Coche del día: Tramontana

Coche del día: Tramontana

Hijo del viento para volar pegado al suelo


Tiempo de lectura: 2 min.

Esta criatura mecánica surgida para cortar el viento es una mezcla de Fórmula 1 biplaza y avión de combate. El Tramontana fue presentado en 2005 y está fabricado por una empresa española afincada en Barcelona, AD Tramontana. Es un vehículo totalmente pasional, construido sobre todo para conducirlo en circuito, o mejor dicho, pilotarlo en circuito. Si tienes más de 500.000 euros te hacen uno a la carta y podrás disfrutar de la mayor exclusividad y el auténtico lujo.

Se fabrican unas 12 unidades al año y la marca está asentada sobre todo en Inglaterra, país donde todo lo relacionado con el motor forma una filosofía de vida, unos auténticos amantes de cualquier cosa que lleve motor. Ya se nos podría pegar un poco de ese gusto por estas pasionales máquinas. Son vehículos tan personales que hasta hacen un estudio ergonómico al cliente y, después, se eligen los materiales. En otras palabras, se busca el máximo compromiso entre la máquina y el cliente-piloto.

Para terminar su fabricación graban un verso en el chasis del coche, es un poema en movimiento

Posee en sus entrañas un motor V12 colocado en posición central con doble turbo y 5,5 litros. Desarrolla 720 caballos y 825 Nm de par que, unido a su chasis de fibra de carbono y un peso de sólo 1.150 kg, te catapulta de 0 a 100 km/h en 4 segundos hasta una velocidad máxima de más de 300 km/h. No es un coche pequeño, pues mide 4,85 metros de longitud. Tampoco es estrecho, con algo más de 2 metros entre ruedas; pero sí que es muy bajito: apenas llega a los 1,3 metros de altura.

Existe una versión XTR potenciada con 888 CV que te pone desde parado a 100 km/h en 3,3 segundos. Vamos, que para conducir esta máquina necesitas una preparación física similar a la de un piloto de Fórmula 1. Tiene innovaciones a nivel de chasis, aerodinámica, cambios en la gestión electrónica, en los pistones y la suspensión está tan afinada que puede pegarse al suelo como una lapa.

Y digo yo, ¿no sería un bonito regalo para el día del padre? Aunque yo ya me conformaría con dar unas vueltas en el circuito del Jarama con este juguetito. Si queréis echar un vistazo a la versión descapotada, ojead este vídeo.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.