Coche del día: Renault 14 GTS

Coche del día: Renault 14 GTS

¿Un gallito más en el corral?


Tiempo de lectura: 3 min.

Este turismo del segmento C se presentó en Francia en mayo de 1976 y fue concebido por el mismo diseñador del Renault 12, Robert Broyer, en colaboración con Peugeot. El diseño de este coche con carrocería de cinco puertas tuvo sus más y sus menos, pues en alguna campaña publicitaria -que posteriormente retiraron- comparaban su línea con una estilizada pera. Nos encontramos con otro intento de desbancar al Golf y fracasó en el intento por razones que veremos más adelante.

En España se empezó a producir en 1980 en la factoría de Renault en Palencia. La versión GTS se diferenciaba de la GTL (ver imagen superior) en la mecánica y en los equipamientos; llevaba un motor de 1.360 cc con 70 CV a 6.000 RPM con un par máximo de 106 Nm a 3.000 RPM. Su bloque de aluminio se colocó como novedad en posición transversal, con una ganancia de espacio tanto en el vano motor como en el habitáculo.

A pesar de ser el modelo más revolucionario que sacó Renault en muchos años, no causó el impacto entre el público que esperaba la marca, en parte por su discutible aspecto -otros lo comparaban con un pequeño elefante- en parte por dos competidores muy serios, el Peugeot 305 y el SEAT Ritmo, este último tampoco muy agraciado estéticamente -pero tuvo una buena campaña publicitaria-, y un tercero en liza apunto de aparecer: el Talbot Horizon.

En teoría este R-14 debía sustituir al R-12, pero el caso es que convivieron varios años juntos -cuatro años en Francia- e iban equiparados en ventas. El Renault 14 superaba o igualaba en todo a su antecesor: habitáculo, confort, maletero, andaba más y consumía menos, iba mejor en curva y frenaba mejor. Tal vez esto fuese debido a la fijación mental que tenía el cliente con el concepto de “coche de tres volúmenes = coche de prestigio”

Aquí podemos ver un vídeo de poca calidad, pero divertido:

Poseía una dirección un tanto particular. En línea recta y en curvas lentas iba muy suave y requería muy poco movimiento del volante, con un poder de autocentrado muy bajo y una facilidad para desviarse de la línea recta, por lo que había que estar haciendo pequeñas correcciones constantemente. Sin embargo, cuando nos movíamos en curvas cerradas y superábamos los 30 grados de giro se volvía notablemente más dura; pasando de los 180 grados había que sujetarlo con fuerza con ambos brazos, ya que el poder de autocentrado era muy grande. Cosas del diseño de la geometría de la suspensión delantera.

Los frenos eran eficaces y potentes, con buen tacto, con discos delanteros y tambores traseros y sin tendencia al fading; la suspensión, bastante suave, unida a unos asientos realmente cómodos, idénticos a los del R-18, dotaban a este coche de un elevado confort. Equipamiento como el cierre centralizado y elevalunas eléctrico se consideraban como propios del segmento superior y sus acabados y terminaciones eran de gran calidad. El motor era bastante elástico y subía con facilidad de las 6.000 vueltas, con un embrague bastante progresivo con una palanca de cambios suave y eficaz, acompañado de un buen sincronismo de las marchas.

En andares no se comportaba mal, superaba los 157 km/h -más que los datos de fábrica- con 35,1 segundos los 1.000 metros con salida parada, y en consumos lo que se consideraba decente en estos años, unos 8 l/100 km por carretera y 12 l/100 km por ciudad.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

5
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Zas
Invitado
Zas

Mi padre tuvo uno, rojo, y estaba encantado con él. Pasamos años muy felices. Más que con un elefante, lo comparaban con un huevo por no ser sedán. Efectivamente no competía con el 12 en absoluto, era un coche muy diferente. El 18 posterior sí.

Oscar
Invitado
Oscar

Estoy de acuerdo con CaesarAugusta. R12 y R14 eran segmentos distintos. Por contra, en mi opinión, deberían haber parado la producción del R6 cuando salió el R14, su sustituto natural.

Javier Costas
Suscriptor

Cuando los coches no se volvían obsoletos tan rápidamente por avances tecnológicos o legislativos, lo normal era estirar la vida comercial de cada modelo hasta el máximo, mientras hubiese demanda y mereciese la pena…

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

QUE FEOOOO!!! Acá a la Arg no llegó. Ni lo vi por la zona, Uruguay, Brasil, etc…

Caesaraugusta
Invitado
Caesaraugusta

Discrepo con el autor. El sustituto del 12 era el 18 ya que ambos eran berlinas del segmento D. El 14 era un 18 recortado más bien para hacer de él un segmento C.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.