Coche del día: FIAT Tempra

Coche del día: FIAT Tempra

Creado como un derivado del Tipo para sustituir al Regata, este modelo nos habla sobre lo que supuso la expansión de FIAT


Tiempo de lectura: 5 min.

Con la renovación del Ritmo por parte del Tipo en 1988 FIAT iba dejando atrás la década de los ochenta. De esta manera, no sólo entraba en un nuevo tipo de diseño asentado sobre plataformas y mecánicas evolucionadas, sino que también se exponía al reto de ampliar sus dividendos después de haber adquirido Alfa Romeo en 1986. Una operación histórica para el automovilismo italiano, patrocinada por la administración pública en la misma forma y manera que ésta vigiló la absorción de Lancia en 1969 para librarla así de Ford. Así las cosas, el final de los ochenta contempló cómo FIAT se alzaba a ser el gran grupo bajo el cual se cobijarían las marcas históricas del país. Desde Alfa Romeo hasta Lancia pasando por Ferrari y Maserati. Una época tan turbulenta como apasionante en la que también hizo su aparición el FIAT Tempra en 1990.

Derivado del Tipo, con él FIAT consolidaba su oferta dentro del segmento C. Y es que la marca italiana es una de las que más y mejor ha explorado los dobletes en un mismo segmento. Es decir, dos modelos aparentemente diferentes pero en verdad mecánicamente iguales y comercialmente complementarios. Así las cosas, quizás el mejor ejemplo sea el de los sucesores del Tipo y el Tempra. Los Bravo, Brava y Marea. No sólo dos, sino tres vehículos para dotar al fabricante de una amplia oferta en el segmento C. Con el Bravo enfocándose a quienes buscan algo más compacto y desenfadado en forma de carrocería tres puertas, el Brava yendo a por los que desean un cinco puertas y el Marea estando disponible para los compradores que deseen un tres volúmenes más pequeño que una berlina del segmento D.

Sabiendo esto, se entiende mejor cómo el FIAT Tempra fue la versión sedán del Tipo. Aunque a primera vista realmente no tengan demasiado que ver más allá de la recurrente línea que daba identidad de marca a los FIAT del momento. Además, al analizar la plataforma en la que se basa vienen más sorpresas. Y es que es la Tipo 2. Justo la misma que el conglomerado de los Agnelli utilizó para crear en 1992 el Alfa Romeo 155 y en 1993 el Lancia Delta II. De esta manera vemos un ejemplo perfecto sobre la forma y manera en la que trabaja un gran grupo automovilístico. Creando componentes comunes – lo cual minimiza la inversión – que irán a parar a modelos diferentes pero aliados al mismo tiempo. Y es que, si bien el FIAT Tempra representaba la opción de un tres volúmenes para el día a día, el Alfa Romeo daba algo más de deportividad mientras que el Lancia se encargaba de la elegancia y los buenos acabados.

fiat tempra (5)

Tras la absorción de Alfa Romeo, FIAT al fin se alzaba como el gran conglomerado donde recibían refugio las marcas históricas italianas. De esta manera, sobre una misma plataforma se crearon modelos muy diferentes entre sí según la personalidad del sello que fueran a llevar

FIAT Tempra, un coche amplio y sencillo para el día a día de la familia

Para cualquier grupo bajo el cual se ampare una cierta cantidad de marcas resulta indispensable potenciar la personalidad de cada una a fin de hacerlas complementarias. Llegados a este punto, en el Grupo FIAT la marca emblema se encargaba de lo masivo, de lo más perentorio y necesario. Por ello, el FIAT Tempra es un tres volúmenes efectivo y medido, sin ánimo de dejar una huella en la historia.

De hecho, diríamos que es incluso más conservador que su antecesor el FIAT Regata. Responsable de suceder a su vez al 131 y caracterizado por un ingenioso sistema para ejercer la llamada “ conducción a vela “ , evitando así los momentos de freno motor involuntarios. Respecto a las motorizaciones, el FIAT Tempra se estrenó con una gama que iba desde los 1.4 hasta los 1.9 con versiones gasolina y diésel capaces de entregar una horquilla de potencia iniciada en los 65 CV y rematada en los 110 CV.

Por cierto, la variante 1.8 Twin Cam fue uno de los últimos vehículos en montar el mítico motor diseñado por Aurelio Lampredi en 1966. Uno de esos hechos que conectan a diferentes modelos populares de FIAT con los mejores nombres de la ingeniería clásica italiana, también responsables de importantes avances de diseño en Ferrari. Además, en 1993 apareció la versión de dos litros y 16 válvulas capaz de rendir 127 CV. Sin duda una interesante opción para aquellos que quisieran una berlina popular con cierto sesgo deportivo.

fiat tempra (3)

Derivado del Tipo, el Tempra era la opción que FIAT planteaba para aquellos que desearan un tres volúmenes asequible y práctico para el día a día

De todos modos, los que más lejos llevaron esta idea fueron los responsables de FIAT do Brasil. Dotados de cierta autonomía de diseño, vieron interesante la creación de una variante coupé del FIAT Tempra. Algo que motorizaron con un ingenio de dos litros y 16 válvulas producido en Argentina – otro de los numerosos países en los que fue producido el Tempra – para crear así la que, seguramente, sea la versión más disputada entre los coleccionistas. En fin, cosas que sólo pasan en el seno de grandes conglomerados internacionales como FIAT.

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.