Coche del día: Porsche 914

Coche del día: Porsche 914

El Volkswagen-Porsche con corazones diferentes para conductores diferentes


Tiempo de lectura: 6 min.

El Porsche 914 fue un desarrollo conjunto entre Porsche y Volkswagen, de aquí que se le conociese también como el “Volkswagen-Porsche”. Se consideró como el modelo de partida de la casa de Stuttgart a partir de 1970. Pero vayamos un poco hacia atrás. A finales de los 60 Porsche necesitaba reemplazar a su modelo 911 y Volkswagen se encontraba en la misma tesitura con el Typ 64, conocido como Karmann Ghia.

En estos tiempos Volkswagen apenas realizaba desarrollos de vehículos nuevos, trabajos realizados en su mayoría por Porsche desde la fundación de esta, por lo cual Volkswagen tuvo que recurrir a Porsche para el desarrollo del 914. El director del proyecto fue Ferdinand Piëch, responsable del Departamento de Investigación y Desarrollo de Porsche.

Como en Estados Unidos Porsche estaba mucho mejor vista como marca que Volkswagen y se ofrecían con mecánicas de ambas marcas en un principio (cuatro cilindros bóxer VW-Porsche y seis cilindros Porsche), Porsche convenció a VW de que como ambas mecánicas compartían chasis todas las unidades se vendiesen como Porsche. Es interesante destacar que Porsche era una empresa pequeñita incapaz de hacer viable el proyecto por sí sola, así que Volkswagen era un socio perfecto para llevarlo a cabo.

Porsche 914 1

Porsche 914/4 (izq.) y 914/6 (dch.) en el Salón de Frankfurt de 1969

El 1 de marzo de 1968 se presentó el primer prototipo de 914. El acuerdo entre ambos fabricantes -que solamente fue verbal- hizo aguas a raíz de la muerte de Heinrich Nordhoff, presidente de VW. Su sucesor, Kurtz Lotz, no coincidía en absoluto con el espíritu colaborador del anterior presidente.

Mr. Lotz tenía el convencimiento de poseer todos los derechos sobre el nuevo modelo y exigió compartir los gastos de fabricación con Porsche, por lo cual el precio final subió bastante, acercándose peligrosamente al siguiente modelo superior de Porsche, el 911 T (en el caso del 914/6). Por fortuna el 914/4 resultó mucho más barato que el 914/6, unos 6.000 euros de entonces al cambio, y se convirtió en un superventas, con 115.646 unidades vendidas frente a las 3.349 del 914/6.

Este biplaza deportivo con carrocería targa/coupé llevaba el motor en posición central trasera longitudinal, siendo sus características más llamativas su larguísima batalla con respecto a la longitud total del coche, sus cortos voladizos como consecuencia de lo anterior, la parte central del techo extraíble fabricada en plástico reforzado con fibra de vidrio, sus faros plegables y su gran arco de seguridad.

Porsche 914 8

Porsche 914/4 de 1970

En su lanzamiento se dispusieron dos mecánicas posibles: el 914/4 a secas, con un motor bóxer de cuatro cilindros y 1,7 litros de cilindrada y 80 CV a 4.900 RPM, de origen Volkswagen, y el 914/6, con un motor bóxer de seis cilindros y 2 litros de cilindrada que entregaba 110 CV a 5.800 RPM, procedente en este caso del Porsche 911 T.

En 1973 se añadió una nueva mecánica, con cuatro cilindros y dos litros basado en el 1.7 y que entregaba 100 CV, y en 1974 otro de cuatro cilindros y 1,8 litros con 85 CV. El motor más básico de 1,7 litros era de nuevo diseño y era capaz de alcanzar 177 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 13 segundos. El motor de seis cilindros, además de ser más potente, subía de régimen mejor que su compañero de origen VW.

En cuanto a las cajas de cambio existían dos posibilidades: una manual de cinco velocidades y otra automática de cuatro denominada “Sportmatic”. Sus dimensiones eran 3.985 mm de largo, 1.650 mm de ancho y 1.230 mm de alto, con una batalla de 2.450 mm. Su peso oscilaba entre los 940 y los 995 kg.

Porsche 914/6 1

Porsche 914/6

El modelo de seis cilindros llevaba la cerradura de arranque a la izquierda del volante, mientras que los modelos de cuatro cilindros la llevaban en el lado derecho. Las ruedas llevaban cuatro tuercas de sujeción. El modelo básico, el 914/4 se fabricaba y montaba en la factoría del carrocero Karmann, situada en la ciudad alemana de Osnabrück. El resto de modelos se fabricaron en las factorías de Stuttgart y Zuffenhausen (Alemania).

El modelo 914/4 (1970-1973) contaba con un paragolpes cromado hasta 1973, que pasó a ser negro mate, unos faros adicionales integrados redondos, un anagrama trasero de color dorado, cambiando a negro anodizado a partir de 1973, aparte de los mencionados faros plegables, ruedas con cuatro tornillos de fijación y techo extraíble de plástico reforzado con fibra de vidrio.

El modelo 914 2.0 (1973-1976) llevaba los faros plegables, paragolpes negro mate con los faros adicionales integrados redondos, que pasaron a ser rectangulares a partir de 1975, techo extraíble de plástico reforzado con fibra de vidrio, anagrama de color negro anodizado y ruedas con cuatro tornillos de fijación. En Estados Unidos se vendió una versión de este modelo con 88 CV. El modelo 914 1.8 (1974-1976) era idéntico al modelo de 2 litros, pero con el motor 1.8.

Porsche 914 9

Porsche 914/4 2.0 (1973-1974)

No nos dejamos en el tintero la existencia de dos unidades especiales que aumentaron más si cabe el carácter legendario de nuestro protagonista, el Porsche 914 S, con un motor bóxer de ocho cilindros que procedía del Porsche 908 de competición, un deportivo con excelentes resultados en competición durante los años 70. La  primera unidad rendía 300 CV gracias a su sistema de inyección de combustible, y la segunda se quedaba en 260 CV alimentados mediante carburación. La primera unidad se entregó a Ferdinand Piëch como coche de pruebas, mientras que la segunda se regaló a Ferry Porsche con motivo de su 60 cumpleaños.

A nivel deportivo el mayor éxito conseguido por un 914/4 oficial fue conseguir un pleno en el podio de la Marathon de la Route, celebrada en 1970 en la ciudad de Nürburgring. También hubo numerosos triunfos en competición a nivel particular, ciudadanos de a pie que tenían una unidad y decidieron participar. El 914/6 también tuvo bastantes victorias en su categoría en distintos campeonatos en Estados Unidos. En 1970 un 914/9 del Equipo Sonauto ganó en la categoría GT en Le Mans.

El 2 de junio de 2019 el Museo Porsche invitó a todos los fans del 914 y a más de 120 afortunados propietarios al “Typically Porsche Day” (Día Típicamente Porsche) con motivo de la celebración de la exposición especial “50 años del 914: Típicamente Porsche”. No creo que se aburriesen los asistentes, ni propietarios ni aficionados.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Porsche 914 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Siempre he sentido especial fascinación por los Porsche algo olvidados (aunque por suerte esta tendencia ha ido cambiando), como el 914, quizás con su mec´nicas de cuatro cilindros es algo así como un VW vestido de Porsche, pero nunca esta mal ofrecer distintas opciones para “todo tipo de bolsillos”. Y sus números ahí están, luego vino el 924, otro Porsche “light” que me fascina.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.