Menu

Coche del día: Lancia Thema 8.32

Un Ferrari disfrazado de berlina

Coche del día: Lancia Thema 8.32

Lancia presentó el Thema en el año 1984, cuya plataforma totalmente galvanizada estaba compartida con el Fiat Croma, Alfa Romeo 164 y el Saab 9000. Sin la menor duda la mejor versión era la 8.32, presentada en 1986, y lo más interesante de esta berlina estaba en su corazón, pues nos encontrábamos con un poderoso motor Ferrari. También se le conoció como el Lancia Thema by Ferrari.

Esta versión 8.32 se denominaba así porque el «8» hacía referencia al número de cilindros y el «32» al número de válvulas

Después de los problemas de calidad que tuvo Lancia en los años 70 y a principios de los 80, necesitaba recuperar su credibilidad. Tuvo la interesante idea de montar un motor de ocho cilindros de origen Ferrari para su buque insignia, el Lancia Thema. Partieron de la idea básica de crear un modelo de tracción delantera que pudiese resistir la potencia del motor que le iban a implantar, asi que utilizaron el motor V8 de 2.9 litros y 32 válvulas del Ferrari 308 GTB, debidamente modificado.

Y se pusieron manos a la obra. Cambiaron el cigüeñal plano de origen por uno convencional, un diferente orden de encendido y unas válvulas más pequeñas, todo con el objetivo de civilizar un poco el motor. De esta forma pasamos de los 240 CV de origen a unos 215 CV a 6.750 RPM, destacando el par motor de 285 Nm a 4.500 RPM para un peso de unos 1.400 kg. Con esta energía realizaba el 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanzaba una velocidad punta de 240 km/h.

Exteriormente era casi idéntico al resto de los Thema, se diferenciaba de ellos por lleva un alerón retráctil que se despegaba a 140 km/h que asentaba su trasero con un ajuste manual a una velocidad inferior. También portaba unas bonitas llantas de 15 pulgadas -qué ruedines llevaban los coches por entonces- y sus emblemas específicos. Su firme suspensión y sus discos ventilados daban un muy buen resultado dinámico en su época y no tenía pérdida de motricidad a pesar de llevar un cuore V8 colgado del eje delantero.

El efecto del alerón era más notable a partir de los 200 km/h

Ya sentados en su interior nos encontrábamos rodeados de auténtico lujo: volante, salpicadero y asientos forrados en cuero del especialista Poltrona Frau con opción de tapizado Alcántara, y guarnecidos en maderas de gran calidad. Una completa instrumentación con check-control y equipamiento puntero como asientos calefactados delante y detrás o climatizador bizona completaban su interior, dándole esa atmósfera lujosa que le caracterizaba.

Pero no todo iba a ser guay en este coche. No era muy fiable precisamente, y la distribución era bastante delicada, pues había que cambiársela cada 20.000 o 40.000 km dependiendo del concesionario, con un elevado coste en mano de obra. Además tragaba gasolina como un poseso a nada que pisabas el acelerador, entre 10,5 L/100 km por autopista a velocidades legales y 16 L /100 km en ciudad. Su precio doblaba el del Thema 16v, y se pagaba a tocateja para poder encargarlo a fábrica.

Este coche fue protagonista de la triste noticia del accidente mortal en la M30 madrileña del Jugador de baloncesto Fernando Martín el 3 de diciembre de 1989, primer español en jugar en la NBA

Se vendieron 3.971 unidades hasta 1991, año en el que no podía cumplir las normas anticontaminación sin invertir un pastón, y dejó de fabricarse. También existió una versión con motor 2.0 Turbo con 205 CV que era casi tan rápido como el 8.32. Miraba de reojo al BMW M5 (E28) -que entregaba 286 CV- mucho más potente que el Thema, pero este último quedaba bastante más cercano en refinamiento y con el «cuore» y diseño que solo los italianos sabían imprimir a sus productos. Si queréis profundizar en la guerra de potencias, no os perdáis nuestro último reportaje.

El publirreportaje de origen VHS que hemos adjuntado no hace justicia al sonido del motor, si os interesa deleitaros con él, este vídeo de Davide Cironi permite apreciarlo en su integridad. Está en italiano, pero se puede entender con los subtítulos. Además, el italiano es música cuando se habla de coches.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Invitado
Txesz

Lástima que no se apellidó Q4… Con tracción integral hubiesen podido aprovechar toda la potencia original.

GaradaK7
Invitado
GaradaK7

El tema de la distribucion es comun a los ferrari de esa generacion, si no me falla la memoria hay que cambiarlo cada 15 000 km o 3 años, y el precio actual son como 6000$. La leyenda de que el mantenimiento de los ferrari es caro no es una leyenda para los de aquella epoca.

GaradaK7
Invitado
GaradaK7

Por cierto, el motor se fabricaba en las instalaciones de Ducati


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.