrías pasar por debajo de un peaje.

“Fue un gran desafío cumplir con los objetivos agresivos del Aspark Owl”, dijo Masanori Yoshida, CEO de la compañía. “Pero con los 14 años de experiencia en ingeniería automotriz y con un gran apoyo de nuestros colaboradores japoneses e italianos, superamos todo”.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.