Valencia acogerá una gigafábrica de baterías destinadas a vehículos eléctricos

Valencia acogerá una gigafábrica de baterías destinadas a vehículos eléctricos

España entrará de lleno en este sector, con otra fábrica en construcción en Badajoz y proyectos para abrir más plantas.


Tiempo de lectura: 4 min.

Hace unos días se presentó en un evento la creación de la Alianza Valenciana de Baterías. Bajo este nombre, 23 empresas anunciaron su proyecto para levantar la primera gigafactoría española de baterías para la automoción en la zona de Valencia. Según sus estimaciones, este plan crearía hasta 30.000 puestos de trabajo en la zona.

Entre las compañías involucradas se encuentra Ford, quien ya posee una fábrica importante en la región, en Almussafes, y tiene mucho interés en la producción local de estos componentes clave para el futuro de la automoción. Recientemente, los norteamericanos afirmaron que, a partir del año 2030, en Europa solo venderán vehículos 100 % eléctricos. No obstante, esto no significa que la nueva planta no vaya a suministrar a otros fabricantes.

La Alianza Valenciana de Baterías contempla una inversión de 2.000 millones de euros para llevar a cabo la gigafactoría y un centro de investigación, y cifran el posible crecimiento del PIB de la Comunidad Valenciana en 2.500 millones de euros anualmente. El plan optará a los fondos europeos Next Generation, pero no se ha creado a propósito de estos.

“Llevamos más de dos años trabajando en ella (la Alianza) junto con el apoyo de la Generalitat Valenciana”, confirmó en la presentación David Salvo, CEO de Power Electronics. Esta compañía tecnológica valenciana es uno de los principales actores en este proyecto que pretende “asegurar el futuro de la industria del automóvil en España”.

Es cierto que ya existían rumores acerca de la creación de una planta de producción de baterías en Valencia antes del estallido de la pandemia. En octubre de 2019 la Generalitat habría estado buscando financiación europea para este proyecto o uno similar. Todo ello en una Unión Europea que necesita comenzar a fabricar en su territorio estos componentes clave, para no depender de terceros en su suministro.

Por ello, no es el único plan que existe actualmente en nuestro país para la apertura de estas factorías. A finales de este año o principios de 2022 arrancarán las obras para levantar la planta de baterías de ion-litio de Phi4tech, con su puesta en marcha prevista para el año 2023. Pretenden alcanzar su capacidad productiva máxima en 2025, unos 10 gigavatios, suficiente para las baterías de 200.000 coches eléctricos cada año.

La fábrica ocupará un total de 170.000 metros cuadrados, y supondrá una inversión inicial de 80 millones de euros, que ascenderá hasta los 400 millones una vez terminada la gigafactoría. También crearán unos 500 puestos de trabajo una vez la fábrica se encuentre a pleno rendimiento.

nissan barcelona (6)

Otro plan es el que tiene a la actual fábrica de Nissan en Barcelona como protagonista. La Generalitat de Cataluña apoya el proyecto denominado “Battery Hub”, que pretende reconvertir las instalaciones de los japoneses -que han estado arrendando 40 años- en una planta de producción de baterías. Para ello, es imprescindible obtener los 6.800 millones de euros de financiación europea a los que optan.

De conseguir el dinero, el proyecto comenzaría este mismo año, con una primera inversión de 16,5 millones de euros. Además de la fabricación de baterías, también tendrían cabida otro tipo de actividades relacionadas, como una planta de reciclaje de estos componentes o la producción de sistemas de control y de cableado.

Las compañías que habrían presentado las mejores propuestas, según Reuters, serían Schneider Electric y LG Energy Solution. Esta última planearía vender sus baterías, principalmente, a SEAT, quienes estarían pensando fabricar principalmente vehículos eléctricos en su planta de Martorell a partir de 2025. También opta a instalarse en la Zona Franca de Barcelona un pequeño fabricante sueco de vehículos eléctricos, Inzile.

Otras ciudades también están tratando de acoger en su territorio una de estas gigafactorías. Uno de los más significativos es el de Vigo, que cuenta con la ventaja de poseer una fábrica de automóviles de PSA, ahora Stellantis. Cantabria también se ha posicionado como posible emplazamiento para la compañía francesa IDEC Group, según declaró su presidente, Miguel Ángel Revilla.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Mario Jiménez

Estudiante de Periodismo, en la Universidad Rey Juan Carlos, en Vicálvaro. Amante del deporte, en especial del fútbol y baloncesto. Ahora, aprendiendo del mundo del motor con ilusión y ambición.