Aspark Owl, el superdeportivo eléctrico de los tres millones de euros

Aspark Owl, el superdeportivo eléctrico de los tres millones de euros

Ya puedes reservarlo previo pago de un millón de euros


Tiempo de lectura: 3 min.

En el salón de París hemos vuelto a ver a los japoneses del Aspark Owl, ese superdeportivo completamente eléctrico que promete una aceleración de 0 a 100 km/h en dos segundos. Ya se pueden realizar pedidos si quieres hacerte con una de las 50 unidades que se fabricarán, previo pago de un depósito no reembolsable de un millón de euros.

Este prototipo ya se presentó el año pasado en Frankfurt, y sus especificaciones, según lo que indican en su web, no son de infarto precisamente. Según dicen en la web de Aspark, posee dos motores de 40 kW, conectados a un diferencial central bloqueado al 50%, que reparte la potencia entre los dos ejes. Desde luego parece muy poca potencia. Pero comentan que el truco está en el controlador de potencia, desarrollado por ellos mismos.

Según el fabricante, puede llegar a un pico de 320 kW y 764 Nm de par durante cortos periodos de tiempo, gracias a los supercondesadores que equipa, junto a sus baterías. Estos supercondensadores son los que ofrecen la corriente de descarga necesaria en tan corto espacio de tiempo, para llegar a 100 km/h en 2 segundos. También ofrecen la ventaja de poder recuperar más energía en la frenada, ya que su corriente de carga es muy superior a la que admiten las baterías.

Aspark Owl 4

Tiene 4830 mm de longitud, 1935 mm de ancho, 990 mm de alto y 2757 mm de batalla, con 90 mm de altura libre al suelo y 850 kg de peso total, de los cuales 50 son aportados por la carrocería fabricada íntegramente en fibra de carbono. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 280 km/h y posee una autonomía bastante pobre de 150 km.

Estas prestaciones pueden cambiar, pues el prototipo aún se encuentra en desarrollo. De hecho, hay algunos rumores que apuntan a que ya va por 857 kW de potencia y 884 Nm de par, con un considerable aumento de peso hasta los 1.496 kg. Así que hasta que no finalicen las pruebas, no sabremos las especificaciones definitivas.

El prototipo lleva desde 2017 en pruebas en Kanuma, en la prefectura de Tochigi, donde realizan las carreras de aceleración en un espacio bastante reducido. Suponemos que en algún momento tendrán que ir a un circuito para realizar más pruebas dinámicas, pues no solo con esas pruebas se puede poner a punto un vehículo.

Por lo que vemos en el vídeo, la aceleración tiene algo de truco, pues se emplean neumáticos de competición, precalentados previamente para que el agarre sea el óptimo. Es cierto que han conseguido bajar de los dos segundos de esta manera, pero habrá que ver cómo se comporta en condiciones normales, esto es, con neumáticos de calle sin precalentar y en carretera normal.

El precio total de 3,1 millones de euros parece bastante desorbitado, sobre todo teniendo en cuenta que por menos dinero -y mayor experiencia- puedes adquirir un Rimac C_Two por 1,8 millones de euros; o si no quieres desembolsar tanto dinero, puedes esperar al nuevo Tesla Roadster, con casi 1.000 km de autonomía y unos 220.000 euros de precio, con el que puedes conseguir también aceleraciones espectaculares.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Desconozco su denominaciôn allí. Aquí en España coloquialmente otras variantes se llevan denominando “timo de la estampita”, “tocomocho” o “cartas nigerianas”, desde hace la tira. Supongo que es cuestión, en praxis, de modernizarlo y adaptarlo a diferentes sectores.

Buen trabajo no obstante, a ver si “cuela” y alguien “pica”.

Matt
Invitado
Matt

Yo creo que muchas de las cifras que se están anticipando, no sólo en éste, si no en muchos “nuevos vecinos” las dan los mismos que fijan sus precios, le dan a la ruleta, y lo que salga oiga!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.