El último restomod de Ringbrothers es un Mercury Cougar de 1968

El último restomod de Ringbrothers es un Mercury Cougar de 1968

Una reinterpretación moderna del hermano “pijo” del Ford Mustang


Tiempo de lectura: 4 min.

A la gente de Ringbrothers le gusta explorar los límites del concepto restomod, la mezcla de una carcasa de antaño con las entrañas de una máquina más moderna. Su última propuesta fue un Cadillac Series 62 de 1948 con las tripas de un ATS-V (inicialmente presentado en el SEMA Show 2016). Ahora nos deleita con algo un poco más moderno, pero tampoco mucho más, puesto que los chicos de Ringbrothers han estado trabajando con un Mercury Cougar de 1968.

El Cougar siempre fue el hermano más maduro y elegante del Ford Mustang. El coupé de la firma del óvalo azul siempre ha estado dirigido a los jóvenes e inquietos (¿imprudentes, tal vez?), mientras que el Cougar, cuando compartía mecánica con el Mustang, era la forma en la que uno conseguía el rendimiento de un pony car con camisa y corbata. Agresivo, pero comedido; atlético, pero refinado. Justamente estas han sido las premisas que Ringbrothers ha mantenido sobre este chasis adaptado al siglo XXI. Veamos qué nos ofrece.

Bajo el capó se encuentra el corazón palpitante de todos los Mustang actuales: la unidad V8 de 5 litros “Coyote”, con 466 CV. La suspensión de alto rendimiento DSE, un juego de frenos modernos y las llantas de aleación forjadas firmadas por HRE hacen que el chasis esté a la altura de la tarea de manejar toda esa potencia. En 1968, el Mercury Cougar más potente se podía equipar con un bloque de 7 litros capaz de rendir por encima de 340 CV homologados en ficha, la cual ya era una cifra muy respetable hace más de cinco décadas.

1968 Mercury Cougar Ringbrothers Restomod (1)

Puede que no sea la construcción más atrevida del preparador estadounidense, pero es más de lo que muchos podemos querer para darnos un paseo de fin de semana en una buena carretera

Estéticamente, las formas y detalles se mantienen bastantes fieles al modelo original. Solo las mencionadas llantas y sus neumáticos Michelin los delatan a primera vista. El tono de pintura Augusta Green Metallic en el que se ha recubierto la carrocería pertenece a la paleta de 1968, aunque en su día se conocía con el nombre de Highland Green. Hay algunos toques personalizados adicionales, pero son bastante sutiles y están diseñados para no desentonar con el resto del conjunto (véase la parrilla, las insignias o los parachoques).

El interior también fue restaurado y actualizado, y es donde encontrarás lo único que no nos gusta: esa palanca de cambios grande y gruesa. Si nos ponemos quisquillosos, debido a que Ringbrothers equipó este Mercury Cougar con la transmisión automática de 10 relaciones de una F-150 Raptor moderna, se vieron obligados a emplear la palanca de cambios de la camioneta. Es un trozo grande y voluminoso de plástico negro que interrumpe el hermoso interior marrón, pero es algo que podemos pasar por alto viendo el conjunto.

1968 Mercury Cougar Ringbrothers Restomod (9)

La denominación “Cougar” se mantuvo de 1967 a 2002. En 1974 abandonó las raíces del Ford Mustang, y 1999 adoptó la tracción delantera, modelo que aquí conocimos como Ford Cougar

“Ponemos nuestro corazón en cada automóvil que construimos, y este Cougar no es una excepción”, dijo Jim Ring, copropietario de Ringbrothers. “Este producto terminado es suave y elegante, pero cualquier entusiasta sabe instantáneamente que no está de serie. Imagino que esto es lo que los diseñadores de Mercury habrían ideado si estuvieran construyendo el Cougar hoy”. De hecho, la compañía parece haber abandonado la estética agresiva de sus anteriores creaciones, como el AMC Javelin de 1.000 CV mostrado en 2017.

“Si bien no pudimos llevar el coche al SEMA Show, esperamos que pronto se pueda mostrar al público”, manifestó Mike Ring, copropietario. “Nunca habíamos hecho un Cougar antes, así que esta fue una creación divertida. Me encanta trabajar con nuevas formas y proponer nuevas ideas”. Como suele pasar en este tipo de casos, Ringbrothers no ha anunciado un precio para su Mercury Cougar, ya que cada uno de ellos se hace por encargo y sus clientes pueden permitirse gastar cantidades ingentes de dinero en personalizarlo.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!