Coche del día: Hyundai Genesis Sedán (DH)

Coche del día: Hyundai Genesis Sedán (DH)

El señor del confort


Tiempo de lectura: 5 min.

El Hyundai Genesis Sedán (DH) es una berlina de representación, máximo exponente de la marca del segmento en nuestro país y a nivel global. Su tarjeta de presentación ofrece elementos como un generoso paquete tecnológico, un completísimo equipamiento, un sobresaliente confort de marcha y una amplitud proverbial. Existe una versión más interesante, el Genesis Coupé.

Seguramente la mayoría de nosotros no hayamos visto ni uno por nuestras calles y carreteras. El problema es que se encuentra en un gallinero con pesos pesados, entre medias de modelos como el Audi A6 y BMW Serie 5 por debajo o el Mercedes-Benz Clase S y Audi A8 por arriba. Por 68.000 euros que costaba nos surge la duda de su elección, coreano versus alemanes. La primera generación ni siquiera llegó al mercado europeo.

Se vendió con una única configuración mecánica muy a la americana, un propulsor de gasolina 3.8 de seis cilindros en V y sin turbo, con 315 CV de potencia transmitidos a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de ocho velocidades, junto a un sistema de tracción total

Es un coche grande -4.990 mm de largo, 1.890 mm de ancho y 1.480 mm de alto-, destacando sobre todo su batalla o distancia entre ejes, con 3.010 mm. Tampoco es un peso pluma, marcando 2.130 kg en báscula, básicamente engordado con dieta de equipamiento.

Hyundai Genesis Sedan DH 4

Extrañamente, el maletero tiene una capacidad pequeña para sus dimensiones, del orden de los 493 litros; cuenta con accionamiento eléctrico y se puede configurar de forma que si el conductor, llevando la llave encima se sitúa frente a él durante 3 o más segundos, se abra automáticamente.

Estéticamente no enamora, pues resulta muy discreto a la vista, pero nuestra opinión cambia radicalmente en el momento de traspasar el umbral de sus puertas, de tamaño generoso. Como es norma este tipo de vehículos de representación, la versión que se vendió en España venía a tope de equipamiento, sin opciones, y además con un gusto exquisito. Se descubre una utilización profusa de maderas nobles, tapicería en piel de primera calidad rematada con pespuntes o algún detalle que nos recuerda a algunos señoriales modelos británicos.

Destaca sobre todo en su nivel de equipamiento, que resulta extensísimo, superior al de la mayoría de sus rivales de serie. Los asientos delanteros cuentan con ventilación, calefacción y toda suerte de regulaciones eléctricas, al igual que los asientos traseros laterales. Está homologado para cinco plazas, e incluso los pasajeros traseros cuentan con parasoles.

Hyundai Genesis Sedan DH 2

Otros elementos de equipamiento destacables son los faros de xenón con cambio automático entre cortas y largas, detector de vehículos en ángulo muerto, cámara de visión trasera, volante con regulaciones eléctricas y calefactado, etc. Este bloque de equipamiento se cierra con un soberbio equipo de audio con 17 altavoces repartidos por todo el habitáculo.

Las ayudas a la conducción también son abundantes, como el aparcamiento automatizado (el volante gira solo, pero los pedales los maneja el conductor), control de velocidad de crucero activo con frenada de emergencia o un interesante sistema que permite al conductor variar la gestión del motor, el cambio automático y el sistema de tracción, denominado Drive mode, que cuenta con cuatro programas a elegir: Eco, Normal, Sport y Snow. Este sistema se controla mediante un mando situado detrás de la palanca de cambios.

Entre los dos principales relojes de la instrumentación se sitúa una pantalla de 7 pulgadas, que ofrece una amplia información adicional. Por encima de la capilla de la instrumentación se encuentra el sistema Head-Up Display a todo color. En el centro del salpicadero se sitúa una pantalla táctil de 9,2 pulgadas y de resolución HD simple (1.280×720 píxeles), y se puede utilizar para reproducir todo el contenido multimedia almacenado en un disco duro de 64 GB.

Hyundai Genesis Sedan DH 5

El corazón que impulsa a las más de 2 toneladas de metales, plásticos y fluidos diversos es un bloque de seis cilindros en posición delantera longitudinal alimentado por gasolina, con 3.778 cm3. Entrega 315 CV a 6.000 RPM junto a un par máximo de 397 Nm a 5.000 RPM. El bloque y la culata están construidos en aluminio, lleva dos árboles de levas en la culata y cuatro válvulas por cilindro. La alimentación es por inyección directa y la admisión es variable.

Conocido comercialmente como 3.8 GDI, este motor aporta una de cal y una de arena. En la pala de cal mencionar la increíble finura de funcionamiento, pues apenas se oye y no vibra nada, junto a un cambio automático de ocho velocidades de convertidor de par, con un funcionamiento de proverbial suavidad.

En la de arena colocamos sus elevados consumos aun realizando una conducción tranquila, con unos valores homologados según el ciclo NEDC de 8,9 l/100 km en extraurbano, 16,2 l/100 km en urbano y 11,6 l/100 km de consumo medio. Andar, anda, y bastante; su velocidad punta es de 240 km/h y alcanza los 100 km/h desde parado en menos de 7 segundos -6,8 para ser exactos-. No hay nada que objetar en este aspecto.

Hyundai Genesis Sedan DH 3

Su buen comportamiento dinámico está asegurado gracias a su sistema de tracción total, y un esquema de suspensiones de paralelogramo deformable en ambos ejes. Se complementa con resortes helicoidales, barras estabilizadoras y un sistema autonivelante que redondean su gran comportamiento, proporcionando al Genesis una eficacia más propia de una ágil berlina media con 500 kg menos y dos palmos más corta.

Su calidad de rodadura es elevada, resultando muy confortable, seguro y con gran aplomo. Unos neumáticos de medidas 245/40 R19 delante y 275/35 R19 detrás, junto a cuatro discos de freno de 360 mm de diámetro delante y 314 mm detrás -que son un ejemplo de equilibrio, potencia y resistencia a la fatiga-, bordan el producto final.

Si no sufres de “germanitis” y tu cuenta corriente te permite pagar los 68.000 euros que costaba en el 2014, estate seguro de que te llevas una gran berlina súper equipada, confortable y agradable, sin nada -o casi- que envidiar a sus rivales.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Hyundai Genesis con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.