Este Lamborghini Diablo puede parecer una herejía… Pero fue salvado

Este Lamborghini Diablo puede parecer una herejía… Pero fue salvado

Tiene un motor V8 de origen General Motors y la caja de cambios de un Porsche 911


Tiempo de lectura: 4 min.

Este asunto requiere algo de reflexión: ¿Un Lamborghini Diablo es un auténtico Diablo sin su motor V12? Porque este ejemplar que ves aquí, de 1995, no tiene su bloque original. Tampoco tiene ningún otro 12 cilindros, para el caso. En cambio, su propietario y vendedor actual dejó caer en el vano un propulsor V8 de origen estadounidense. Pero no te preocupes, no arruinó el superdeportivo italiano. Todo lo contrario, de hecho.

La historia es interesante. El dueño de esta criatura era, anteriormente, un feliz poseedor de un Diablo completamente original, pero los gastos involucrados eran una molestia constante. Las piezas eran difíciles de encontrar y no eran precisamente baratas. Además, quería conducir su criatura de forma habitual, como cualquiera de nosotros podría desear. Llegó a la conclusión de que el coche en sí era excelente, pero el motor y sus gastos relacionados eran problemáticos.

Entonces fue cuando vendió su preciada máquina para comprar otro Diablo. Pero no otra unidad más, sino una cuyo tren motriz había sido dañado por el fuego. Era una oportunidad que no podía dejar pasar. Lo restauró y se montó en la zaga un V8 de General Motors (LS3). Eso fue hace ocho años y lo maneja casi todos los días sin problemas. “Después me sentí mucho mejor, no tengo que preocuparme por las piezas caras… si es que puedes conseguirlas”, dice el dueño.

1995 Lamborghini Diablo V8 Swap (4)

Si bien el motor LS carece de la nota de escape de un V12 de Lamborghini, el V8 LS3 es más ligero, potente y fiable, además de ser infinitamente más económico de adquirir y de mantener, y fácil de usar

El nuevo propulsor de 6,2 litros fue empleado en coches como el Corvette de sexta generación (C6) o las dos últimas iteraciones del Chevrolet Camaro. En este caso, entrega 558 CV, casi lo mismo que podía ofrecer un Lamborghini Diablo VT 6.0 en 2001 con su gran V12 de aspiración natural. Junto con el LS3 hay una transmisión manual de un Porsche 911 (996) con las relaciones cambiadas en cuarta y quinta (más largas) y un diferencial de deslizamiento limitado en el eje posterior.

La gasto medio de combustible también es bastante decente, llegando a los 10 l/100 km en un viaje de ida y vuelta de Nevada a Colorado (cerca de 1.300 km). El sediento V12 de Sant’Agata Bolgnese apenas roza los 17 l/100 km en condiciones de conducción extraurbana. Sinceramente, es difícil negar el atractivo de un vehículo que fusiona el aspecto tan radical de un Lamborghini tan icónico como es el Diablo, con la potencia y la fiabilidad de un motor V8 estadounidense.

1995 Lamborghini Diablo V8 Swap (8)

Antes de montar el propulsor de General Motors, cabe decir que el Diablo ya tenía reminiscencias norteamericanas. Chrysler compró Lamborghini en 1987 y la retuvo hasta 1994

Además de las actualizaciones del tren motriz, este anaranjado automóvil también ha recibido algunas mejoras menores en el interior, como portavasos y asientos con calefacción. De hecho, el propietario dice que este es, probablemente, el único Diablo en el mundo que tiene asientos con calefacción, ya que no estaban disponibles desde fábrica. También tiene las ruedas de estilo “Hércules” del Lamborghini Murciélago; en mi sincera opinión, las originales le quedarían mejor.

Ahora, esta curiosa máquina, está a la venta. La razón es muy sencilla: su hasta ahora único dueño ya no lo puede disfrutar tanto como antes. Debería ir a otro que tenga tiempo para hacer algunos viajes épicos por carretera. Y sí, será una fuente de discusión y debate durante esos viajes. Los precios actuales de un Lamborghini Diablo en buenas condiciones varían mucho, pero es posible gastar más de 500.000 euros en algunos casos (sin irse a extremos como el GTR 2000).

1995 Lamborghini Diablo V8 Swap (10)

Este, sin embargo, tiene un precio inicial de 105.000 dólares (94.000 euros aprox.). El anuncio de venta de Craigslist indica que el coche está en Las Vegas esperando a un nuevo dueño. El odómetro marca 18.719 kilómetros, aunque no está claro si esa es la distancia que recorrió con el V8 o si ese es el kilometraje total del chasis. De cualquier manera, pedir menos de 100.000 euros parece bastante razonable considerando todo el trabajo que se ha invertido.

¿Genialidad o herejía? ¿Tú lo tendrías en tu garaje de coches con espíritu RACER?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado